Cobertura síndrome respiratorio por el coronavirus del Medio Oriente (MERS—CoV)

El virus del síndrome respiratorio por el coronavirus del Medio Oriente (MERS-CoV) es una cepa particular de coronavirus que no había sido identificada previamente en humanos. Existe muy poca información sobre la transmisión, gravedad e impacto clínico, con sólo unos pocos casos notificados hasta el momento.

En general, los coronavirus son una gran familia que incluyen virus con el potencial de producir enfermedad en humanos, desde un resfrío común hasta el SARS (síndrome respiratorio agudo grave). Algunos virus de esta familia también producen enfermedad en animales. El MERS-CoV es una cepa particular de coronavirus el cuál anteriormente era referido como nuevo coronavirus (nCoV).

El MERS-CoV es un virus zoonótico, es decir, que se transmite de los animales a las personas. Los estudios han revelado que las personas se infectan por contacto directo o indirecto con dromedarios infectados. El MERS-CoV se ha identificado en dromedarios en varios países, como Arabia Saudita, Egipto, Omán o Qatar. También se han detectado anticuerpos específicos contra el MERS-CoV (hecho que indica que el animal ha estado infectado por el virus) en dromedarios de Oriente Medio, África y Asia Meridional.

No se conocen bien los orígenes del virus pero, según se desprende del análisis de varios de sus genomas, se cree que el virus habría podido originarse en murciélagos y haberse transmitido a los camellos en algún momento de un pasado lejano.