Skip to content

Imprimir Correo electrónico

El agua de consumo humano ha sido definida, en las Guías para la Calidad del Agua para Consumo Humano de la OMS, como aquella “adecuada para consumo humano y para todo uso doméstico habitual, incluida la higiene personal”. En esta definición está implícito que el agua debe estar libre de organismos patógenos, sustancias químicas, impurezas y cualquier tipo de contaminación que cause problemas a la salud humana.

La tercera edición de las Guías de Calidad del Agua de Bebida de la OMS del año 2004, y sus posteriores revisiones con los addendums 1 y 2 del 2006 y 2008 respectivamente, establece que la calidad del agua de bebida puede ser controlada mediante la protección combinada de la fuente de agua, los procesos de tratamiento, la gestión de la distribución y el manejo del agua a nivel casero. El control de la calidad de agua bajo este nuevo concepto se conoce como aseguramiento de la calidad del agua, y demanda un control microbiano y químico, requiriendo el desarrollo de planes de gestión que deben ser convertidos por los abastecedores de agua en un “Plan de Seguridad del Agua” (PSA).

El PSA comprende la evaluación del sistema, el diseño del monitoreo operacional y la gestión, incluyendo la documentación y comunicación. Está basada en: a) estrategia de barreras múltiples; b) análisis de riesgo y puntos críticos de control (HACCP); y c) enfoque sistémico de gestión. A su vez, los beneficios del PSA son: a) ordenamiento integral y detallado de riesgos; b) priorización y aplicación de medidas de control; y c) sistema organizado y estructurado para reducir al mínimo las fallas de la gestión, mediante la aplicación de planes de contingencia para responder a fallas del sistema y a peligros imprevistos. De esta manera, el proceso de control de la calidad del agua a diferencia de lo tradicional se convierte en una actividad preventiva, antes que correctiva y consta de cinco componentes:

  • Definición de objetivos basados en salud;
  • Evaluación del sistema de abastecimiento de agua;
  • Monitoreo operacional de las medidas de control;
  • Implementación de planes de gestión; y Sistema de vigilancia

Para manejar un Plan de Seguridad del Agua (PSA) la OMS/IWA han creado un manual práctico donde se explica la metodología pormenorizada asociada a la gestión de riesgos para ser utilizada por los proveedores de los sistemas de abastecimiento de agua.

Última actualización el Viernes 14 de Mayo de 2010 11:57

Representación OPS/OMS en Perú
Los Pinos 251 Urb. Camacho La Molina - Lima 12 - Perú
Tel: (511) 319-5700 - Fax: 437-8289 - Correo electrónico: per@paho.org