Qué es, cómo se transmite, se manifiesta y se previene la viruela símica: las respuestas de dos epidemiólogos uruguayos

7 Sep 2022
Viruela Simica

Montevideo, 7 de septiembre de 2022 (OPS/OMS) - La viruela símica, también conocida como “viruela del mono” fue descripta hace más de 50 años en África y es una enfermedad endémica en muchos países de ese continente. La alarma internacional se originó en 2022, ante la ocurrencia de brotes sostenidos de esta enfermedad en países de Europa y también de las Américas.

La rápida propagación a territorios en los que jamás se había registrado ningún caso de viruela símica motivó que el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declarara, el 23 de julio, que se está ante una emergencia de salud pública de importancia internacional. Según el registro de OMS, en el transcurso del mes previo a la declaración de emergencia, los casos de viruela símica crecieron de 3.040 a 16.000 y se extendieron de 47 a 75 países y territorios, provocando el fallecimiento de cinco personas.

En esta nota dos epidemiólogos uruguayos, Lucía Alonso, consultora nacional de la Representación en Uruguay de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y Gustavo Gagliano, consultor de OPS, responden las principales dudas sobre la transmisión y prevención de esta enfermedad; dan cuenta, además, de las acciones que han tomado la OPS y las autoridades sanitarias nacionales para enfrentar la problemática.

¿Qué es la viruela símica?

Es una enfermedad provocada por un virus; se trata de una enfermedad zoonótica, porque puede ser transmitida desde otros animales al ser humano, informó Gagliano. Recordó que los primeros casos datan de 1970 y fueron registrados en países de África en los que, desde ese momento, se constituyó como una enfermedad es endémica, es decir, que presenta habitualmente un número de casos esperable. Añadió que desde aquel entonces los casos de viruela símica que se habían identificado fuera de África estaban “siempre limitados a viajeros o un pequeño brote vinculado a esos viajeros” pero que ahora “se da por primera vez es un brote mantenido en diferentes países vinculado a esta enfermedad”. [Video de esta respuesta]

¿Qué síntomas se presentan?

Gagliano explicó que, tal como ocurre con muchas infecciones virales, durante los primeros días del transcurso de la infección, los síntomas son inespecíficos: “fiebre, dolor muscular, dolor articular, cansancio, falta de ganas de hacer las cosas”, enumeró, y agregó que también se caracteriza, aunque no se observa en todos los pacientes, por la inflamación de ganglios. Posteriormente a esa primara fase, aparecen las lesiones de piel que se presentan de diferentes formas a medida que evolucionan: “en principio puede ser solamente una mancha en la piel, luego esa mancha es sobreelevada, una vesícula con contenido transparente; después, habitualmente, es un contenido más amarillento o blanquecino y finalmente aparece la etapa de costra, que es como una cascarita sobre la piel”, detalló. [Video de esta respuesta]

¿Cómo se transmite?

Alonso explicó que la transmisión entre humanos puede darse por diferentes mecanismos y señaló que los principales son a través del contacto directo e indirecto. La transmisión por contacto directo se da cuando una persona susceptible se expone a alguien con lesiones que contienen el líquido con el virus; la vía indirecta puede ocurrir si una persona toca o manipula objetos contaminados con el virus (por haber sido manipulados por alguien con viruela símica) y luego se toca sus mucosas, por ejemplo las de los ojos, la nariz o la boca. Describió que también puede transmitirse a través de la producción de secreciones, por ejemplo al estornudar, al toser o al hablar, y en forma vertical, de madre a hijo durante el embarazo. De todas ellas, Alonso especificó que en este brote epidémico “la vía de transmisión predominante es el contacto sexual” porque “en este contexto las lesiones se presentan en la zona anogenital y oral principalmente” y que “es a través del contacto de las mucosas expuestas con las mucosas que presentan estas lesiones que contienen el virus que la transmisión se produce en forma tan eficiente”. [Video de esta respuesta]

¿Qué medidas de cuidado y de precaución se deben tomar?

En primer lugar, debemos estar atentos a los síntomas, afirmó Gagliano. “Ante algún síntoma compatible con la enfermedad, es importante poder consultar y, en caso de tener el diagnóstico de viruela símica, cumplir con las recomendaciones de aislamiento tratando de evitar la transmisión a otras personas”, indicó.

Alonso respondió que es importante que las personas que tienen la confirmación o la sospecha de tener el virus cumplan con la higiene de manos -lo que “evita generar fomites”, como se les denomina a los objetos inanimados contaminados”-, y tengan precauciones con la transmisión de secreciones por vía respiratoria y al tomar contacto con otras personas. “La combinación de estas medidas es la que reduce las chances de generar transmisión, principalmente en el ámbito domiciliario, que es donde estamos observándolo en este contexto”, reafirmó.

Con respecto a los contactos de los casos confirmados, Alonso informó que “deben realizar un seguimiento diario en busca de síntomas compatibles con la enfermedad por un período de 21 días que es el período máximo de incubación de esta enfermedad. Esto implica estar atentos a la aparición de fiebre, de malestar general, de dolor de cabeza, de decaimiento y eventualmente de lesiones en la piel o específicamente en la zona anogenital si el contacto fue sexual”. [Video de esta respuesta]

¿Cuál es el perfil de las personas infectadas?

