A un ritmo acelerado y constante, Uruguay se inmuniza contra la COVID-19