El consumo de tabaco causa pérdidas por 1,4 billones de dólares anuales: el nuevo manual de impuestos presenta formas de salvar vidas, ahorrar dinero y recuperarse mejor tras la COVID-19

12 Abr 2021
Ilustración que representa cigarrillos de diferentes alturas atravesados por una línea irregular

Ginebra, 12 April, 2021 .- El nuevo manual técnico de la OMS sobre política y administración de impuestos al tabaco muestra a los países cómo reducir más de 1,4 billones de dólares en gastos de salud y pérdida de productividad debido al consumo de tabaco en todo el mundo.

Mejorar las políticas fiscales sobre el tabaco también puede ser un componente clave para recuperarse mejor después del COVID-19, donde los países necesitan recursos adicionales para responder y financiar la recuperación del sistema de salud.

“Lanzamos este nuevo manual para proporcionar una guía actualizada, clara y práctica dirigida a los responsables de la formulación de políticas, los funcionarios de finanzas, las autoridades tributarias, los funcionarios de aduanas  y otros profesionales involucrados en la creación e implementación de políticas tributarias del tabaco, más sólidas para sus países específicos,” dijo Jeremías. N. Paul Jr, Jefe de Unidad del equipo de Políticas Fiscales para la Salud del Departamento de Promoción de la Salud de la OMS.

“Esperamos que este documento destaca las importantes ventajas de aumentar los impuestos al tabaco. Los datos y conocimientos proporcionados aquí deberían ser una revelación para los responsables de la formulación de políticas de todo el mundo”,  añadió.

Las mejores inversiones ("best-buys") destacadas en el manual no solo ahorran dinero, sino que salvan vidas. Los costos humanos y económicos del tabaco están aumentando: 8 millones de personas murieron a causa del tabaco el año pasado.

Sólo el 14% del mundo tiene impuestos al tabaco suficientemente altos

En 2018, solo 38 países, que cubrían el 14% de la población mundial, tenían impuestos al tabaco suficientemente altos, lo que significa aplicar impuestos al menos el 75% del precio de estos productos nocivos para la salud. Al implementar políticas comprobadas como los impuestos al tabaco, los costos creados por la industria tabacalera para las comunidades y países pueden evitarse. Es una ventaja para la salud de la población, los ingresos y el desarrollo y la equidad.

Aumentar los impuestos al tabaco es inteligente ("SMART")

Los impuestos al tabaco salvan vidas (S), movilizan recursos(M), abordan las inequidades en salud (A), reducen la carga y los costos del sistema de salud (R) y enfocan (Target) los factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles para el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

Nota: el manual está disponible únicamente en inglés, por el momento