28 de mayo de 2016, Ginebra- La 69ª Asamblea Mundial de la Salud concluyó hoy su labor tras aprobar nuevas resoluciones sobre el marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para la colaboración con los agentes no estatales; los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el Reglamento Sanitario Internacional; el control del tabaco; la seguridad vial; nutrición; VIH, hepatitis y enfermedades de transmisión sexual; micetoma; investigación y desarrollo; y el acceso a los medicamentos y a los servicios de salud integrados.

Cierre 69a Asamblea Mundial de la Salud

Marco de la OMS para la colaboración con agentes no estatales

La Asamblea Mundial de la Salud ha adoptado el Marco de la OMS para la colaboración con agentes no estatales (FENSA según su sigla en inglés), después de más de dos años de negociaciones intergubernamentales.

EL FENSA representa un paso importante en la reforma de la gobernanza de la OMS. Proporciona a la Organización con políticas y procedimientos integrales sobre las relaciones con las organizaciones no gubernamentales, entidades del sector privado, fundaciones filantrópicas e instituciones académicas.

El marco tiene por objetivo reforzar el compromiso de la OMS con todas las partes interesadas, a la vez que protege la labor de la organización de conflictos de intereses e influencia indebida de actores externos, y se basa en procesos estandarizados sobre la diligencia debida y la evaluación de riesgos. El FENSA también facilita un mayor nivel de transparencia y rendición de cuentas en la relación de la OMS con los actores no estatales, ya que la información sobre estos compromisos será de acceso público en internet en el Registro de la OMS de los actores no estatales.

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Los delegados acordaron un conjunto integral de medidas que establecen las bases para la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible relacionados con la salud.

En ese sentido, acordaron dar prioridad a la cobertura de salud universal y trabajar con actores fuera del sector de la salud para hacer frente a las causas sociales, económicas y ambientales de los problemas de salud, incluyendo la resistencia a los antimicrobianos. También hubo acuerdo en continuar y ampliar los esfuerzos para abordar la salud materna e infantil y las enfermedades infecciosas en los países en desarrollo, y en poner un mayor énfasis en la equidad dentro y entre países, para no dejar a nadie atrás.

Los delegados también pidieron a la OMS que tome medidas para asegurar que la organización tenga los recursos necesarios en todos los niveles para lograr los ODS, para trabajar con los países en fortalecer su capacidad de monitorear el progreso hacia hacia las metas, y para tomar las ODS en cuenta en el desarrollo del presupuesto de la organización y su programa de trabajo.

Reglamento Sanitario Internacional

La Asamblea Mundial de la Salud examinó el informe del Comité de Revisión sobre el papel del Reglamento Sanitario Internacional (2005) en el brote del ébola y la respuesta. Los delegados elogiaron a la Comisión para su trabajo. Hicieron un llamado a la OMS para desarrollar un plan global de ejecución de las recomendaciones del Comité, para poner en práctica de manera inmediata esas recomendaciones que son consistentes con la práctica existentes del RSI (2005) y permitiendo para más discusión el examen de los nuevos enfoques que se proponen.

El Comité de Revisión concluyó que la escalada del brote de ébola no fue culpa del RSI. En su lugar, se identificó la falta de aplicación del Reglamento como elemento que contribuyó a la escalada. También caracteriza al RSI como un marco jurídico internacional de alto valor que proporciona la columna vertebral para la respuesta de salud pública.

Los enfoques propuestos en el informe del Comité para fortalecer la aplicación del Reglamentos incluyen la introducción de un nuevo nivel intermedio de alerta de salud pública y el reconocimiento de la evaluación externa de las capacidades básicas de los países como una buena práctica.

El control del tabaco

Con el objetivo de fortalecer aún más los esfuerzos mundiales de control del tabaco, los delegados decidieron invitar a la Conferencia de las Partes (COP) del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco para dar información sobre los resultados de este evento bienal en futuras reuniones de la Asamblea Mundial de la Salud.

También invitaron a la Conferencia de las Partes a considerar pedir a la Asamblea un informe sobre las actividades relevantes relacionadas con el tabaco para futuras reuniones de la COP. El séptimo período de sesiones de la COP se hará del 14 al 16 de noviembre en Nueva Delhi, India.

