-tomado del Boletín Epidemiológico, Vol. 23 No. 2, junio 2002-

Análisis Coyuntural de la Mortalidad en Bolivia

Introducción
El último reporte sobre estructura de mortalidad general en Bolivia fue emitido en 1990. Las tres principales causas de muerte fueron las enfermedades infecciosas y parasitarias (23,9%), las del aparato circulatorio (19,5%) y del aparato respiratorio (14,0%), seguidas por accidentes y violencia (9,8%), enfermedades del aparato digestivo (8,6%), afecciones originadas en el período perinatal (7,4%) y tumores (4,0%).(1)

A la ausencia de un sistema de información de estadísticas vitales se suma un lento proceso de automatización y modernización del registro civil, dependiente de la Corte Nacional Electoral. Recientemente, un esfuerzo de coordinación interinstitucional entre el Ministerio de Salud y Previsión Social (MSPS), la Dirección Nacional de Registro Civil y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) ha sido establecido con el fin de resolver esta problemática. Desde 2002 se ha puesto en vigencia un sistema de captación de defunciones certificadas por médico en todos los hospitales del sistema nacional de salud, con uso de un certificado de defunción único.

Como parte del proceso de cooperación técnica entre OPS y MSPS para el fortalecimiento integrado del sistema de información, vigilancia epidemiológica y análisis de situación de salud, se estableció un plan de estudio de la mortalidad general en los años 2000 y 2001. Este estudio se desarrolló a partir de los registros de defunción certificada por médico en cementerios de las 9 capitales departamentales, que acogen aproximadamente al 43% de la población boliviana.

Situación actual
Según estimaciones del INE y del Centro Latinoamericano de Demografía (CELADE) para el periodo 2000-2005, en Bolivia la tasa bruta de mortalidad es 8,2 muertes por mil habitantes y la esperanza de vida al nacer es 63,6 años. El cuadro 1 describe la tasa bruta de mortalidad y la esperanza de vida al nacer en Latinoamérica, Bolivia y los 9 departamentos del país para los períodos 1990-1995 y 2000-2005.(2)

La última encuesta de demografía y salud (1998) estimó en 67 por mil nacidos vivos la tasa de mortalidad infantil y en 92 por mil nacidos vivos la tasa de mortalidad en menores de 5 años, para el periodo 1993–1997.(3) Para el año 2002, el MSPS y OPS estiman estas tasas en 50 y 72 por mil nacidos vivos, respectivamente.(4) La figura 1 presenta la distribución proporcional de la mortalidad en menores de 5 años según causas registradas por el MSPS entre 1994 y 1997.(4)

Cuadro 1: Tasa bruta de mortalidad y esperanza de vida al nacer para América latina y Bolivia y sus departamentos, 1990-1995 y 2000-2005

 
Tasa bruta de mortalidad (ambos sexos)
Esperanza de vida al nacer (ambos sexos)
 
1990-1995
2000-2005
1990-1995
2000-2005
Latinoamerica
8.3
7.7
65.4
68.1
Bolivia
10.2
8.2
59.3
63.6
 

La Paz

9.8
8.6
60.5
61.7
  Santa Cruz
7.2
5.9
63.7
67.7
  Cochabamba
10.5
8.3
59.1
63.2
  Tarija
8.1
6.6
63.1
67.3
  Potosi
14.7
11.1
53.0
58.9
  Beni
10.5
8.0
57.4
61.9
  Pando
9.7
7.8
58.0
62.6
  Chuquisaca
11.8
8.9
57.8
62.2
  Oruro
13.3
10.8
53.7
59.3

En 1999 el subregistro de mortalidad se estimó en 63%, variando entre 47% en Beni y 89% en Pando. El cuadro 2 presenta la estimación del subregistro de mortalidad por departamento para ese año, a partir de datos estimados de población, tasa bruta de mortalidad, defunciones esperadas y registradas (datos proporcionados por la Dirección Nacional de Registro Civil). Para el departamento de La Paz la información se presenta también discriminada en ciudad capital, denominada «Sala Murillo» y resto del departamento.

