Familias Fuertes: amor y límites

7 Nov 2022
familias_fuerteshnd

Tegucigalpa, octubre 2022 (OPS/OMS) Entre el 17 y 21 de octubre se llevó a cabo el "Taller de entrenamiento a facilitadores para el programa Familias Fuertes",  dirigido a aquellos profesionales o técnicos que llevarán a cabo la implementación de este programa en el país en una alianza entre la Secretaría de Salud, Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social, la  Secretaría de Educación y la OPS/OMS.

Jesús Pilco Villar de Perú y Gonzalo Sosa Gutiérrez de Colombia, realizaron el entrenamiento con tres componentes: Marco teórico-conceptual, modelación de sesiones y desarrollo de sesiones demostrativas. La formación permitirá desarrollar en el talento humano las habilidades requeridas para facilitar adecuadamente las sesiones con los adolescentes, padres o tutores. 

Al final de la semana, los participantes recibieron un certificado que los acredita como facilitadores del Programa. En el momento del cierre, Piedad Huerta Arneros, Representante de la OPS/OMS en Honduras se mostró muy satisfecha por los resultados obtenidos y exhortó a los participantes a seguir adelante con la siguiente fase, donde se replicará el taller en sus instituciones o comunidades.

Sobre el Programa Familias Fuertes

El Programa Familias Fuertes: Amor y Límites es una intervención primaria de capacitación en habilidades de crianza y relación familiar para prevenir conductas de riesgo en jóvenes entre 10 y 14 años de edad; forma parte de la Estrategia Regional para Mejorar la salud de Adolescentes y Jóvenes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) como resultado de la adaptación del programa Strengthening Families Program (SFP) a la realidad social y cultural de América Latina, en reconocimiento al rol que juega la familia en la salud de los adolescentes y la importancia de incluirla en estos esfuerzos programáticos. El programa SFP ha demostrado tener un impacto significativo en la prevención del abuso de alcohol y otras sustancias psicotrópicas en adolescentes, y su efecto no solo es evidente a corto plazo, sino que se ha incrementado con el tiempo.

El objetivo del programa es plantear un modelo de crianza basado en el establecimiento de límites (reglas de control del comportamiento) con amor (en un clima de calidez, afecto y respeto). Este programa fortalece la comunicación, desarrolla la empatía, establece patrones de comportamiento de acatamiento a las normas y establece un sistema de sanciones y la administración de privilegios, elogios y recompensas. Este procedimiento se desarrolla en una dinámica basada en la comunicación empática.