El CMCT es el primer tratado negociado bajo los auspicios de la OMS. Hasta la fecha, han suscrito 180 Estados Partes y es uno de los tratados más rápida y ampliamente adoptado en la historia de la ONU. Se desarrolló en respuesta en respuesta a la globalización de la epidemia de tabaquismo y es un tratado basado en la evidencia que reafirma el derecho de todas las personas al más alto nivel posible de salud.

Los delegados también decidieron incluir el seguimiento de este tema en la próxima Asamblea Mundial de la Salud

Muertes y lesiones por tránsito

Para apoyar los esfuerzos de los países en alcanzar la meta de los ODS de reducir las lesiones por tránsito en un 50% para 2020, los delegados de la Asamblea Mundial de la Salud adoptaron una resolución que pide a los Estados Miembros acelerar la aplicación del documento final de la Segunda Conferencia Mundial de Alto Nivel sobre Seguridad Vial 2011-2020, que se realizó en noviembre de 2015 en Brasil (Declaración de Brasilia sobre Seguridad Vial).

Los accidentes de tráfico matan a más de 1,2 millones de personas al año y provocan lesiones a más 50 millones.

La resolución pide estrategias y planes nacionales para hacer frente a las necesidades de las personas más vulnerables en las carreteras, incluidos los niños, jóvenes, personas mayores y personas con discapacidad. También insta a los países a replantear las políticas de transporte y adoptar modelos de transporte más sostenibles, como caminar, montar en bicicleta y el transporte público.

Se solicita a la Secretaría de la OMS que continúe facilitando el desarrollo de los objetivos de rendimiento mundiales de aplicación voluntaria sobre los factores de riesgo y los mecanismos de prestación de servicios. También pide a la OMS ayudar a los países a aplicar las políticas y prácticas, incluidas en la atención del trauma y rehabilitación; y facilitar los preparativos de la Cuarta Semana Mundial de Seguridad Vial de Naciones Unidas en mayo de 2017.

Nutrición

Los delegados adoptaron dos resoluciones sobre la nutrición. La primera, elaborado en respuesta a la Década de Acción sobre Nutrición 2016-2025 lanzada recientemente por Naciones Unidas, insta a los países a adoptar compromisos concretos políticos y financieros para mejorar la alimentación de las personas y reportar de manera periódica sobre esas políticas e inversiones.

Delegates adopted two resolutions on nutrition.

Pidieron a los organismos de la ONU guiar e implementar programas nacionales de nutrición y apoyar los mecanismos de monitoreo y reporte. Se solicita específicamente que la OMS y la FAO trabajen en conjunto para ayudar a los países a desarrollar, fortalecer y poner en práctica sus planes y mantener una base de datos de libre acceso sobre los compromisos para dar cuenta públicamente.

La segunda resolución dio la bienvenida a la guía de la OMS para poner fin a la promoción inadecuada de alimentos para lactantes y niños pequeños. La guía aclara que, con el fin de proteger, promover y apoyar la lactancia materna, la comercialización de "fórmula de seguimiento" y "leches de crecimiento", para el consumo de los bebés de 6 meses a 3 años, debe ser regulada de la misma manera que lo es la fórmula infantil de 0 a 6 meses de edad. Esta recomendación está en consonancia con el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche aprobadas por la Asamblea Mundial de la Salud en 1981. La leche que se comercializa como un alimento familiar general no está cubierta por la guía, ya que no se comercializa específicamente para la alimentación de los lactantes y los niños pequeños.

A la luz de la mala calidad nutricional de algunos alimentos y bebidas comercializadas para bebés y niños de corta edad, los lineamientos de la OMS también indican que los alimentos para lactantes y niños pequeños deben promoverse sólo si cumplen con los estándares de los niveles de composición, de seguridad, de calidad y de nutrientes y si están en línea con las directrices nutricionales nacionales.

La guía también establece los principios fundamentales de cómo los profesionales de la salud deben interactuar con las empresas que comercializan alimentos complementarios. Recomienda que los profesionales de la salud no acepten regalos o muestras gratuitas de estas empresas. No deben distribuir muestras, cupones o productos a las familias ni permitir que las compañías de alimentos brinden educación o promocionen sus productos en los centros de salud. La guía también recomienda que las empresas no patrocinen reuniones de profesionales de la salud.

