En 2020 se logran importantes avances en acceso a la salud mental para población migrante

21 Dic 2020
col_migrantes_21122020

La Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) presentó los resultados del proyecto “Salud mental y apoyo psicosocial en poblaciones en situación de vulnerabilidad”, financiado por la Agencia de Cooperación de Suiza - COSUDE

Bogotá, diciembre 21 de 2020. En una reunión virtual que contó con la participación de Representante en Colombia de OPS/OMS, doctora Gina Tambini; el Jefe de Cooperación de la Embajada de Suiza en Colombia, Señor Reto Gruninger; la Asesora Despacho del Ministro de Salud y Protección Social, doctora Ana María Peñuela; el Jefe de la Unidad Regional de Salud Mental y uso de sustancias psicoactivas de OPS, doctor Renato Oliveira; el Consejero de Salud de la Unidad de Salud del pueblo AWÄ–UNIPA, José Arturo García; y Paola Bernal, de la Dirección de Cooperación Internacional del Ministerio de Salud se llevó a cabo la presentación de los resultados del proyecto: “Salud mental y apoyo psicosocial en poblaciones en situación de vulnerabilidad”.

col_migrantes 2 21122020

El proyecto, con una duración de 12 meses, se desarrolló en el marco del acuerdo firmado entre la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), firmado el 10 de diciembre de 2019.

Entre los principales logros se destaca el acceso oportuno de 10 mil migrantes beneficiados de manera directa y 1.800 profesionales de equipos de respuesta gubernamentales y no gubernamentales ubicados en los departamentos de Arauca, Norte de Santander, Atlántico, Nariño  y Vichada.

Se certificaron 370 familias fuertes migrantes, siendo esta la primera experiencia en la Región de América Latina que valida la pertinencia del programa con población migrante asentada en Colombia. Y se presentó la GUÏA mhGAP de Uso Intercultural, resultado de una experiencia piloto realizada con la comunidad AWÁ, lo que permitió mostrar que sí es posible un diálogo y un diagnóstico en salud mental que incluya conocimientos aportados por la medicina occidental y la tradicional, en beneficio del bienestar integral de poblaciones indígenas.