Skip to content


Erradicación de la fiebre amarilla en la zona del Canal de Panamá

¿Cuál es el problema? Epidemia de fiebre amarilla durante la construcción del Canal de Panamá

A comienzos del siglo XX, la construcción del Canal de Panamá se paralizó. Lo que actualmente constituye una ruta marítima clave que conecta las costas del Océano Atlántico y el Pacífico anteriormente fue un caldo de cultivo para las enfermedades, en particular, la fiebre amarilla. La fiebre amarilla, o mal de Siam, es una enfermedad viral transmitida por vectores, que produce fiebre alta, vómitos y dolores intensos. Si no recibe tratamiento, la enfermedad avanza y causa estragos en el hígado, lo cual provoca ictericia, dolor abdominal intenso, sangrado interno y, en última instancia, la muerte. Esta enfermedad cobró las vidas de miles de trabajadores durante la construcción del Canal de Panamá. Si no se hubieran puesto en marcha iniciativas de investigación centradas en la erradicación de esta enfermedad, habrían muerto más trabajadores y no se habría construido esta ruta comercial clave.

Investigación para la práctica: La investigación lleva a la erradicación de la enfermedad y brinda beneficios futuros

Un médico del Ejército de los Estados Unidos, el General Walter Reed, empleó un enfoque diferente para abordar la enfermedad. En lugar de intentar averiguar cuál era el agente viral que causaba la fiebre amarilla, Reed se dedicó a estudiar los modos de transmisión. Siguiendo los pasos del médico y científico cubano, Calos Finlay, Reed intentó demostrar que la fiebre amarilla en realidad era transmitida por un mosquito. A través de la investigación, Reed halló una evidencia considerable en el patrón aparentemente aleatorio de la infección, la naturaleza no transmisible de la enfermedad entre los seres humanos, y la comparó con el descubrimiento logrado a través de la investigación científica de que la malaria, otra enfermedad tropical, de hecho era transmitida por un mosquito. Además de defender su propia teoría sobre el mosquito, Reed también tenía la tarea de refutar la teoría de que la enfermedad se propagaba mediante el contacto con ropa y materiales contaminados con líquidos corporales.

¿Cómo se aplicó la estrategia de erradicación de Reed? Reed logró su cometido, y siguiendo sus pasos, el Comandante Gorgas, Jefe de Sanidad de Cuba, aplicó su propia investigación a mayor escala en la Zona del Canal. El Comandante Gorgas logró erradicar la fiebre amarilla de Cuba. La campaña de limpieza de mosquitos incluyó la inspección de casas en busca de posibles criaderos, asegurándose de que la única agua estancada que hubiera en las casas fuera la necesaria para el uso familiar y estuviera adecuadamente protegida con mallas. Todos los demás recipientes que contuvieran agua debían vaciarse. Este enfoque fue acompañado por el desarrollo de una vacuna contra la fiebre amarilla. Mediante este enfoque doble, el ataque tanto de la causa como de los efectos de la enfermedad, la fiebre amarilla se erradicó en cuestión de meses.

El paso siguiente: Respaldar la investigación de otras enfermedades tropicales

La historia de la investigación para la fiebre amarilla ha sido fuente de inspiración y ofrece esperanza a las personas que trabajan en pos del tratamiento y la final erradicación de las enfermedades tropicales. El hecho de que el uso de la investigación científica haya llevado indudablemente a la eliminación de la fiebre amarilla respalda la idea de que la investigación para la salud es una inversión valiosa.

Uno de los laboratorios que se centran en las enfermedades tropicales es el Instituto Gorgas. Este Instituto fue una iniciativa del Dr. Belisario Porras, Presidente de Panamá, en 1921, en homenaje al distinguido Dr. William Crawford Gorgas. La biblioteca científica situada en su interior contiene las publicaciones originales de todos los investigadores prestigiosos del Instituto, una colección orientada a la investigación en medicina tropical.

Las contribuciones del Laboratorio Conmemorativo Gorgas son reconocidas a nivel internacional, y entre ellas se destaca la experiencia de 50 años en la investigación del control y la prevención de enfermedades causadas por parásitos, como la malaria, el mal de Chagas, la toxoplasmosis, la leishmaniosis, los virus prevalentes y sus vectores. El Banco de Sueros, que cuenta con casi 100.000 sueros recolectados a lo largo de la historia del Instituto, ha generado cientos de publicaciones científicas originales. El Laboratorio Conmemorativo Gorgas se convirtió en un brazo ejecutor del Ministerio de Salud en 1990 y funge como Centro de Referencia para América Central de algunas enfermedades virales. Su objetivo principal es producir información científica de alto nivel para la planificación estratégica, la toma de decisiones y la evaluación de acciones por parte del Ministerio de Salud.

Esta clase de institutos lleva a cabo la labor necesaria para erradicar las enfermedades infecciosas prevenibles que afectan principalmente a las naciones en vías de desarrollo. Mediante nuestro apoyo y su especialización, podemos promover una mejor salud para todos.

Más en: www.paho.org/portalinvestigacion/estudiosdecaso

Última actualización el Viernes 13 de Junio de 2014 07:33

Contáctenos: en la Sede de la OPS: rp@paho.org; en los países: lista de puntos focales www.paho.org/portalinvestigacion

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.