Noticias e Información Pública
Comunicado de Prensa

La malaria sigue siendo un desafío formidable

Washington, D.C., 4 de octubre de 2007 (OPS)—Dados los formidables retos y desafíos actuales contra la malaria, los países de las Américas deberán reevaluar sus programas nacionales de control y los esfuerzos conjuntos habrán de alinearse coordinadamente entre todos para avanzar hacia la consecución de metas mundiales y específicas.

Los datos más recientes indican una disminución de los casos de malaria en 15 de los 21 Estados Miembros de la OPS donde la enfermedad es endémica. Mientras ocho países lograron la meta de reducción de al menos un 50%, seis naciones donde la enfermedad es endémica informaron de incrementos porcentuales de entre un 10 a un 211% en comparación con los datos del 2000.

Según informes preliminares de los países presentados hoy a la Conferencia Sanitaria Panamericana, la reunión anual de Ministros de Salud de las Américas, el número de casos de malaria notificados en las Américas alcanzó los 902.373. La cifra representa una reducción de un 22% de la morbilidad por malaria en la Región respecto a los casos notificados en el 2000. En algunos países como El Salvador o Nicaragua, que durante el pasado siglo reportaron una gran incidencia de casos, se han producido impresionantes reducciones de hasta un 97%, como informó la delegada de Nicaragua al agradecer la cooperación clave de la OPS local y regional en haber llegado a este punto.

La OPS subraya que aunque se han registrado logros importantes, algunos retos están complicando enormemente la respuesta contra la enfermedad a nivel regional y por país. En muchos países aún no se ha concretado la participación activa de otros sectores, en particular la sociedad civil y las comunidades.

Se puso de relevancia con especial énfasis el desafío presentado por la malaria en la zona del Caribe por dificultades contra los vectores de la enfermedad en Haití y República Dominicana.

"En este contexto, la fecha del 6 de noviembre está siendo considerada como el Día de la Malaria en las Américas", dijo el Dr. Keith H. Carter, Asesor Regional sobre malaria, de la OPS. "Históricamente, el 6 de noviembre marca el día de 1880 en el que Charles Louise Alphonse Laveran observó la presencia de los parásitos de la malaria en la sangre de pacientes con síntomas febriles por primera vez. Esta es la razón por la que Guyana, el mayor proponente de la conmemoración, ha estado instando a esa fecha desde el 2004", indicó el experto. La representante de Bolivia matizó sin embargo que esa conmemoración internacional debería denominarse como Día Mundial de la Lucha contra la Malaria para poner el acento en la necesidad de 'respuesta' contra la enfermedad en la Región.

En septiembre del 2005, el 46 Consejo Directivo de la OPS aprobó una resolución que establecía la determinación por reducir la carga de malaria en al menos un 50% para el 2010, y en un 75% para el 2015. Los ministros de Salud acordaron también entonces el establecimiento de un Día de lucha contra la malaria en las Américas para prevenir y controlar la malaria y para promover la concienciación ciudadana y del liderazgo, y para monitorear los progresos realizados.

Nuevo

El texto completo de la recién lanzada edición 2007 de Salud en las Américas ya se encuentra disponible en linea.

Los ministros y ministras de Salud evaluaron con renovado énfasis el progreso real de esta lucha en la Región. El representante de Colombia destacó que la cooperación de la OPS en respuesta a la malaria en los países de la Región ha sido coherente con la dimensión del reto de la enfermedad en las Américas. El representante de Argentina, por su parte, subrayó la gran reducción de la incidencia de esta enfermedad en ese país, pero advirtió que los esfuerzos individuales no bastan, reiterando con ello la importancia de reforzar los sistemas de vigilancia y la cooperación entre países.

Como indican expertos en malaria de la OPS, "una mayor migración de las personas dentro de los países y entre estos como resultado del turismo y de otras razones socioeconómicas y políticas han vuelto cada vez más complicada la vigilancia y el seguimiento epidemiológico y ha aumentado la vulnerabilidad de los países a los brotes y epidemias de malaria tanto donde la enfermedad es endémica como donde no lo es". Así dice un informe de la OPS sobre el progreso realizado en las Américas que los ministros de Salud analizaron hoy jueves en la Conferencia Sanitaria.

En muchos países no se concreta la activa participación de otros sectores, especialmente la sociedad civil y los grupos comunitarios, dice el informe. En algunos casos la coordinación entre la OPS y el adjudicatario principal del Fondo Mundial es "limitada", menguando con ello el potencial de optimizar las inversiones de los proyectos del país y alcanzar las metas correspondientes.

"En muchos países, los programas contra la malaria siguen siendo básicamente verticales en su enfoque y orientación, y están mínimamente conectados e integrados con el sistema de atención primaria de salud, hecho que socava los posibles beneficios de una atención de salud integrada para las poblaciones afectadas", explica el informe OPS.

El Dr. Carter afirmó que aparte de incrementar los procesos que logren la consecución de grandes retos y objetivos por medio del Plan Estratégico Regional de la Malaria en las Américas 2006-2010, es imperativo hacer que todos los sectores, socios y comunidades y poblaciones afectadas se sumen decididamente a la causa para combatir la malaria.

"La equidad, justicia social y sostenibilidad de esfuerzos y resultados solo se podrán conseguir por medio de una colaboración relevante y duradera", dijo el Dr. Carter. "La conmemoración del Día de la Malaria en las Américas comunicará el mensaje de que la malaria está más cerca de todas nuestras casas de lo que pensamos; que cada uno de nosotros tiene un papel que jugar; y que juntos podemos hacer la diferencia".

Al recordar que el año pasado hubo brotes en países donde anteriormente no había transmisión, el Dr. Carter subrayó en que se hace extraordinariamente importante el impulsar los esfuerzos para evitar este re-establecimiento de la transmisión donde ha sido eliminada, y también para eliminar la transmisión en aquellos países cuyos logros hasta la fecha hacen que esa eliminación pueda contemplarse en un próximo horizonte a corto o medio plazo.

A fin de abordar las presentes limitaciones y retos, la OPS instó a sus Estados Miembros a que se comprometan a reevaluar los planes y estrategias actuales para que colaboren en:

Para la OPS, el camino que queda por recorrer requiere esfuerzos concertados.

"La batalla contra la malaria es un proceso dinámico", dijeron oficiales de la OPS. "El próximo paso es seguir adelante con el establecimiento del Día Mundial de la Malaria y decidir sobre la fecha en que será conmemorado en los países de la Región" ya que la institucionalización de un día como este, aseguraron estos expertos, "facilitará y acelerará el logro de las metas mundiales y nacionales".

Enlaces de interés

Selección de entidades, organismos e iniciativas

Materiales OMS

Publicaciones

Comunicados de prensa

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.

Para mayor información, b-roll y fotografías por favor comunicarse con , Area de Información Pública, tel. 202-974-3459, fax 202-974-3143.