OPS/OMS presenta nueva investigación sobre aceptación de vacunas contra la COVID-19 entre trabajadores de la salud den el Caribe

11 Oct 2021
Man receives COVID-19 vaccination

Bridgetown, Barbados, 11 de octubre de 2021 (OPS/OMS) — Una nueva investigación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha revelado que la mayoría de los trabajadores de la salud en 14 países del Caribe consideran que las vacunas contra la COVID-19 son seguras y eficaces, y que la información proporcionada por autoridades y proveedores de atención sanitaria sobre éstas se considera fiable y digna de confianza. Tales percepciones se basan en evidencias, ya que todas las vacunas con autorización de uso de emergencia (EUL) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se utilizan en el Caribe son seguras y eficaces, como lo demuestran tanto el riguroso proceso de certificación de las propias vacunas como la administración en el mundo real de más de 6.300 millones de ellas a nivel global.

Sin embargo, una peligrosa "infodemia", tanto en línea como fuera de ella, ha suscitado preocupación sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas contra la COVID-19 entre el público, incluyendo por parte de algunos trabajadores de salud, lo cual se reflejaría en la baja aceptación de las vacunas en varios países del Caribe.

Este fue el objetivo de un estudio de métodos mixtos — llevado a cabo de marzo a abril de 2021 entre 1.200 trabajadores de salud — para comprender mejor las inquietudes sobre las vacunas y desarrollar enfoques informados por la evidencia para aumentar la aceptación de éstas entre este importante grupo.  Para compartir los resultados y abordar las recomendaciones propuestas, tuvo lugar un seminario virtual titulado 'Mejorar la aceptación de la vacunación entre los trabajadores sanitarios: Retos y oportunidades", el pasado 7 de octubre.

Los resultados fueron presentados por el doctor Benjamín Puertas, Asesor de Recursos Humanos para la Salud de la Coordinación Subregional del Programa para el Caribe de la OPS, y la doctora Martha Velandia, Asesora Regional de Inmunización de la OPS de la Unidad de Inmunización Familiar Integral.

Las principales conclusiones de esta investigación revelaron que los médicos están más inclinados a aceptar las vacunas que otros trabajadores de la salud (enfermeras, profesionales de la salud pública y profesionales de la salud aliados), y que los trabajadores de la salud mayores de 51 años tienen mayor motivación para abogar por las vacunas.

La mayoría de los profesionales de salud que participaron en el estudio consideraron que las vacunas les protegerían contra infecciones graves por COVID-19. Sin embargo, casi la mitad de los encuestados afirmaron que el país de fabricación era un factor clave para la aceptación de las vacunas y citaron preocupación por el tiempo relativamente corto en que se desarrollaron.  Casi un tercio de los encuestados indicó que necesitaba saber más sobre las vacunas para tomar decisiones con conocimiento de causa, y reveló que la información en redes sociales influía en su opinión sobre éstas.

Los participantes en el estudio también compartieron preocupaciones en torno a cuatro ámbitos de comportamiento relacionados con las vacunas contra la COVID-19: pensamiento y sentimiento, procesos sociales, cuestiones prácticas y motivación. El estudio también identificó dudas relacionadas con la confianza en marcas de vacunas específicas. Por ejemplo, algunos de los encuestados dijeron que estarían dispuestos a vacunarse con una marca de la vacuna contra la COVID-19 diferente a aquellas disponibles en sus países. Los encuestados además transmitieron opiniones sobre los beneficios de las vacunas, su seguridad y la confianza hacia las más nuevas.

Los trabajadores de salud son una fuente de información confiable para el público en lo que respecta a las vacunas y la vacunación, y son además un público clave de las iniciativas diseñadas para enfrentar la pandemia por COVID-19 y mejorar la aceptación de las vacunas.

"Esto nos concierne a todos; como instituciones de salud pública, nuestros trabajadores sanitarios son nuestra máxima prioridad.  No sólo por su papel de primera línea y su exposición al atender a los enfermos, sino también por su importante papel a la hora de animar a sus pacientes, amigos y seres queridos a aceptar la vacunación como una herramienta importante en la lucha contra la COVID-19", señaló Dean Chambliss, Director del Programa Subregional para el Caribe de la OPS/OMS.

En el seminario se llevaron a cabo debates informados sobre las rutas a seguir, incluyendo el desarrollo de estrategias de comunicación, además de la formación y el desarrollo de políticas para apoyar la aceptación de la vacuna en los Estados Miembros de la OPS en el Caribe. También se recomendó investigar más sobre la aceptación de la vacuna entre los trabajadores de salud de otras subregiones.

La reunión virtual concluyó con una reiteración del tema en cuestión: la desinformación sobre las vacunas COVID-19, que genera una preocupación infundada entre las personas que trabajan en servicios de salud. La clave para ampliar con éxito la cobertura de vacunación, según los expertos, es informar a todos los ciudadanos sobre la seguridad y la eficacia de las estas vacunas, que son el pasaporte de la región del Caribe para la recuperación económica, la educación presencial de nuestros hijos y la vuelta a la vida normal.

El seminario virtual fue moderado por la doctora Karen Broome-Toppin, Asesora Subregional de Inmunización de la OPS.

Acceda a la grabación disponible en inglés.