La resolución insta a los países, profesionales de la salud, la industria alimentaria y los medios a aplicar estas orientaciones. En la resolución, los países también solicitaron el apoyo de la OMS para aplicar la guía, y supervisar y evaluar su impacto en la nutrición de los lactantes y de los niños pequeños. Pidieron a la OMS que trabaje con otras organizaciones internacionales en la promoción de la aplicación nacional de la guía, y presentar un informe a la Asamblea en 2018 y 2020.

VIH, hepatitis viral e infecciones de transmisión sexual

La Asamblea Mundial de la Salud ha adoptado estrategias globales sobre el VIH, la hepatitis viral y las infecciones de transmisión sexual (ETS) para el período 2016-2021. Las estrategias integradas destacan el papel crítico de la cobertura universal de salud. Sus objetivos están alineados con las establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Las estrategias describen las acciones que deben adoptar los países y la OMS. Cada uno tiene como objetivo acelerar e intensificar la respuesta del sector de la salud para seguir avanzando hacia el fin de las tres epidemias.

La estrategia contra el VIH tiene como objetivo acelerar aún más el acceso a la terapia antirretroviral para todas las personas que viven con el VIH, así como ampliar aún más la prevención y las pruebas para alcanzar los objetivos intermedios: desde 2000, se estima que se han evitado hasta 7,8 millones las muertes relacionadas con el VIH y 30 millones de nuevas infecciones por el VIH. La estrategia tiene como objetivo para 2020 reducir las muertes relacionadas con el VIH a nivel mundial por debajo de 500.000, reducir las nuevas infecciones de VIH por debajo de 500 000 y asegurarse que haya cero nuevas infecciones entre los recién nacidos.

La estrategia de la hepatitis, que es la primera de su tipo, introduce las primeras metas metas mundiales para hepatitis viral. Estas incluyen una reducción del 30% de los nuevos casos de hepatitis B y C para 2020, y una reducción del 10% en la mortalidad. Los principales enfoques serán para expandir los programas de vacunación para la hepatitis A, B y E; centrarse en la prevención de la transmisión de madre a hijo de la hepatitis B; mejora de la seguridad de la inyección, la sangre y cirugías; "reducción de daños" para las personas que se inyectan drogas; y aumentar el acceso al tratamiento para la hepatitis B y C.

La estrategia para Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) hace hincapié específicamente en la necesidad de ampliar la prevención, detección y vigilancia, en particular para adolescentes y otras poblaciones en riesgo, así como en la necesidad de controlar la propagación y el impacto de la resistencia a los medicamentos. Aunque las pruebas de diagnóstico para enfermedades de transmisión sexual son ampliamente utilizadas en los países de altos ingresos, en los países de ingresos bajos y medianos, no son fáciles de conseguir. La resistencia de las ETS, en particular de la gonorrea, a los antibióticos ha aumentado rápidamente en los últimos años y ha reducido las opciones de tratamiento. Más de 1 millón de infecciones de transmisión sexual se adquieren a diario en todo el mundo. Cada año, se estima que hay 357 millones de nuevas infecciones con 1 de 4 infecciones de transmisión sexual: clamidia, la gonorrea, la sífilis y la tricomoniasis.

Micetoma

La Asamblea de la Salud adoptó una resolución sobre micetoma, una enfermedad inflamatoria crónica, que progresivamente destruye la piel, el tejido subcutáneo y conectivo, el músculo y hueso. Por lo general, afecta a los pies, pero puede afectar otras partes del cuerpo.

El micetoma parece afectar principalmente a los trabajadores agrícolas y ganaderos en las zonas de menos recursos. Debido a su lenta progresión y porque no produce dolor, muchos pacientes buscan tratamiento en una etapa avanzada de la enfermedad cuando la amputación es el único tratamiento disponible.

No se puede determinar con precisión la carga mundial de micetoma debido a la falta de datos. Sin embargo, una revisión sistemática de los datos disponibles en 2013, reportó casi 9 000 casos en 50 países de todo el mundo.

La nueva resolución ayudará a crear conciencia sobre esta enfermedad, y se l espera que un mayor reconocimiento de la carga de micetoma para impulsar el desarrollo de estrategias y herramientas adecuadas para aplicar particularmente en zonas donde se presentan más casos.

El acceso a los medicamentos y vacunas

Los delegados acordaron una serie de medidas para enfrentar la escasez mundial de medicamentos y vacunas, especialmente para los niños. En ese sentido, se desarrollarán maneras de predecir, evitar y reducir la escasez. Éstas incluyen sistemas de notificación y mejores formas de seguimiento de la oferta y la demanda, mejorar la gestión financiera de los sistemas de contratación para evitar la escasez de fondos, y mejorar el acceso a los costos a través de las negociaciones de precios y licenciamiento voluntario u obligatorio de los medicamentos de alto precio.