Cuadro 2: Estimación del subregistro de mortalidad en el Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, con base en el registro civil, Bolivia y sus Departamentos, 1999

Departamento
Población (1)
Tasa bruta de mortalidad (p. 1.000) (2)
Defunciones esperadas
Defunciones registradas (3)
% registradas
Sub-registro (%)
La Paz
2.359.724
9,3
21.899
9.901
45
55
Sala Murillo
786.812
9,3
7.302
6.807
93
7
Resto del Depto.
1.572.912
9,3
14.597
3.094
21
79
Santa Cruz
1.757.409
6,5
11.458
2.789
24
76
Cochabamba
1.484.867
9,4
13.913
6.056
44
56
Tarija
391.225
7,3
2.844
1.441
51
49
Potosi
765.254
12,5
9.566
3.040
32
68
Beni
355.983
8,9
3.186
1.700
53
47
Pando
55.885
8,6
479
54
11
89
Chuquisaca
576.287
10,1
5.838
811
14
86
Oruro
390.478
11,9
4.627
1.724
37
63
Total
8.137.112
9,1
73.966
27.516
37
63
(1) Proyección INE, 1999
(2) Estimación INE, PRODEM 2.0, CELADE, INE, 1996
93) Dirección Nacional de Registro Civil, Corte Nacional Electoral, 1999

Además del subregistro, otro problema en los datos de mortalidad es el referido a la calidad de la certificación de la defunción. Un estudio de verificación de la calidad del registro en el cementerio general de la ciudad de La Paz (S. Murillo), identificó que en 57% de los certificados de defunción se consignaba “paro cardiorespiratorio” como causa básica de muerte, lo que en la práctica solo significa que el individuo ha muerto, no informando de qué causa.(5)

Las limitaciones en el registro de la mortalidad, tanto en su cobertura (subregistro) como en la calidad de los datos, se extiende al registro de la natalidad. En 1999 el subregistro de nacimientos se estimó en 34%, variando de 0% en Tarija y Pando a 63% en Santa Cruz (Cuadro 3). El 0% de subregistro en los departamentos de Tarija y Pando puede deberse al uso de estimadores demográficos que no toman en cuenta los intensos movimientos migratorios recientes a esos departamentos, como lo registran otros informes demográficos.(6) Para reducir el subregistro de natalidad se ha propuesto recientemente la anulación del cobro directo por inscripción del recién nacido en las oficialías de registro civil.

Cuadro 3: Estimación del subregistro de natalidad en el Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, con base en el registro civil, Bolivia y sus Departamentos, 1999

Departamento
Población (1)
Tasa bruta de natalidad (p. 1.000) (2)
Nacimientos esperados
Nacimientos registrados (3)
% registrados
Sub-registro (%)
La Paz
2.359.724
31,4
74.095
51.626
70
30
Sala Murillo
786.812
31,4
24.706
22.124
90
10
Resto del Depto.
1.572.912
31,4
49.389
29.502
60
40
Santa Cruz
1.757.409
33,7
59.277
21.830
37
63
Cochabamba
1.484.867
34,3
50.886
44.340
87
13
Tarija
391.225
33,3
13.016
13.006
100
0
Potosi
765.254
33,6
25.713
23.143
90
10
Beni
355.983
36,7
13.061
7.250
56
44
Pando
55.885
32,4
1.808
1.802
100
0
Chuquisaca
576.287
36,2
20.844
9.355
45
55
Oruro
390.478
30,4
11.851
7.462
63
37
Total
8.137.112
33,2
270.478
179.814
66
34
(1) Proyección INE, 1999
(2) Estimación INE, PRODEM 2.0, CELADE, INE, 1996
93) Dirección Nacional de Registro Civil, Corte Nacional Electoral, 1999

 

Estudio de mortalidad 2000
El estudio incluyó 10,744 registros de defunción certificada por médico en 21 cementerios de las 9 capitales departamentales (1 por ciudad, excepto en Santa Cruz, donde fueron 13). Los cementerios fueron seleccionados por su ubicación geográfica, pertenencia al sistema público o municipal y disponibilidad de registros de mortalidad y datos correspondientes al año 2000.(7)

Se recolectó información de certificados de defunción otorgados por el registro civil en la gestión 2000. Cuando la certificación de defunción por médico era emitida en una hoja que no correspondía al propio formulario del certificado oficial de defunción, se recolectó la información a través de un instrumento diseñado y validado. Se siguió este proceso en menos de 5% de los registros. Fueron excluidos certificados de defunción duplicados, certificados de personas fallecidas fuera del país y certificados incompletos (sin la edad, el sexo o el diagnóstico). Esta exclusión representó 2.4% de los registros. Para la codificación se utilizó la Clasificación Internacional de Enfermedades y problemas relacionados con la salud, Décima Revisión (CIE-10). Para la consolidación de la información se utilizó la lista 6/67 (6 grupos, 67 subgrupos) de la OPS/OMS.(8)

A partir de las defunciones recolectadas en el estudio se obtuvo el número de defunciones estimadas en cada ciudad capital, aplicando los procedimientos de corrección del subregistro y redistribución de defunciones con causa mal definida establecidos por la OPS.9 El cuadro 4 presenta el número de defunciones recolectadas en cada ciudad capital, el número de defunciones estimadas y la población de referencia. La población de referencia fue definida como la fracción de la población departamental proporcional a la “cobertura de recolección” del estudio, definida como la proporción de defunciones recolectadas en cada cementerio con respecto al total de defunciones registradas por el Registro Civil para cada departamento en 1999.

