Washington, 10 de abril de 2017 (OPS / OMS) -Los principales desafíos para el sistema de salud de Brasil incluyen mejorar su gestión, el financiamiento, la transparencia y la eficiencia, según el ministro de Salud brasileño, Ricardo Barros, quien visitó hoy la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En una presentación que dio con la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne, a los miembros del personal de la organización, Barros dijo que cerca del 70% de la población brasileña cuenta con el sistema de salud pública.

ministro de Salud brasileño, Ricardo Barros visita OPS

Brasil ahora está proporcionando 300 millones de dosis de vacunas cada año contra 20 enfermedades, y ha intensificado sus esfuerzos de inmunización contra la fiebre amarilla con 21,6 millones de dosis adicionales de vacuna, explicó el ministro. El país enfrenta desde hace unos meses un brote de fiebre amarilla selvática en unos 10 estados, y hasta el momento se han reportado 604 casos de humanos con fiebre amarilla, de los cuales fallecieron 202 personas.

El país ha adoptado la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de dar una dosis única de la vacuna contra la fiebre amarilla y se está preparando para el fraccionamiento de las dosis de vacuna si fuera necesario, añadió. Además, el Ministerio de Salud ha acordado con el Ministerio de Educación brindar inmunización para varias enfermedades, incluyendo el uso de la vacuna contra el VPH para adolescentes, dijo Barros.

El ministro señaló que mantener el combate contra el mosquito Aedes aegypti es un gran desafío, aunque se han producido reducciones significativas en los casos de dengue, chikungunya y zika. Brasil fue el epicentro de un brote de zika que comenzó en 2015 y por el cual se confirmaron más de 207.000 casos en todas las Américas. Entre las mujeres embarazadas afectadas, 24 países y territorios reportaron casos confirmados de síndrome congénito asociado a la infección del virus del Zika.

El gobierno ha lanzado una campaña de limpieza semanal, "Sexta-Feira sem Mosquito", en la cual los residentes dedican los viernes a eliminar los hábitats de los mosquitos alrededor de sus hogares, agregó.

Brasil también se ha comprometido a reducir la obesidad en la población para 2019, principalmente a través de reducir el consumo de bebidas azucaradas en un 30% y en aumentar el consumo de frutas y hortalizas, señaló.

Otras medidas que el sistema de salud está tomando incluyen el fortalecimiento de las actividades de promoción de la salud y prevención de enfermedades, optimizando los sistemas de información para una mejor administración y transparencia y ampliando el uso de registros médicos electrónicos para evitar la duplicación de exámenes de diagnóstico y para el control de medicamentos.

Brasil también quiere aumentar el número de médicos brasileños en el programa "Mais Medicos" del país, en el que 18.000 médicos trabajan en 4.000 municipios que prestan atención primaria de salud a unos 63 millones de brasileños, dijo.

La Directora de la OPS, Carissa F. Etienne, agradeció al ministro por los "muy altos niveles de cooperación" con la OPS, y señaló que el país fue una de las repúblicas que ayudaron a fundar a la organización en 1902. Agradeció a Brasil por su apoyo a la OPS y felicitó al Ministro Barros por su fuerte respuesta al brote de zika.


Enlace

- OPS Brasil