Skip to content

Singularidad de pobreza y precariedad habitacional en las ciudades de América Latina

Imprimir Correo electrónico
Santiago, Chile - 18 de enero de 2005
Tres de cada cuatro latinoamericanos viven en ciudades, lo que hace de América Latina una de las zonas más urbanizadas del planeta, más incluso que Europa. Se estima que casi un 44% de la población urbana de la región vive en "tugurios" o barrios precarios. Pero la pobreza urbana no se concentra sólo en los sectores de alta precariedad, ni tampoco son pobres todos los hogares que viven en los tugurios.

Un trabajo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Pobreza y precariedad del hábitat en ciudades de América Latina y el Caribe, de Joan Mac Donald, publicado en la Serie Manuales, N° 38, analiza el fenómeno en el cuadro más amplio de la pobreza mundial y analiza sus singularidades. El informe incluye un compendio estadístico con 66 cuadros que provienen de antecedentes recogidos por encuestas de hogares realizadas en 15 países.

En el conjunto de países analizados, sólo el 24% de los hogares pobres vive en alojamientos sin problemas de calidad, servicios o seguridad de tenencia. Entre las familias que no son pobres, esta proporción es mayor, pero aún así, menos de la mitad logran habitar en viviendas adecuadas. Por eso, en las ciudades latinoamericanas, el urgente mejoramiento de los barrios y ciudades en que viven los más pobres debería combinarse con una preocupación por elevar la calidad urbana global.

En las ciudades de la región, la precariedad del hábitat urbano difiere de un país a otro, y se manifiesta de manera distinta en las ciudades grandes o pequeñas, o en los hogares encabezados por hombres y mujeres. Hay países donde la precariedad habitacional es relativamente menor a la que presenta la región en su conjunto, mientras en otros países, sobre el 70% de los habitantes de las ciudades vive en medio de graves carencias del hábitat.

De manera general, la precariedad urbana es menos aguda en los centros metropolitanos, ya que es en el resto de las ciudades de la región donde se ha concentrado mayor pobreza y precariedad, han aumentado las viviendas de mala calidad constructiva y se ha agravado la falta de servicios básicos. El gran desafío es proveer de adecuado saneamiento a cerca de la mitad de los hogares pobres que habitan en centros urbanos.

Tampoco se avanzó demasiado en la última década en el acceso a la tenencia segura, según el documento. En esta materia las más desfavorecidas son las grandes metrópolis, donde los progresos alcanzados han sido menores que en las ciudades de menor tamaño. Comparando lo que sucedió en materia de precariedad del hábitat en las ciudades latinoamericanas, se afirma que en las urbes metropolitanas ha ocurrido una "consolidación material de la informalidad", mientras en el resto de los centros urbanos se observa una "formalización de la precariedad del hábitat".

Los hogares encabezados por mujeres mostraban a comienzos de la década de los 90 una notable desventaja respecto de los liderados por varones en lo que se refiere a aspectos físicos del hábitat, pero esta desventaja se ha venido atenuando durante esta década. En cambio, en materia de seguridad de la tenencia, se puede concluir que los hogares indigentes encabezados por mujeres son hoy más vulnerables que antes.

Las familias que viven en tugurios y malas viviendas no necesariamente subsisten sobre la base de trabajos informales, así como muchos hogares que dependen de un trabajo informal disfrutan de una buena casa.

El estudio resalta la tendencia al crecimiento vigoroso de los centros urbanos donde ya existe una acentuada pobreza. Para el primer quinquenio de este siglo la población de las grandes ciudades aumentará por sobre el 2% anual, cifra que se eleva al 3% en Bolivia, Guatemala, Haití, Honduras y Paraguay. Joan Mac Donald propone establecer desde ahora agendas "de emergencia" para las ciudades, en un intento por no seguir reproduciendo las actuales carencias y exclusiones.




Calle 18 de Calacoto Nro. 8022, Edificio Parque 18, pisos 2 y 3, Zona Sur, La Paz - Bolivia
Casillas Postales 9790 y 2504
Country/City Code: 011-591-2 Tel: (+591 2)2-979730 Fax: (+591 2)2-971146
http://www.paho.org/bol/  contacto@bol.ops-oms.org