Washington, D.C., 19 de noviembre de 2013 (OPS/OMS) — Haciendo eco del tema del Día Internacional del Hombre 2013—“Manteniendo a los hombres y niños sanos”—expertos de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) llaman a los países de las Américas a implementar acciones y políticas para prevenir enfermedades y muertes evitables entre hombres y niños.

“Los hombres tienen necesidades especiales en materia de salud y enfrentan factores de riesgo determinados”, dijo Gina Tambini, directora del Departamento de Familia, Género y Curso de Vida de la OPS/OMS. “Proteger y promover la salud de los hombres requiere comprender estas necesidades y riesgos, y desarrollar políticas y servicios que los tomen en cuenta”, indicó.

Según datos de la OPS/OMS, las principales causas de muerte para los hombres en las Américas son las enfermedades cardíacas y cerebrovasculares, el cáncer de pulmón, la diabetes y la violencia. Los factores de riesgo tanto para enfermedades como para fallecimientos de hombres en la región incluyen el uso de tabaco, dietas no saludables, inactividad física, uso nocivo del alcohol, peligros en los lugares de trabajo, comportamientos de riesgo y falta de acceso y uso de los servicios de salud.

Para reducir las muertes y las enfermedades entre los hombres se necesitan cambios en el comportamiento individual, pero también políticas públicas y servicios de salud apropiados y efectivos.

“Los hombres deben adoptar hábitos de vida saludables, así como romper con las barreras y utilizar los servicios de salud cuando los necesitan”, afirmó Tambini. “Pero además, los países necesitan políticas nacionales que apunten a reducir los factores de riesgo, como el consumo de tabaco y alcohol, y que provean servicios de salud accesibles y aceptables para los hombres, además de que tomen en cuenta sus necesidades específicas”, indicó.

Proteger y promover la salud en los hombres es clave no sólo para su propio bienestar, sino también porque sus problemas de salud pueden afectar a sus familias y comunidades. Por ejemplo, el alcohol es uno de los principales factores de riesgo para muerte y enfermedad en hombres entre 15 y 49 años. También es un disparador de la violencia de hombres contra mujeres, al igual que de abuso y negligencia infantil. En ese sentido, abordar el uso nocivo del alcohol por parte de los hombres potencialmente puede tener efectos positivos para quienes están a su alrededor.

“Mientras trabajamos por alcanzar la cobertura universal en salud, necesitamos llegar a los niños y hombres con servicios de salud que aborden sus necesidades específicas en distintos puntos de su curso de vida”, subrayó Tambini.


Enlaces:

OPS/ Programa Género y Salud
Día Internacional del Hombre (en inglés)