Cuadro 4: Defunciones recolectadas, defunciones estimadas y población de referencia utilizados en el estudio, Bolivia, 2000

 
Defunciones
Población referencia
 
Recolectadas
Estimadas
La Paz (S. Murillo)
3.563
3.871
411.842
Santa Cruz
1.499
6.280
944.552
Cochabamba
2.047
4.791
501.903
Tarija
564
1.110
153.123
Potosi
687
2.188
172.937
Trinidad (1)
343
652
71.825
Cobija (2)
78
726
55.885
Sucre (3)
882
6.326
576.287
Oruro
1.081
2.938
244.841
TOTAL
10.744
28.882
3.133.196
Departamentos de (1) Beni, (2) Pando, (3) Chuquisaca

En el cuadro 5 se presenta la distribución proporcional de la mortalidad por grandes grupos de causas. De acuerdo a esta información, 4 de cada 10 muertes registradas en las ciudades capitales del país se atribuyen a causas del sistema circulatorio, siendo esta proporción ligeramente mayor en mujeres. La alta proporción de defunciones por esta causa puede verse sesgada por el frecuente uso del término “paro cardiorespiratorio” como causa básica de muerte. Por otra parte, se destaca la mayor proporción de causas externas entre las defunciones masculinas y de causas neoplásicas entre las femeninas.

Las tasas estimadas de mortalidad general muestran claras diferencias entre las ciudades capitales de los departamentos, siendo consistentemente más altas en hombres (cuadro 6). Según este estudio, el riesgo absoluto de morir más alto se observa en Cobija y Potosi y el más bajo en Santa Cruz. A nivel de país, la mortalidad general estimada alcanzó 9,2 por mil habitantes, consistente con la estimación del INE/CELADE.

Cuadro 5: Mortalidad proporcional calculada a partir de los datos recolectados en el estudio, Bolivia, 2000

Causas
TOTAL
HOMBRES
MUJERES
transmisibles
13,3
13,4
13,2
neoplasias
8,0
5,8
10,4
circulatorias
40,1
36,4
44,5
perinatales
5,4
5,9
4,8
externas
11,9
16,5
6,7
demás causas
21,3
22,0
20,4
TOTAL
100,0
100,0
100,1


Cuadro 6: Tasas estimadas de mortalidad general (por 1.000 habitantes) calculadas a partir de los datos recolectados en el estudio, Bolivia, 2000

Departamento
TOTAL
HOMBRES
MUJERES
Bolivia
9,2
9,8
8,6
La Paz
9,4
9,5
9,3
Santa Cruz
6,6
7,4
5,9
Cochabamba
9,5
10,3
8,8
Tarija
7,3
7,8
6,7
Potosi
12,6
12,9
12,3
Trinidad (1)
9,1
10,1
8,1
Cobija (2)
13,0
15,7
10,7
Sucre (3)
11,0
11,5
10,5
Oruro
12,0
12,6
11,4
Departamentos de (1) Beni, (2) Pando, (3) Chuquisaca

El cuadro 7 presenta las tasas estimadas de mortalidad específicas por grandes grupos de causa de muerte, expresadas por 100.000 habitantes, para las 9 ciudades capitales estudiadas y para ambos sexos. En las ciudades capitales predomina la mortalidad por enfermedades circulatorias, especialmente entre mujeres, excepto en Trinidad y Cobija donde los hombres presentan tasas más altas. Los hombres, en general, están expuestos a riesgos de muerte más altos por enfermedades transmisibles que las mujeres, excepto en Tarija. El riesgo de muerte por neoplasia es tres veces mayor en las ciudades altiplánicas de La Paz y Oruro que en el valle de Tarija y es sistemáticamente más alto en mujeres, excepto en Sucre. Por el contrario, la tasa de mortalidad por causas externas es mayor en hombres. La ciudad de Cobija, con una importante población agroindustrial (explotación de castaña, goma, oro) y las ciudades de La Paz, Oruro y Potosi, con intensa actividad industrial y minera, presentan las tasas más altas de mortalidad por causas externas.

