La Libertad, 26 de abril de 2013. El Ministerio de Salud (MINSAL) junto con la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Fondo de Naciones Unidas para la Niñez (UNICEF),  el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y la Alcaldía Municipal de Santa Tecla, realizan el lanzamiento de la 11ª Semana de Vacunación en las Américas SVA y 2ª Semana Mundial de Inmunizaciones SMI, cuyo objetivo es de proteger a más de 44 millones de niños y adultos de las enfermedades inmuno — prevenibles, en el mundo.

El lema de la iniciativa de este año "Vacunación: una responsabilidad compartida", destaca la importancia de que todos hagamos nuestra parte para apoyar la inmunización, que cada salvadoreño y salvadoreña asuma su participación activa en la lucha contra las enfermedades prevenibles por vacunación, ya sea abriendo sus puertas o apoyando al personal de salud que llega a los municipios más lejanos, de difícil acceso  a aplicar la vacuna, a los padres y madres de familia llevando a sus hijos e hijas a la Unidad de Salud, a los maestros y Directores de las Escuelas, verificando que sus alumnos hayan cumplido el esquema de vacunación, a las Empresas privadas promoviendo la prevención de enfermedades de sus empleados, a los adultos mayores solicitando anualmente su vacuna contra la influenza,  con el fin último que cada miembro de una familia y comunidad tenga segura su vacuna.

La Semana de Vacunación  es el mayor esfuerzo internacional en materia de salud en las Américas. Desde el 2003, ha llevado los beneficios de las vacunas a más de 411 millones de personas de todas las edades, incluso a más de 140 millones de niños menores de 5 años y a casi 139 millones de adultos mayores. El éxito de la iniciativa fue una fuente de inspiración para el lanzamiento en 2012 de la Semana Mundial de la Inmunización SMI, La Organización Mundial de la Salud junto con UNICEF han expandido esta campaña a todas la regiones y países fuera de las Américas que más de 180 países celebran de nuevo este año alrededor del mundo. Pero las actividades de la SVA también se enfocan en que los programas nacionales de inmunización puedan llegar a las poblaciones con poco acceso a los servicios de salud regulares, como las personas que viven en las periferias urbanas, zonas rurales y fronterizas, y en las comunidades indígenas.

Este año durante la SVA y SMI, los países participantes administrarán vacunas contra varias enfermedades, entre ellas, la poliomielitis, el sarampión, la rubéola y el síndrome de la rubéola congénita, la difteria, la parotiditis, la tos ferina, el tétanos neonatal, la gripe, la fiebre amarilla, la infección por rotavirus, la neumonía bacteriana y la infección por el virus del papiloma humano.

Todos los recién nacidos necesitan ser inmunizados para proteger mejor su salud, y se estima que las vacunas salvan las vidas de 2 a 3 millones de niños todos los años, lo que representa uno de los mayores logros en materia de salud pública, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos. La inmunización es una intervención de salud pública altamente eficaz con respecto a su costo, ya que por menos de un dólar se puede proteger a un niño contra el sarampión para el resto de su vida.

Además, 18 países y territorios se proponen realizar actividades suplementarias durante la SVA como desparasitación, administración de suplementos de vitamina A, vigilancia del crecimiento, tamizaje del cáncer, distribución de filtros de agua, medición del índice de masa corporal y demostraciones del cuidado de los pies para personas diabéticas.

En sus 11 años de historia, la Semana de la Vacunación en las Américas (SVA), ha promovido el acceso ampliado a la inmunización, en particular para los grupos vulnerables y las comunidades remotas que carecen tradicionalmente de acceso a los servicios de salud. La iniciativa también promueve la comunicación y la cooperación entre los países y ayuda a mantener la inmunización en un lugar destacado en las políticas nacionales y regionales.

