Honduras recibe 1,5 millones de vacunas donadas por los Estados Unidos a través de COVAX

27 Jun 2021
Llegada de vacunas en aeropuerto con representante

San Pedro Sula, 27 de junio de 2021 (OPS) — Honduras recibió hoy 1,5 millones de dosis de vacunas Moderna contra la COVID-19 donadas por los Estados Unidos a través del Mecanismo COVAX. Honduras es el primero de al menos 14 países de América Latina y el Caribe que recibirán dosis como parte de este esfuerzo.

Las vacunas Moderna arribaron este domingo al aeropuerto “Ramón Villeda Morales” de San Pedro Sula, donde se llevó a cabo el evento de entrega de las vacunas con la participación del Abogado Juan Orlando Hernández, presidente de la república; la licenciada Alba Consuelo Flores, Secretaria de Salud; la señora Colleen Hoey, Encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos y la Magister Piedad Huerta, Representante de la OPS/OMS en Honduras. Con esta entrega, el país ha recibido 1,970,840 dosis de vacunas a través del Mecanismo COVAX (1,5 millones de Moderna + 257.900 de AZ + 212,940 de Pfizer)

El presidente Hernández dijo "Siempre he sido un creyente en que el multilateralismo es la más efectiva vía para reducir la brecha que separa a los países desarrollados de los que estamos en vías de serlo. En mi país muchos me criticaron por haber confiado mucho, quizá demasiado, en COVAX. Hoy con este envío de 1.5 millones de dosis de vacunas contra el COVID-19, donados por Estados Unidos a través de COVAX, a favor de nuestro pueblo, les restituyen la esperanza y la confianza a millones de hondureños que formar parte de organizaciones internacionales trae enormes beneficios. Con esta donación estamos cada vez más cerca de la meta de proteger a más de 7 millones de hondureños mayores de 12 años y con ello lograr la ansiada inmunización de rebaño”.

Ministra de Salud Honduras y Representante OPS/OMS recibiendo lote de vacunas Moderna

La donación es parte de los planes del Gobierno de los Estados Unidos para aumentar la cobertura de vacunación contra la COVID-19 en otros países del mundo, contrarrestar nuevas olas de contagios y priorizar la vacunación de los trabajadores de la salud y otras poblaciones vulnerables en países vecinos y con necesidad de vacunas.

El   Fondo Rotatorio y la Representación de la OPS en Honduras trabajaron con los gobiernos de los Estados Unidos y de Honduras, y con el Mecanismo COVAX, en la logística y otros aspectos relevantes para asegurar que estas vacunas llegaran con prontitud, de forma segura y estén listas para ser desplegadas lo antes posible.

Piedad Huerta dijo que “esta generosa donación del gobierno de los Estados Unidos por medio del mecanismo COVAX, es de un millón quinientas mil dosis de vacunas Moderna, siendo Honduras el primer país del mundo en recibir las vacunas prometidas por Estados Unidos. Esto demuestra lo que hemos dicho muchas veces, que Honduras es un país prioritario” …“esta donación de vacunas que comienzan hoy a ser distribuidas por COVAX, se convierte en una exhortación al resto de los líderes mundiales para la solidaridad mundial en la lucha contra la pandemia por medio de la donación de vacunas contra la COVID-19. Recordemos que ningún país del mundo estará seguro hasta que todos lo estén.”  

La plataforma de COVAX para el intercambio de vacunas hace posible que los países puedan compartir dosis con otros que hayan asegurado asignaciones autofinanciadas mediante el Mecanismo o a través de acuerdos bilaterales, contribuyendo así a aumentar la cobertura vacunal, a ayudar a que no se desperdicie ninguna dosis y a poner fin a la fase aguda de la pandemia. El diseño y la puesta en marcha del mecanismo para compartir dosis de vacunas entre países por medio de COVAX fue establecido gracias a una contribución de Canadá por 5 millones de dólares canadienses.

Además de a los Estados Unidos, la OPS ha expresado su gratitud a todos los otros gobiernos por las donaciones financieras y de vacunas para América Latina y el Caribe, haciendo un llamado a más países desarrollados a contribuir a ampliar el acceso a las vacunas para la región.

Hasta en tanto la vacunación esté ampliamente extendida entre la población, las medidas de salud pública continúan siendo la base de la respuesta a la pandemia. Para las autoridades de salud pública, esto significa continuar con la realización de pruebas de detección, seguimiento de contactos, aislamiento, cuarentena asistida y atención de calidad. Y para las personas, significa seguir practicando el distanciamiento físico, la higiene de las manos, el uso de mascarillas, la ventilación de los espacios y evitar las aglomeraciones.