COVID-19 - Reporte de situación 42 - Paraguay, 06 de febrero de 2021

Download (651.16 KB)

IMPLEMENTACIÓN DE LAS ESTRATEGIAS DE VACUNACIÓN

En el marco de la preparación del país para la introducción de la vacuna contra el COVID19, la OPS/OMS continúa con la cooperación técnica al Programa Ampliado de Inmunizaciones del Ministerio de Salud, para las capacitaciones a más de 230 funcionarios de salud de los niveles nacional, regional y subregional sobre los lineamientos operativos que se implementarán durante la vacunación. Esta capacitación será complementada con cursos impartidos en línea. • Cumpliendo con los requerimientos solicitados por el mecanismo COVAX para el despliegue de vacunas, el país compartió su plan nacional de vacunación a través de la Plataforma de la OMS y actualizó su autoevaluación de preparación para recibir la vacuna.

• Con el liderazgo de OPS/OMS se realizó la reunión del Grupo Interagencial del Sistema de las Naciones Unidas para apoyar la vacunación contra el COVID-19, en la que se revisaron los términos de referencia para su funcionamiento, así como las líneas de acción prioritarias que serían abordadas en su plan de trabajo. Este grupo fue constituido para brindar cooperación técnica al país en este proceso.

• La OPS/OMS acompaña al país en la definición de los grupos prioritarios para la vacunación. Según la priorización realizada por el Programa de inmunización basada en el Marco de valores, hoja crítica del SAGE de OMS y en la situación epidemiológica del país, durante la primera etapa del Plan Nacional de Vacunación se vacunará el personal sanitario en riesgo alto a muy alto de contraer y transmitir la infección, según se define en las orientaciones provisionales de la OMS .

Posteriormente se ampliará la vacunación a población mayor de 60 años. Durante la segunda etapa se tiene previsto vacunar a personas de 18 a 59 años, con comorbilidades o estados de salud de los que se determine que corren un riesgo significativamente mayor de sufrir cuadros graves de enfermedad o muerte si se enferman con COVID-19 y grupos sociodemográficos con un riesgo significativamente mayor de enfermedad grave o muerte como ser población indígena, con discapacidad, docentes. La tercera etapa incluye a otros trabajadores esenciales no pertenecientes a los sectores de la salud y la educación (ejemplos: agentes de policía, trabajadores de servicios municipales, proveedores de servicios de guardería, trabajadores del transporte, personal esencial para el funcionamiento crítico de la administración no incluidos en otras categorías); Personal sanitario en riesgo bajo a moderado de contraer y transmitir la infección, personas que trabajan en centros de detención, personas privadas de libertad, que viven en albergues, entre otras.