El Ministerio de Salud y la OPS trabajan en la respuesta del sistema de salud a la violencia de género

17 Dic 2021
presentación

Asunción, 17 de diciembre de 2021 (OPS/OMS) El Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social presentó oficialmente el Plan Nacional de Prevención y Atención a la Violencia Basada en Género desde el Sistema Nacional De Salud 2020-2025. El documento fue trabajado con la Cooperación Técnica de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en Paraguay y establece líneas de acción para que la respuesta en salud esté orientada a la prevención, la detección de casos y atención eficaz a niños, niñas y mujeres víctimas de violencia. 

En el acto de lanzamiento el viceministro de Atención Integral a la Salud, Dr. Hernán Martínez, manifestó que la cartera sanitaria se encuentra trabajando de manera decidida para brindar atención integral a las víctimas de violencia en los servicios de salud.  “Se reconoce y se asume la necesidad de dar una respuesta integral y efectiva ante el crecimiento de hechos de violencia, teniendo en cuenta que, más de la mitad de los hogares paraguayos es escenario de algún acto de violencia, maltrato físico o psicológico. Estamos ante un grave problema de salud pública” remarcó Martínez.

La presentación de la política pública, que cuenta además con un protocolo de atención, estuvo a cargo de la Abg. Claudia Sanabria, directora de Género.  El documento presentado está orientado a mejorar la respuesta del Sistema Nacional de Salud, apostando a la calidad de la atención de los servicios de salud en el primer y segundo nivel para la atención de la violencia sexual. Los resultados esperados de esta iniciativa nacional son mejorar la respuesta en los servicios de salud y ampliar la demanda de estos para mejorar acceso y cobertura. 

La OPS ha priorizado esta estrategia en el trabajo de cooperación técnica que desarrolló en el país durante el 2021, fortaleciendo las capacidades de los tomadores de decisiones y profesionales del Ministerio de Salud para implementar este Plan de Acción.

Participaron también del encuentro de presentación la Dra. Patricia Alexandra Veiluva, Directora General de Programas de Salud y la Abg. Artemisa Marchuk, Fiscal Adjunta del Ministerio Público.

Los ejes estratégicos del plan son los siguientes:

-Liderazgo del MSPyBS en la promoción de la salud con enfoque género y respeto a los derechos humanos.

-Promoción de una vida pacífica y saludable.

-Fortalecimiento de los servicios de salud para una atención de calidad a la víctima de violencia.

-Generación de información estratégica a partir de la producción de datos desde el sector salud.

-Comunicación estratégica para la promoción de la salud y la prevención de la violencia basada en género, intrafamiliar y sexual.

Es posible descargar los materiales en: https://dirgen.mspbs.gov.py/  

Plan nacional

La violencia de género en Paraguay

A nivel mundial 1 de cada 3 mujeres es víctima de violencia y el 38% de todos los asesinatos de mujeres a nivel global fueron cometidos por sus parejas. En la Región de Las Américas, el 29,8% de las mujeres ha sufrido violencia de pareja.

Según estimaciones realizadas por la OPS en el 2018, en Paraguay, el 20.4 % de mujeres de 15 a 49 años y el 8.9 % de mujeres de 15 a 49 años reportó violencia física o sexual por parte de su pareja.

Las consecuencias para la salud de las mujeres expuestas a violencia de pareja son frecuentes y abarcan distintas áreas. Por ejemplo, la probabilidad de padecer depresión es dos veces mayor.

La probabilidad de padecer trastornos debidos al consumo de alcohol es casi dos veces mayor. La probabilidad de tener un bebé con peso bajo al nacer es 16% mayor. La probabilidad de contraer la infección por el VIH, sífilis, clamidiasis o gonorrea es 1,5 veces mayor.

El 42% de las mujeres que han sufrido violencia física o sexual de pareja han tenido traumatismos como consecuencia de ello. 

Para hacer frente a este problema, en el 2016, Paraguay aprobó su ley para la protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia a través de la cual se le asignan funciones claras al Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social como por ejemplo, el diseñar y aplicar protocolos específicos; organizar la aplicación de un registro vinculado al Sistema Único de Registro; dotar de presupuesto suficiente al Programa Nacional de Prevención y Atención de la Violencia, entre otras.

Luego, en 2018, el país aprobó otra ley muy relevante para atender y proteger integralmente a las niñas, niños y adolescentes, la cual adopta normas para la prevención del abuso sexual y la atención integral de los niños, niñas y adolescentes víctimas de abuso sexual.