-tomado del Boletín Epidemiológico, Vol. 21 No. 4, diciembre 2000-

Definición de caso
Sífilis

Justificación de la vigilancia
Tras disminuir después de la introducción del tratamiento con penicilina en 1946, la sífilis reapareció a fines de la década de 1960, y la incidencia sigue siendo elevada en los países en desarrollo. También en los países desarrollados ahora se están produciendo brotes y las economías en transición están experimentando una recrudescencia amplia.

La prevalencia de sífilis en las mujeres embarazadas proporciona información acerca de la sífilis latente y sintomática en este grupo de población, reduciendo al mínimo los problemas asociados con la notificación de los síndromes de enfermedades de transmisión sexual (ETS), en la cual influye la decisión de los pacientes de acudir o no acudir al médico, y puede considerarse como una aproximación a la prevalencia de sífilis en la población general. Esta información se utilizará para la formulación de políticas, la planificación y la evaluación de las actividades de atención de las ETS.

Definición de caso recomendada
Descripción clínica: los signos y síntomas de la sífilis son múltiples. Usualmente, la sífilis primaria se caracteriza por chancros (ulceración) de los órganos genitales externos y linfadenopatía; la sífilis secundaria se caracteriza por manifestaciones sistémicas y dermatológicas. Para las actividades de vigilancia, se deben considerar solamente los casos confirmados.

Caso confirmado: Persona con serología positiva confirmada para sífilis (Reagina Rápida de Plasma (RPR) o VDRL confirmada por anticuerpos específicos en hemaglutinación (TPHA) o en fluorescencia (FTA)).

Clasificación de los casos:
Sífilis congénita: un lactante con serología positiva, que su madre haya tenido serología positiva o no durante el embarazo.

Sífilis adquirida: Todos los demás

Tipos recomendados de vigilancia
Vigilancia basada en laboratorios mediante el examen selectivo de mujeres embarazadas

Notificación rutinaria de consultorios prenatales y sitios centinela en consultorios prenatales

Detección activa de casos por medio de encuestas de prevalencia en el embarazo

Solo los casos confirmados deben notificarse a los niveles intermedio y central por medio de:
notificación rutinaria de casos o datos agregados
informes rutinarios de la vigilancia periódica

Datos mínimos recomendados
Datos agregados
Número de casos con serología positiva para sífilis, por grupo de edad/mes/zona geográfica
Número de casos de sífilis congénita por grupo de edad, año, zona geográfica

Indicadores del desempeño
Tasa de falsos positivos en los sitios centinela por número de casos sometidos a las pruebas TPHA/FT-AB

Análisis de datos, presentación e informes recomendados
Casos/incidencia por zona geográfica, edad, paridad
Comparaciones con datos de años anteriores para grupos de edad y zonas geográficas (gráfico de líneas)
Tasa de sífilis congénita por zona geográfica y por año (gráfico de líneas)
Se deben preparar resúmenes anuales de vigilancia nacionales y regionales y retroalimentarlos a las fuentes de datos

Principales usos de los datos para la toma de decisiones
Documentación de la prevalencia de sífilis mediante el tamizaje de mujeres embarazadas como substituto de la población en general
Vigilancia de las tendencias de la incidencia de la enfermedad
Promoción del control de la sífilis y de intervenciones
Identificación de zonas de alto riesgo para orientar mejor las intervenciones, particularmente en grupos con riesgo de infección por VIH.

Regresar al temario de el
Boletín Epidemiológico, Vol. 21 No. 4, diciembre 2000