La integración de la salud mental en la Atención Primaria de Salud es analizada por la la Comisión de Alto Nivel sobre Salud Mental y COVID-19 de la OPS

26 Sep 2022
Puesto de salud de Tocaña

La Comisión de Alto Nivel sobre Salud Mental y COVID-19 ha sido convocada por la OPS/OMS para orientar a la Organización y a sus Estados Miembros sobre el fortalecimiento de los sistemas y servicios de salud mental durante y después de la pandemia de COVID-19.

La tarea principal de la Comisión de Alto Nivel sobre Salud Mental y COVID-19 es desarrollar orientaciones y recomendaciones para avanzar de forma significativa la atención, prevención y promoción de la salud mental en la Región de las Américas. Estas recomendaciones se realizarán luego de un proceso de reflexión colectiva y escucha a expertos y actores clave de los países de la región. La Comisión también analizará las mejores prácticas locales y regionales, así como ejemplos exitosos que puedan ser replicados en la Región. Las recomendaciones y orientaciones se incluirán en un informe final.

En este marco, la Comisión ha desarrollado diversos encuentros para analizar temas específicos como la Atención y prestación de servicios de salud mental en los que se destacó la importancia de la salud mental basada en la comunidad, con un enfoque de derechos humanos en el marco de la Atención Primaria de Salud.

Los grupos de trabajo de la Comisión han enfatizado la necesidad de una reestructuración y ampliación de la atención a la salud mental, utilizando como guía el Informe Mundial sobre la Salud Mental. Se destaca la importancia de la atención de salud mental basada en la comunidad, orientada a la persona y con un enfoque de derechos humanos. Incluye servicios de salud mental vinculados en una red en la atención sanitaria general, comunitarios, y apoyos comunitarios informales.

Se analizó también en este grupo de trabajo la importancia de compartir las tareas con los proveedores de atención primaria, utilizando el mhGAP como herramienta de formación, para integrar la atención de salud mental en la atención sanitaria general y así reducir la brecha de tratamiento mediante el fortalecimiento de la integración de la salud mental en la Atención Primaria y el empoderamiento de los usuarios de los servicios y sus familias.