Telemedicina en Uruguay, una estrategia que llegó para quedarse