MINSAL y OPS/OMS Chile refuerzan importancia de vacunación contra el Virus Papiloma Humano

10 Nov 2021
La vacuna contra el Virus Papiloma Humano está incluida gratuitamente en el Plan Ampliado de Inmunización de Chile para todas las niñas y niños
10 Nov 2021

La vacuna contra el Virus Papiloma Humano está incluida en el Programa Nacional de Inmunizaciones de Chile para todas las niñas y niños que cursan cuarto y quinto año básico.

Santiago de Chile, 3 de noviembre de 2021 (OPS/OMS).- Durante el segundo semestre de cada año se realiza la vacunación contra el Virus Papiloma Humano (VPH), en el marco de la estrategia de vacunación escolar, la que  se desarrolla en todo el país en forma gratuita en establecimientos educacionales subvencionados, privados y públicos.

Desde el año 2014 la vacuna está disponible para todas las niñas que cursan cuarto año básico (primera dosis), incorporándose una segunda dosis de esta vacuna a partir del 2015 para todas las niñas que cursan quinto año básico. Desde el año 2019 se incorpora la vacunación de niños al calendario de vacunación. La vacunación contra el VPH también considera a niñas y niños y adolescentes no escolarizados de 9 a 13 años.

El VPH es el mayor causante de cáncer de cuello de útero en mujeres. En el caso de los hombres, el virus está asociado a cáncer de pene o ano. Además, cuando inician su vida sexual activa, ellos pueden contraer el VPH y transmitirlo a sus parejas.

El representante de OPS/OMS en Chile, Dr. Fernando Leanes, valoró esta medida y destacó que el país es el cuarto en América Latina en sumar a los niños a esta estrategia de prevención, junto con Argentina, Brasil y Uruguay. “Es una medida de salud inteligente”, señaló, agregando que “la Organización Mundial de la Salud reconoce este esfuerzo de Chile, lo felicita y considera ejemplar”.

Características de la vacuna

Se han identificado más de 100 tipos de VPH clasificados molecularmente, de ellos a lo menos 40 son capaces de infectar el aparato genital. La vacuna contra el Virus Papiloma Humano que dispone el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) es tetravalente e incluye los genotipos del VPH tipos 6, 11, 16 y 18.  Las cepas 16 y 18 son las que más se asocian con el cáncer cervicouterino mientras que las cepas 6 y 11 están relacionadas con la aparición de verrugas genitales.

La vacuna actualmente disponible en el programa cuenta con la aprobación de la Food and Drug Administration (FDA) para su uso en mujeres y hombres a partir de los 9 años de edad.

La vacuna contra el VPH provee de una mejor respuesta inmune y de mayor efectividad cuando se administra antes del comienzo de la actividad sexual. Durante el 2015 se llevó a cabo una estrategia de puesta al día vacunándose con una primera dosis a las niñas que cursaban 6º y 7º básico, estrategia que finalizó al año siguiente con la administración de la segunda dosis a niñas de 7º y 8º básico. De esta forma se dio cobertura de vacunación a todas las niñas que egresaron de educación básica.

Las mujeres que han sido vacunadas contra el virus deben continuar con sus exámenes PAP, básicamente porque hay un 25% de los cánceres ginecológicos que no están relacionados a las cepas 16 y 18 incluidas en la inoculación.

La vacunación contra el VPH otorga altos porcentajes de protección para la salud femenina:

  • Más del 90% de protección contra lesiones iniciales del cáncer cervicouterino.
  • Más del 70% de protección contra lesiones relacionadas con los condilomas genitales.

Cáncer cervicouterino en Chile

El Cáncer Cervicouterino (CCU) es la presencia de células cancerosas en los tejidos del cuello uterino, las que crecen lentamente sin causar mayores molestias que puedan alertar de la enfermedad. En nuestro país el único método que permite su detección es la prueba del papanicolaou (PAP) que, a través del sistema de salud público, se puede realizar gratuitamente cada tres años a mujeres entre 25 y 64 años de edad.

El examen PAP está inserto dentro del Programa Nacional de Pesquisa y Control del Cáncer Cervicouterino, creado como método preventivo en el año 1987. Su finalidad es disminuir la tasa de mortalidad e incidencia por cáncer invasor a través de la detección de la enfermedad en etapas pre invasoras, así como la aplicación de tratamientos oportunos.

Cuando se detecta el virus, el pronóstico de recuperación varía de acuerdo a cada paciente, pero uno de los factores importantes es la etapa en que se descubre la enfermedad. De ser detectada en etapas tempranas hay más posibilidades de sobrevida, ya que es el único cáncer que, descubierto a tiempo, es curable en un 100%.

Sin embargo, uno de los mayores obstáculos a la hora de la detección temprana, es la poca periodicidad con que muchas mujeres recurren a hacerse los exámenes preventivos.

El Virus Papiloma Humano es el principal responsable del cáncer cervicouterino, enfermedad que en Chile mata a dos mujeres cada día.

La aparición del cáncer de cuello uterino es más frecuente entre los 35 a 55 años. Debido a que la infección ocurre principalmente en la adolescencia, se recomienda la vacunación contra el VPH a la edad más temprana posible.

 

Más información: OPS/OMS CHILE  y Minsal lanzan campaña para que mujeres vuelvan a realizarse el PAP