Día Mundial contra el Cáncer 2017: "Nosotros podemos. Yo puedo"

3 Feb 2017
Paciente recibiendo tratamiento contra el cáncer

Guatemala, 03 de febrero de 2017 (OPS/OMS).- Cada año se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer (4 de febrero), que propone unir a todo el planeta bajo un único lema con enfoque en la lucha continua contra el cáncer.

La campaña de tres años (2016-2018) para el Día Mundial contra el Cáncer, "Nosotros podemos. Yo puedo.", explora cómo juntos o de manera individual podemos ayudar a reducir el cáncer a nivel mundial.

El objetivo de esta campaña es reducir el número de muertes evitables cada año a través de la concienciación sobre el cáncer en la población general, e influir en los gobiernos para que incrementen medidas contra esta enfermedad.

La Liga Nacional contra el Cáncer y el Instituto de Cancerología (INCAN) realizaron una jornada científica para conmemorar esta fecha, en la que participó la Dra. Vicky de Falla, Presidenta de la Liga Nacional Contra el Cáncer,  el Dr. Óscar M. Barreneche, Representante de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud en Guatemala (OPS/OMS) y el Dr. Eduardo Palacios en representación del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

Durante su intervención, el Dr. Barreneche indicó que la epidemia mundial de cáncer es de enormes dimensiones y se prevé que vaya en aumento.  “Actualmente en el mundo mueren 8.2 millones de personas por esta enfermedad, cifra que incluye 4 millones de muertes prematuras (personas en edades comprendidas entre los 30 y 69 años).”  Se estima que durante los próximos diez años las muertes debidas al cáncer aumentarán hasta superar los 14 millones al año.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 30% de las defunciones por cáncer podrían evitarse  modificando o evitando los principales factores de riesgo, tales como:

  • El consumo de tabaco;
  • El exceso de peso o la obesidad;
  • Las dietas malsanas con un consumo insuficiente de frutas y hortalizas;
  • La inactividad física;
  • El consumo de bebidas alcohólicas;
  • Las infecciones por el virus de Papiloma Humano y virus de la Hepatitis B;
  • La contaminación del aire de las ciudades;
  • El humo generado en la vivienda por la quema de combustibles sólidos.

Es necesario emprender medidas urgentes para crear conciencia sobre la enfermedad y desarrollar estrategias prácticas que hagan frente al cáncer, para reducir el impacto de esta enfermedad en las personas, las familias y las comunidades. 

Con la reciente adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entramos en una nueva era de la salud global. La necesidad de adoptar un compromiso global para dirigir mejor los avances contra el cáncer y otras enfermedades no trasmisibles (ENT), especialmente en países como Guatemala que se enfrentan a estas epidemias con recursos insuficientes, es ahora más importante que nunca.

El ODS 3 tiene la finalidad de garantizar una vida sana y promover el bienestar de todos a todas las edades. Los países acordaron la meta de reducir la mortalidad prematura por cánceres y otras enfermedades no transmisibles en un tercio para 2030. También convinieron en lograr la cobertura sanitaria universal, incluida la protección contra los riesgos financieros, el acceso a servicios de salud esenciales de calidad, y el acceso a medicamentos y vacunas inocuos, eficaces, asequibles y de calidad para todos. Al mismo tiempo, las actividades encaminadas a lograr otras metas de los ODS, como las de mejorar la salud ambiental y reducir las desigualdades sociales, pueden ayudar también a reducir la carga del cáncer.

La OPS/OMS invita a realizar un esfuerzo conjunto entre gobierno y sociedad civil para promover las acciones e inversiones necesarias para la prevención y control del cáncer.