Cuadro 7: Tasas de mortalidad por enfermedades transmisibles, neoplasias malignas, enfermedades del aparato circulatorio y causas externas, según ciudades capitales, por sexo (por 100.000 habitantes), calculadas a partir de los datos del estudio de mortalidad, Bolivia 2000

 
Transmisibles
Neoplasias
Circulatorias
Externas
 
Total
Hombres
Mujeres
Total
Hombres
Mujeres
Total
Hombres
Mujeres
Total
Hombres
Mujeres
BOLIVIA
122,6
132,0
113,3
73,5
57,4
89,7
370,3
358,2
382,6
109,7
161,8
58,1
La Paz
115,3
118,4
111,9
112,9
84,1
162,7
235,6
205,3
266,7
136,1
180,4
90,2
Santa Cruz
129,8
147,3
112,3
65,4
58,4
72,4
218,8
225,2
212,5
74,2
115,8
32,5
Cochabamba
108,1
124,2
92,5
75,6
57,8
92,5
399,2
376,4
420,2
112,3
158,7
67,9
Tarija
59,2
56,1
62,3
32,3
24,1
40,6
433,2
422,3
444,4
61,9
101,6
21,7
Potosi
197,6
199,4
194,6
70,9
36,6
108,6
455,3
398,8
515,8
148,2
227,9
58,8
Trinidad (1)
176,3
196,3
156,3
47,8
23,8
72,1
487,0
571,0
402,7
59,8
59,5
60,1
Cobija (2)
241,2
247,8
235,1
111,3
41,3
167,9
556,5
660,7
470,2
241,2
495,5
33,6
Sucre (3)
87,8
91,2
84,6
46,5
49,5
43,6
607,0
573,0
640,5
113,7
169,3
58,9
Oruro
163,1
162,0
164,1
108,0
75,3
141,0
388,2
385,6
390,7
175,7
241,9
108,7
Departamentos de (1) Beni, (2) Pando, (3) Chuquisaca

El estudio de mortalidad 2000 presentado pretende describir un perfil actualizado de la mortalidad en Bolivia, como insumo al proceso de desarrollo y puesta en práctica del sistema nacional de información de estadísticas vitales. Estas deben tener características de continuidad, permanencia, obligatoriedad y cobertura total. En el marco de la organización de las instituciones del Estado, el dato relacionado con los hechos vitales (nacimiento o defunción) se origina y registra en única y primera instancia y de manera oficial, en el Sistema Nacional de Registro Civil. Como se menciona en el Decreto Supremo N° 24247 del Comité Nacional de Coordinación para la Información de Hechos Vitales Sujetos a Registro, “el Registro Civil consiste en la inscripción legal y compulsiva, con carácter contínuo y permanente de los hechos vitales. El registro civil tiene por tanto, finalidades legales y también estadísticas o de recopilación de información”.10 Además, sirve para el estudio de desigualdades en mortalidad y análisis epidemiológicos en salud pública. En este sentido, el diagrama presentado en la figura 2 resume la organización ideal de un sistema nacional de estadísticas vitales basado en el sistema de registro civil que se espera poner en práctica en Bolivia en el futuro cercano.

Referencias
(1) OPS/OMS, Las Condiciones de Salud en las Américas, Edición 1990, Volumen II, Publicación Científica N°524, citado en: Calvo Alfredo, El Registro de la Mortalidad en Bolivia, Ministerio de Salud y Previsión Social, Dirección General de Epidemiología, Anuario Epidemiológico 2000. La Paz Bolivia, 2001.
(2) INE/CELADE 1996, LC/DEM/R.260 Serie OI, Nro. 113.
(3) INE, DHS, Macro International Inc., Encuesta Nacional de Demografía y Salud 1998, Bolivia.
(4) Ministerio de Salud y Previsión Social, Información Urgente, Situación de Salud de la Niñez Boliviana frente al Nuevo Milenio, Bolivia 2000.
(5) Ministerio de Salud y Previsión Social, INIS, Pando R. Diagnóstico del registro y notificación de la mortalidad y morbilidad. La Paz, 2000.
(6) Calvo Alfredo, Análisis de la Situación Demográfica, OPS/OMS Serie de Documentos Técnicos Nº 2, 2001.
(7) Mejía Martha, Calvo Alfredo, Gonzales Oscar, Estudio Sobre Causas de Mortalidad Hospitalaria en Menores de 5 años 1998 – 2000 y Estudio Sobre Causas de Mortalidad General, 2000, OPS/OMS, AIEPI, SHA, La Paz, Bolivia, septiembre de 2001.
(8) OPS/OMS, Nueva lista OPS 6/67 para la tabulación de datos de mortalidad CIE 10, Boletín Epidemiológico 1999; 20(3).
(9) OPS. Estadísticas de Salud de las Américas. Edición de 1992. Publicación Científica N° 542. Washington DC, 1992.
(10) Decreto Supremo N° 24247, citado en, MSPS, INE, OPS, Propuesta técnica para la conformación del Comité Nacional de Coordinación para la Información de Hechos Vitales Sujetos a Registro, Mimeografiado, La Paz, 30 de octubre de 2000.

Fuente: Preparado por el Dr. Alfredo Calvo Ayaviri del Programa Especial de Análisis de Salud (SHA) de la Representación OPS/OMS en Bolivia.

Regresar al temario de el
Boletín Epidemiológico, Vol. 23 No. 2, junio 2002