Caracas, 28 de agosto de 2019 (OPS)- Venezuela se convirtió en el séptimo país de la región de las Américas y el número 49 en el mundo en cumplir con la reglamentación de la prohibición total de publicidad, promoción y patrocinio de tabaco, enmarcado en los acuerdos del Convenio Marco de Control de Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

El pasado 31 de julio de 2019, el Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS) aprobó la resolución mediante la cual se establecen los Lineamientos para la Prohibición Total de la Publicidad, Promoción, Patrocinio y Regulación de la venta de los productos del Tabaco en el territorio nacional. La prohibición se publicó en la Gaceta Oficial número 41.684.

La adopción de esta medida representa un significativo avance en la lucha contra la epidemia de tabaquismo, que tanto afecta a la salud de las personas en el mundo. Se estima que cada año, más de 8 millones de personas fallecen a causa del tabaco. Más de 7 millones de estas defunciones se deben al consumo directo y alrededor de 1,2 millones, son consecuencia de la exposición involuntaria al humo del tabaco.

La respuesta global para enfrentar la epidemia del tabaquismo se encuentra detallada en el Convenio Marco para el Control de Tabaco de la OMS. Los primeros pasos para la creación del Convenio Marco se remontan a finales de la década de 1990, cuando la OMS creó una oficina encargada del control del tabaco y, al año siguiente, estableció un grupo de trabajo para elaborar el borrador de un tratado internacional para el control del tabaco. El proceso culminó cuatro años más tarde, en el 2003, cuando la 56.a Asamblea Mundial de la Salud adoptó por unanimidad el Convenio.

El Convenio Marco entró en vigor el 27 de febrero del 2005, y es uno de los pactos internacionales de más rápida aceptación en la historia de las Naciones Unidas. Al 31 de diciembre del 2017 ya contaba con 181 Estados Parte, incluidos 30 de los 35 países de la región de las Américas.

El Convenio incluye mecanismos para disminuir tanto la oferta como la demanda de productos de tabaco, y sus mandatos cubren por completo la cadena de producción, distribución y venta de esos productos.

Como parte de su asistencia técnica a los países, en el 2008 la OMS introdujo seis medidas prácticas, accesibles y asequibles para un control eficaz del tabaco en el terreno, que se pueden adaptar a las necesidades de los países. Estas medidas son un punto de partida hacia una aplicación completa del Convenio Marco en el ámbito nacional y se conocen como el paquete MPOWER, acrónimo en inglés formado a partir de las denominaciones de las seis intervenciones seleccionadas para el control del tabaco, cada una de las cuales refleja una o más de las disposiciones del Convenio:

M (Monitor) Monitorear el consumo de tabaco y la aplicación de políticas de control del tabaco
P (Protect) Proteger a la población de la exposición al humo de tabaco
O (Offer) Ofrecer ayuda para abandonar el consumo del tabaco
W (Warn) Advertir sobre los peligros del tabaco
E (Enforce) Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco
R (Raise) Aumentar los impuestos al tabaco

Según los últimos datos del Informe sobre el control del tabaco en la Región de las Américas, 2018, el 9,4 % de los jóvenes entre 13 y 15 años consumen tabaco en cualquiera de sus formas. Más del 15 % de ellos probó su primer cigarrillo antes de los 10 años.

La OPS/OMS saluda con agrado la publicación de esta resolución, con la cual Venezuela cubre por completo 3 (P, W y E) de las 6 estrategias promovidas en la MPOWER y avanza en sus políticas de lucha contra el tabaquismo.

Enlaces:
Medidas efectivas para el control del tabaco
Convenio Marco para el Control de Tabaco de la OMS
Informe sobre el control del tabaco en la Región de las Américas, 2018