OPS realizó visita virtual para analizar avances del Programa de Control y Eliminación de la Tuberculosis de Chile

25 Ago 2021
Tuberculosis: Primera causa de muerte de origen infeccioso

El trabajo de monitoreo concluyó con una evaluación positiva de la gestión del programa a nivel nacional, destacando los avances significativos en actividades de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad. Sus recomendaciones, en tanto, incluyeron la implementación de estrategias para el involucramiento de la sociedad civil y el establecimiento de una red nacional de investigación en tuberculosis.

Santiago de Chile, 7 al 11 de junio de 2021 (OPS/OMS).- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) culminó una visita virtual al país con el objetivo de analizar la situación epidemiológica y programática de la tuberculosis (TB), discutir los avances en la implementación de la “Estrategia Fin de la TB” y los compromisos de la Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre la enfermedad suscritos en 2018.

Durante la segunda semana de junio, representantes del Programa de Tuberculosis del Ministerio de Salud y de la sección Micobacterias del Instituto de Salud Pública presentaron la situación epidemiológica y operacional de la tuberculosis, la evaluación de indicadores clave y las estrategias a implementar.

En la jornada de apertura de la visita, el Representante de OPS/OMS en Chile, Dr. Fernando Leanes, subrayó que esta evaluación “es muy oportuna” y que se realice este año “es de gran importancia”, pues existe la presunción que, en las Américas, no sólo en Chile, la epidemia del COVID-19 podría estar afectando el tratamiento de la enfermedad. Añadió que “es una pena que no pueda ser presencial, porque realmente estas misiones tienen una tradición de muchos años, pero son los tiempos nuevos que nos tocan ". 

La jefa de la División de Prevención y Control de Enfermedades (DIPRECE) del Ministerio de Salud, Sylvia Santander, sostuvo que “es una tremenda oportunidad contar con la posibilidad periódicamente de tener una asesoría”. Recordó que este es “uno de los temas que ha tenido un control histórico, medicamentos y manejo de la vigilancia adecuados” y que “no es en este momento un problema de mayor envergadura, pero podría serlo si nos descuidamos”. 

Por su parte, el director (S) del Instituto de Salud Pública, Heriberto García, agradeció la oportunidad que ofrece esta visita y destacó el trabajo realizado por los profesionales del Instituto de la Sección Micobacterias, que fue nombrado Laboratorio Supranacional de Tuberculosis en 1998. “Fue el primero de la región de las Américas, debido a las grandes experiencias técnicas de sus profesionales”, comentó. En la actualidad, “varios de nuestros profesionales de la Sección de Micobacterias, de su departamento biomédico, forman parte de comités de grupo de trabajo de la OPS para alineación y control de esta enfermedad”.

Los equipos identificaron brechas y oportunidades existentes para el trabajo; discutieron cómo acelerar las intervenciones hacia la eliminación de la TB en el país; e identificaron las necesidades de asesoría técnica del programa para planificar una agenda de cooperación en este ámbito.

La visita de monitoreo concluyó con una evaluación positiva de la gestión del programa a nivel nacional, destacando los avances significativos en actividades de prevención, diagnóstico y tratamiento de la enfermedad.

Sus recomendaciones, en tanto, incluyeron la implementación del Marco de Rendición de Cuentas Multisectorial de TB desarrollado por la OMS, el fortalecimiento de la dotación de recursos humanos para el programa a nivel central y regional, la implementación de estrategias para el involucramiento de la sociedad civil, y el establecimiento de una red nacional de investigación en tuberculosis.

El equipo asesor internacional estuvo compuesto por el Dr. Rafael López, coordinador del equipo visitante; el Dr. Ernesto Montoro y el Dr. Pedro Avedillo; así como de los consultores internacionales de la OPS, Dra. Zeidy Mata, de Costa Rica; Dra. Lucía Barrera, de Argentina; el Dr. Raimond Armengol, de España; y el Dr. Raúl Díaz, de Cuba.

Tuberculosis: Primera causa de muerte de origen infeccioso

La Tuberculosis es una infección bacteriana contagiosa que afecta principalmente a los pulmones, pero puede comprometer cualquier órgano. Es causada por la bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis o Bacilo de Koch. Esta enfermedad ha provocado efectos devastadores en el mundo, causando millones de muertes, siendo llamada «La peste blanca» durante el siglo XIX.

Se puede transmitir por la inhalación de microgotas provenientes de la tos o el estornudo de una persona enferma. Si no es tratada de manera oportuna y adecuada puede causar daños permanentes en los pulmones o incluso la muerte.

A nivel mundial, la tuberculosis continúa siendo la primera causa de muerte de origen infeccioso. La Organización Mundial de la Salud estima que en el año 2018 diez millones de personas enfermaron de tuberculosis en el mundo y 1,4 millones de personas murieron por esta causa. En Chile, la tasa de mortalidad por tuberculosis en todas sus formas para el año 2017 fue de 1,1 por 100.000 habitantes. Esta cifra corresponde a 210 personas fallecidas por tuberculosis en el país.

Los síntomas más comunes de la enfermedad son tos y desgarro por 2 semanas o más, que puede producir desgarro con sangre. Se puede acompañar de decaimiento, pérdida de apetito, fiebre en las tardes, baja de peso y sudores nocturnos. Ante la presencia de estos síntomas, el Ministerio de Salud de Chile recomienda acudir a los establecimientos públicos de salud más cercanos para solicitar el examen de expectoración o baciloscopía, que es totalmente gratuito, independiente de la previsión o nacionalidad de las personas.

En Chile, la vacunación BCG (bacilo de Calmette-Guérin) contra la enfermedad de tuberculosis es obligatoria. Esta vacuna protege a los niños y niñas de las formas graves de la tuberculosis (meningitis tuberculosa y TBC diseminada) y previene la muerte por estas causas. La BCG está incorporada en el Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI). El procedimiento debe ser realizado en los servicios de neonatología y puerperio por los y las profesionales matronas encargadas de la atención del neonato del sistema público y privado de salud. La meta de cobertura a nivel nacional es de 95%.

Estrategia Fin a la TB

La “Estrategia Fin a la TB” tiene como objetivo poner fin a la epidemia mundial, reduciendo el número de muertes en un 95% y la tasa de incidencia en un 90% entre 2015 y 2035, consiguiendo que ninguna familia tenga que hacer frente a gastos catastróficos debido a esta enfermedad.

Aprobada por la 67ª Asamblea Mundial de la Salud en el año 2014, busca alcanzar la meta relacionada con la salud del tercer Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas que insta a poner fin a la epidemia de TB.

Más información en: https://www.paho.org/es/temas/tuberculosis