Salvador, la capital brasileña que redujo más de 50% las muertes en el tránsito