Los países de las Américas han sido líderes a nivel mundial en la eliminación o reducción de enfermedades prevenibles por vacunación. La región fue la primera en erradicar la viruela (en 1971) y en eliminar la polio (en 1991). El último caso endémico de sarampión se reportó en 2002 y el último caso endémico de rubéola en 2009. Enfermedades tales como la difteria, el tétanos y la tos ferina se han reducido significativamente, gracias a las coberturas de vacunación regionales que promedian el 93% entre los niños de menos de un año. 

Pese a estos éxitos, muchos niños de las Américas aún no han completado sus esquemas de vacunación, y las poblaciones a las que es difícil llegar continúan teniendo tasas más bajas de cobertura. 

En El Salvador mantiene las coberturas de vacunación arriba del 95% en los niños menores de 5 años de edad y ha fortalecido los programas regulares de vacunación en poblaciones susceptibles.

Durante la época del conflicto armado vivido en el país,  dieron inicio a las jornadas de vacunación en zonas de conflicto, con treguas especiales que conformaron la estrategia de "Salud, puente para la paz", garantizando el derecho de los niños a las vacunas, ya que el sarampión, la poliomielitis, la difteria, el tétanos neonatal y del adulto, ocupaban las primeras 10 causas de morbimortalidad en el país. Esta acción tuvo el apoyo de los organismos internacionales como la  Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), Agencia de EEUU para el desarrollo Internacional (USAID), Rotary International y otros.

Gracias a las intensas campañas de vacunación, en 1994 la OPS/OMS entregó El Salvador el certificado de erradicación de la poliomielitis.

En los últimos 10 años, El Salvador ha mantenido la erradicación de la polio, ha logrado la eliminación del sarampión y la difteria y se ha completado el esquema nacional de vacunación al garantizar  a la población menor de 5 años de edad las vacunas BCG, Pentavalente Polio oral y SRP y se ha  introducido en los últimos 5 años nuevas vacunas, como la influenza,  neumococo 13 Valente  y rotavirus. En la población adulta se provee vacunas contra el Tétanos y Difteria, Influenza estacional, entre otras.

Otro avance muy importante es aprobación de La Ley de Vacunas oficializado el 23 de marzo 2012, que promueve la equidad en el acceso a las vacunas, fomenta la sostenibilidad financiera del programa para el abastecimiento oportuno de vacunas e insumos del programa regular de vacunas, dotando de un presupuesto regular.

Entre los retos que enfrenta El Salvador es la introducción de nuevas vacunas como la vacuna Tdpa (tosferina acelular en la mujer embarazada) y otras que aún están siendo analizadas en su viabilidad financiera y costo efectividad para el país, como  la vacuna contra el virus del papiloma humano en la población de mujeres adolescentes 13 años.


En el país se poseen coberturas altas de vacunación en el grupo de niños y niñas de entre dos y cinco años de edad, las cuales son mayores del 99% en las vacunas BCG, Pentavalente (3ª dosis), Antipolio (3ª dosis ), SRP (1ª dosis) y más del 97% en el primer refuerzo de vacuna DPT y Antipolio, se considera que todo niño y niña tuvieron acceso a la vacunación y no se reportan niños con cero dosis de vacunas aplicadas; las coberturas de vacunación a nivel de las regiones de salud se encuentran por arriba del 95% similar a las reportadas a nivel nacional.

El Ministerio de Salud tiene un plan nacional de inmunización 2009-2014 que se está cumpliendo,  se mantiene activo el Comité Nacional de Inmunizaciones y la totalidad de municipios (262) recibieron al menos una visita de supervisión. Asimismo, hay un plan para la vacunación segura vigente y un sistema nacional para el monitoreo de Efectos Supuestamente Asociados a la Vacuna (ESAVI). Es importante reconocer que en El Salvador, la totalidad de los gastos en compra de vacunas fueron financiados por el gobierno .

Entre las organizaciones internacionales que respaldan la Semana de Vacunación en las Américas está UNICEF, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID), la Agencia de Cooperación para el Desarrollo de Canadá, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI), y la Secretaría General Iberoamericana, entre otros.

Enlace a la agenda del evento.