El acceso a los medicamentos y vacunas es esencial para la cobertura universal de salud, y es fundamental para el logro de los ODS relacionados con la salud. El desabastecimiento y la escasez han ido aumentando en severidad en los últimos años en la mayoría de las partes del mundo, incluyendo los antibióticos, anestésicos, medicamentos de quimioterapia y otros medicamentos esenciales. Hay escasez crónica por ejemplo de penicilina benzatina, un antibiótico usado para tratar la sífilis congénita y la cardiopatía reumática, desde hace varios años.

Los productos más susceptibles a la escasez son los que están fuera de la patente, los que son difíciles de formular, tienen una vida útil corta, o son hechos por pocos fabricantes. Mercados de bajo volumen, mala visibilidad de la demanda y una reducción del precio demasiado agresivo en la compra son elementos que también contribuyen a la escasez.

Investigación y desarrollo

Los delegados en la Asamblea Mundial de la Salud acordaron hoy acelerar el desarrollo del Observatorio Mundial de la OMS para la Investigación y Desarrollo de la Salud con el fin de determinar las brechas , especialmente para las enfermedades que afectan desproporcionadamente a los países en desarrollo y atraen poca inversión.

El observatorio es una base de datos de proyectos de investigación y desarrollo. Es una característica clave del plan de trabajo estratégico de la OMS sobre de Investigación y Desarrollo, aprobado por la Asamblea en 2013, con el objetivo de alcanzar el desarrollo y suministro de productos de salud para los que los mecanismos de mercado no ofrecen incentivos. Una versión de demostración del observatorio estuvo disponible a principios de 2016, integrando la información disponible sobre la financiación de la Investigación y Desarrollo, productos de salud por salir, ensayos clínicos y publicaciones de investigación.

El plan de trabajo incluye también seis proyectos de demostración destinados al desarrollo de productos. Estos incluyen una iniciativa de investigación y desarrollo para leishmaniasis visceral; desarrollo de una vacuna contra la esquistosomiasis; una cura de una sola dosis para la malaria; desarrollo de biomarcadores asequibles como diagnósticos; el desarrollo de fármacos de código abierto para las enfermedades de la pobreza y una prueba de multiplexado en el punto de atención para la enfermedad febril aguda. Se necesita con urgencia fondos para desarrollar tanto el observatorio y los proyectos de demostración.

Los delegados instaron a los Estados Miembros de la OMS a aumentar los fondos para el observatorio, y para fortalecer sus propios observatorios nacionales de investigación y desarrollo. También pidieron a la OMS para acelerar el desarrollo del observatorio, promover y abogar por la financiación sostenible para él, y para establecer un comité asesor de expertos para determinar las prioridades de investigación y desarrollo, basado en el análisis del observatorio y otras fuentes.

Servicios integrados de salud

La Asamblea de la Salud ha adoptado hoy el Marco de la OMS sobre Servicios de Salud integrados y centrados en las personas, que llama a un cambio fundamental en la forma en que los servicios de salud son financiados, administrados y brindados.

Una mayor esperanza de vida y la creciente carga de enfermedades no transmisibles que requieren intervenciones complejas lo largo de muchos años, están poniendo una presión creciente sobre los sistemas de salud a nivel mundial. A menos que se transformen, los sistemas de salud podrían ser cada vez más fragmentados, ineficientes e insostenibles.

La atención integral centrada en las personas significa poner a las personas y a las comunidades, en lugar de a las enfermedades, en el centro de los sistemas de salud, y empoderar a las personas para hacerse cargo de su propia salud en vez de ser receptores pasivos de servicios. La evidencia muestra que los sistemas de salud orientados sobre las necesidades de las personas y las comunidades, son más eficaces, menos costosos, mejoran la comprensión de la salud y el compromiso del paciente, y están mejor preparados para responder a las crisis de salud.

Los delegados pidieron a la OMS que desarrolle indicadores para monitorear el progreso hacia los servicios de salud integrales centrados en las personas.

Enalces

OPS/Asamblea Mundial 
Documentos de la 69ª Asamblea Mundial de la Salud 
OMS/Asamblea Mundial