Semana del Bienestar 2018 - Promoviendo la salud sexual y reproductiva con los jóvenes de La Habana

Anet Naranjo, Cuba

"Un granito de arena que yo ponga diariamente en cada persona, es algo que el día de mañana va a ser grande".

Anet Naranjo tiene 19 años y vive en el Cerro, La Habana, Cuba. Es promotora del Centro Nacional de Prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)/VIH/sida y pertenece a la línea de jóvenes del "Carrito por la vida", un proyecto dedicado a prevenir estas infecciones entre adolescentes y jóvenes de 12 a 29 años.

Una vez a la semana el grupo se dirige a zonas en situación de vulnerabilidad social en La Habana, a escuelas y parques para hablar sobre las infecciones de transmisión sexual, embarazos no deseados y la importancia de protegerse.

ww18-cub-retrato-anet

Hace cinco años Anet se formó como promotora en el Centro Nacional de Prevención de las ITS/VIH/sida. Luego de un taller de una semana, empezó a participar de las salidas semanales y otras actividades. Su mayor motivación es saber que con su labor beneficia a otras personas, ayuda a generar conciencia y despeja dudas, inquietudes y preocupaciones. Ayuda a otros jóvenes como ella a transformar su manera de ver y enfrentar la vida.

Para prevenir las infecciones de transmisión sexual y promover la salud, Anet distribuye preservativos y diversos materiales educativos, así como información sobre lugares a los que los jóvenes pueden acudir en busca de ayuda. Anet ha notado que la escuchan porque tiene la misma edad que ellos.

ww18-cub-promotora-enaccion-1920px
ww18-cub-promotora-comunidad-1920px

La Habana es la provincia más densamente poblada de Cuba. Tiene una de las tasas más altas de muerte por enfermedades transmisibles y la mayor mortalidad debida a enfermedades infecciosas y parasitarias. Además, en Cuba, como en otros países de la región, la epidemia de VIH/sida es urbana y de crecimiento lento, pero sostenido.

¿Qué proyectos siguen para Anet? "Pienso que esta labor es infinita, que nos quedan muchas personas por ayudar todavía. No se trata solo de cambiar la forma de pensar de las personas, sino de ayudarlas a entender las causas de los problemas, el por qué", dice y agrega que "nos queda llegar a comunidades más intrincadas, de mayor riesgo, así como a personas de muy bajo nivel educacional, que no entienden o nos rechazan. Y esas personas que nos rechazan son un objetivo clave para nosotros".