Preguntas Frecuentes sobre el Mecanismo COVAX y vacunas COVID-19 en las Américas

26 Mar 2021
vacunas
26 Mar 2021

¿Qué es el Mecanismo COVAX? 

El Mecanismo COVAX es una iniciativa global encabezada por (en orden alfabético) la Alianza Mundial Gavi para las Vacunas y la Inmunización, la Coalición para las Innovaciones en la Preparación ante las Epidemias (CEPI), Organización Mundial de la Salud y la UNICEF, cuya misión para el 2021es asegurar la entrega equitativa de vacunas para el 20% de la población de los países participantes en todo el mundo. Conozca más sobre cómo funciona el Mecanismo COVAX y sus beneficios. Visitar sitio oficial (disponible en inglés)

¿La OPS es parte del mecanismo COVAX?

COVAX y la Organización Panamericana (OPS) de la Salud son dos entidades distintas colaborando para asegurar que las poblaciones en mayor riesgo por COVID-19 accedan a vacunas.  El Fondo Rotatorio de la OPS — que cuenta con más de 40 años de experiencia y cooperación con los países de las Américas — está adquiriendo y distribuyendo las vacunas COVID-19 en nombre de los 36 países participantes de las Américas en el Mecanismo COVAX, incluido Paraguay. Esto involucra una estrecha colaboración con cada país participante de América Latina y el Caribe, y con los productores de vacunas para cerrar las órdenes de compra, hacer todos los preparativos necesarios para recibir las dosis y otros aspectos logísticos vinculados con la entrega. La OPS también brinda asistencia a los países para finalizar los requerimientos administrativos, legales y reglamentarios que son necesarios para concluir con las órdenes de compra. El Fondo Rotatorio de la OPS ofrece múltiples beneficios a los Estados Miembros.  Conoce más sobre el Fondo Rotatorio de la OPS.

¿Cuál es el rol de la OPS?

La OPS apoyó a los Estados Miembros en el desarrollo de sus planes nacionales de vacunación para que sus poblaciones puedan recibir vacunas de manera sostenible, eficaz y segura.

Específicamente en el caso de Paraguay, a través de una estrecha comunicación y colaboración con el Ministerio de Salud Pública y de Bienestar Social, la OPS ha cooperado técnicamente en la preparación del país para la introducción de la vacuna contra COVID-19.  El asesoramiento técnico incluyó  el apoyo al Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) del MSPBS, en la elaboración del Plan Nacional de Vacunación contra COVID19, y ha apoyado con la dotación de los monitores de temperatura para la modernización de la cadena de frio en el 2020, además de herramientas informáticas para 70 vacunatorios para el registro nominal de personas vacunadas en todas las fases.

La OPS apoyó además al PAI para el mantenimiento de los vacunatorios. Esto implicó orientación técnica para la adecuación y relocalización de los servicios de vacunación fuera de las oficinas o servicios médicos, agendamiento de las vacunaciones y mensajes de comunicación para promover la importancia de la vacunación. Como en pocos países de la Región, el 100% de los vacunatorios han permanecido activos en Paraguay en el primer año de pandemia. La implementación del plan de vacunación contra la influenza, con más 1.208.256 dosis administradas, evitó la sobrecarga de los servicios de salud con esta patología. Equipamientos e insumos, tales como equipos de protección personal, lavamanos, tiendas de campaña para puestos de vacunación temporales en servicios con alta demanda e insuficiente infraestructura han sido provistos para lograr sostener las coberturas, sin ningún caso registrado de transmisión de COVID 19 en vacunadores.

La OPS continúa ofreciendo cooperación técnica para los despliegues nacionales de vacunación, distribuyendo guías, capacitando personal médico y asesorando directamente a los países en campañas de información pública para asegurar que las personas sepan dónde, cuándo y por qué recibir sus vacunas.

¿Cuál es el canal de comunicación entre el mecanismo COVAX y los gobiernos?

El Mecanismo COVAX informa directamente a cada país, a través de sus Ministerios de Salud, sobre las entregas, disponibilidad de vacunas y otras actualizaciones importantes para que las autoridades de salud puedan tomarlas en cuenta en su planeación y respuesta ante la COVID-19. COVAX ha favorecido que esta comunicación sea transparente, publicando información relevante a nivel mundial (disponible en inglés).

Adicionalmente, la OPS se mantiene en estrecha comunicación con los Ministerios de Salud de los países, trabajando coordinadamente en todo momento, no sólo respecto a la entrega de vacunas a través del Mecanismo COVAX, sino también con relación a toda la respuesta a la Pandemia y las necesidades de cada país para prevenir la transmisión de la enfermedad, compartir datos sobre las variantes del virus, intercambiar datos científicos y técnicos en cuanto a tratamientos y ofrecer apoyo en el despliegue nacional de vacunación.

¿Cómo se definen las asignaciones de las vacunas en el Mecanismo COVAX?

La decisión sobre la asignación de dosis de vacunas para cada país se lleva a cabo por un grupo independiente que asesora a la OMS. La asignación para este primer despliegue se realizó bajo un estricto criterio de equidad.

¿Cuál es el valor agregado del mecanismo COVAX para los países participantes?

En todo el mundo, la situación respecto a las vacunas es incierta debido a limitaciones de fabricación, la baja oferta y la alta demanda de dosis. Es la realidad para todos los países y todas las vacunas, incluyendo las que se distribuyen a través del Mecanismo COVAX.

Para la OPS, el acceso a las vacunas en las Américas debe ser una prioridad global y nuestra Región necesita vacunas lo antes posible y tantas como sea posible para salvar vidas.

Por ello COVAX es la mejor opción disponible hasta el momento para hacer llegar vacunas a las personas sin importar el tamaño o nivel de ingreso de los países. El Mecanismo COVAX contribuye a que los países de las Américas, como Paraguay, puedan acceder a un portafolio de vacunas precalificadas, seguras y de manera equitativa, dadas las limitaciones que enfrentamos en este momento. La meta de COVAX es ofrecer vacunas para al menos el 20% de la población de cada país que participa en el Mecanismo, con el fin de proteger a las personas en mayor riesgo y salvar vidas.