Skip to content

Bookmark and Share



Defectos refractivos no corregidos en niños escolares & adultos

Active Image

Una buena visión es importante para la buena educación y desempeño de los niños, hacer una pesquisa a los escolares es recomendable. Los estudios hechos en escolares en niños entre 5 y 15 años muestran que hay diferencias por grupos étnicos en las diferentes partes del mundo. En Chile un estudio reveló que cerca del 7% de los niños podría beneficiarse con la provisión de anteojos adecuados. La incidencia de miopía es mayor en los niños en edades entre 11-15 lo que convertiría a ese grupo de edad en el grupo prioritario. En aquellos países que tuvieran alta prevalencia de defectos refractivos y tuvieran los recursos necesarios podrían identificar otros grupos prioritarios además del mencionado para las pesquisas. La presbicia es un proceso natural que diminuye la agudeza visual para cerca en los adultos y puede afectar su desempeño laboral.

¿Qué necesita hacerse?

  • Elaborar los principios y guías regionales para programas de defectos refractivos.
  • Impulsar programas nacionales en errores refractivos para escolares.
  • Promover programas para corregir presbicia en adultos.

Ceguera por retinopatía diabética

La prevalencia de diabetes en adultos varía en los diferentes países. Es estimado que cerca del 50% de los diabéticos no sabe que padece la enfermedad. Más del 75% de los diabéticos que han padecido la enfermedad por más de 20 años tienen alguna forma de retinopatía diabética. Después de 15 años con diagnostico de diabetes, aproximadamente el 2% esta ciego y el 10% tiene un impedimento visual severo.

Active ImageEn el Barbados Eye Study, el 18% de las personas entre 40 y 84 años tienen historia de diabetes, el 30% de las personas con diabetes sufren de retinopatía y el 1% de retinopatía proliferativa.

Afortunadamente existen tratamientos efectivos basados en evidencia que reducen de una manera significativa los riesgos de ceguera y disminución moderada de la visión. Estudios clínicos muestran que el tratamiento apropiado reduce el riesgo en más de un 90%.

¿Qué necesita hacerse?

  • Hacer un análisis de situación de los servicios para retinopatía diabética en la región como base de planificación y abogacía.
  • Integrar el componente de prevención de ceguera en lo programas nacionales de diabetes y asegurarse que están incorporados a los programas de enfermedades crónicas no trasmisibles.

Ceguera en niños prematuros

Active ImageEn la America Latina y el Caribe se estima que 42.000 recién nacidos con pesos menores de 1500 gm. requiere tamizaje para retinopatía del prematuro y 4.300 requieren tratamiento cada año. De no hacerse el tratamiento cerca de la mitad iran irremediablemente a la ceguera.

Prevención de ceguera debido a Retinopatía del Prematuro

Prevención Primaria: reducir la incidencia de Retinopatía del Prematuro a través de un mejoramiento del cuidado prenatal y neonatal. Esto incluye buena atención obstétrica y una atención neonatal meticulosa particularmente en lo referente a la administración del oxigeno y el papel esencial de las enfermeras que incluye hacer seguimiento a recién nacidos prematuros e identificar a aquellos con riesgo que deben ser tamizados de acuerdo a los protocolos establecidos.

Prevención secundaria: un examen de retina en aquellos niños con riesgo por un oftalmólogo experimentado puede detector casos tratables y someterlos al tratamiento que previene ceguera en una buena proporción de los casos.

Prevención terciaria: restaurar la visión residual a través de cirugía vítreo – retinal (estado 4) y o ofrecer rehabilitación.

¿Qué necesita hacerse?

  • Mejorar la cobertura y calidad de los programas de retinopatía del prematuro.
  • Mejorar la calidad de los programas de retinopatía del prematuro.
  • Mejorar el conocimiento y la educación del personal de salud y del público en el tema de retinopatía del prematuro.

 



Última actualización el Miércoles 31 de Marzo de 2010 12:51

Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.