Alonso informó que “tanto en la región de las Américas como en Europa, que es donde se concentra principalmente este brote epidémico, el perfil epidemiológico muestra una alta concentración de casos en hombres principalmente de estratos jóvenes de edad, por debajo de los 40, 45 años, y una concentración importante también en hombres que tienen sexo con hombres”. Mencionó que este perfil es el que predomina “en el contexto global del brote, es decir, que tiene un comportamiento relativamente homogéneo tanto en la región como fuera de la región” y que “se ha mantenido estable desde el inicio del brote, en mayo, hasta el momento actual”. [Video de esta respuesta]

¿Se cura la viruela símica?

“Lo más habitual es que en dos semanas se resuelvan los síntomas y sin ningún tipo de secuelas”, explicó Gagliano. Añadió que la gran mayoría de las personas “no necesita hacer ningún tratamiento específico más que calmar el dolor que pueda provocar las lesiones de piel”. Si las lesiones sufren una infección bacteriana, se requiere el uso de antibióticos, acotó. [Video de esta respuesta]

¿Es una enfermedad grave?

Gagliano señaló la diferencia entre lo que se observaba en los casos africanos y en lo que ocurre ahora con el brote originado en países fuera de esa región: “Lo que se veía en África era que del total de casos entre 3%, 6%, podía evolucionar al fallecimiento; allí se veía una enfermedad algo más grave de lo que estamos viendo ahora en este brote multipaís donde los fallecimientos son la excepción hasta el día de hoy”, expresó. Sostuvo que en el transcurso de dos semanas se tiene una evolución benigna, aunque especificó que un grupo muy limitado de personas -habitualmente una de cada diez- puede requerir internación. [Video de esta respuesta]

¿Existe una vacuna contra la viruela símica?

“Sí, la OPS ha disponibilizado a todos los países de la región de las Américas a través de su mecanismo actual de distribución de biológicos denominado ‘Fondo Rotatorio’ una vacuna que protege en forma cruzada para la viruela símica”, explicó Alonso. Puntualizó que “originalmente está pensada para protegernos de la viruela original, la viruela humana, que fue erradicada ya hace décadas” y que “es ofrecida a los países para que determinen qué cantidad requieren para poder realizar sus acciones de control”. Aclaró que se hace “una indicación muy precisa en tanto no es necesaria en este contexto epidemiológico actual para la población general sino únicamente para aquellos que han estado expuestos y que a su vez han tenido una exposición reciente y de alto riesgo”. [Video de esta respuesta]

¿La vacuna contra la viruela que se suministraba en Uruguay hasta la década de 1970 protege contra la viruela símica?

Alonso informó que la vacunación contra la viruela se aplicó ampliamente en todos los países de la región durante varias décadas con el objetivo de erradicar esa enfermedad, lo que se logró en la década de 1980 y motivó el cese de esa campaña de vacunación. Señaló que “permanece un subgrupo de la población uruguaya que ha recibido efectivamente esta vacuna” pero que es difícil determinar “qué grado de protección les ofrece al día de hoy” porque “si bien se asume una inmunidad de por lo menos 20 a 30 años posteriores a la vacunación”, eso “no es posible de cuantificar ni analizar a través de estudios de laboratorio”. “Asumimos que las personas que han sido vacunadas tienen algún grado de protección y cuanto más reciente haya sido, probablemente sea de mayor magnitud”, completó. [Video de esta respuesta]

¿Cómo se diagnostica la viruela símica?

Se hace a través de laboratorio; en Uruguay está a cargo del Departamento de Laboratorios de Salud Pública (del Ministerio de Salud Pública), informó Gagliano. Detalló que si una persona presenta un cuadro clínico compatible con la viruela símica, se toman muestras de las lesiones -“puede ser tanto el contenido de las vesículas, la piel de las vesículas o incluso hasta la costra que se ve al final de la manifestación clínica”, especificó-, se hace un hisopado nasofaríngeo, y se toma una muestra de sangre. [Video de esta respuesta]

¿Por qué fue declarada la emergencia de salud pública de importancia internacional?

“La declaración de una emergencia de salud pública de importancia internacional es una declaración por parte del director general de la OMS en base al asesoramiento de un comité de expertos que le brinda argumentos para esa toma de decisión, y así fue con este evento”, informó Gagliano. Puntualizó que hay dos criterios básicos para considerar si una enfermedad cumple con la definición de una emergencia de salud pública de importancia internacional: “la capacidad de diseminarse y el riesgo de diseminación internacional en diferentes países de esa enfermedad”, por un lado, y, por otro, “que para hacer frente a esa enfermedad sea necesaria una respuesta coordinada entre los diferentes países y organismos internacionales”. [Video de esta respuesta]

¿Cuál es el rol de la OPS y qué apoyo brinda ante la aparición de esta emergencia de salud internacional?

Alonso respondió que “la OPS, como agencia especializada en salud en la región de las Américas, tiene la obligación de brindar herramientas a los países para prepararse, estar alertas y responder frente a la aparición de casos”. Describió que los paquetes de medidas que propone OPS tienen base en la mejor evidencia disponible y varían en función de los “diferentes escenarios epidemiológicos” puesto que no es lo mismo la situación de un país que no tiene casos, a la de uno que tiene algunos y otro que “ya tiene circulación sostenida”. Alonso resumió que las estrategias de cooperación buscan facilitar la implementación “de medidas de prevención, vigilancia y control de la enfermedad”. Añadió que comprende, también, brindar herramientas de comunicación “a las poblaciones que están más expuestas y que presentan un riesgo significativo”, lo que implica el acercamiento “a las colectividades y a las comunidades organizadas para poder conversar con ellos de forma de que cuenten con toda la información en forma totalmente transparente y puedan tomar acciones preventivas para reducir los riesgos de enfermar”. [Video de esta respuesta]