La OPS firma un acuerdo de cooperación con la Escuela de Salud Pública Dalla Lana de la Universidad de Toronto para promover la generación de conocimiento sobre salud y migración en las Américas

17 Nov 2021
Migrantes

Washington, DC, 17 de noviembre del 2021 (OPS) - La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) y la Escuela de Salud Pública Dalla Lana (DLSPH, por sus siglas en inglés) de la Universidad de Toronto firmaron un nuevo acuerdo de tres años que busca continuar fortaleciendo y expandiendo esfuerzos conjuntos enfocados en salud y migración en la Región de las Américas. El objetivo específico es ampliar la base de conocimientos sobre salud y migración, promover la formulación de políticas basadas en la evidencia y fomentar una cultura de intercambio interdisciplinario de ideas y soluciones basadas en la investigación sobre temas prioritarios de salud en esta área de trabajo.

“Esta alianza llega en un momento oportuno cuando varios países de la Región están experimentando un aumento de los movimientos de población en los que, a menudo, las necesidades de salud de los refugiados y migrantes no se tienen en cuenta”, dijo James Fitzgerald, director del Departamento de Sistemas y Servicios de Salud de la OPS.

La pandemia de COVID-19 también ha resaltado la importancia y la urgencia de abordar las brechas en los datos de salud y la necesidad de apoyar a los Estados Miembros que están trabajando en fortalecer sus capacidades de investigación aplicada, la gestión del conocimiento y la respuesta sistémica a las necesidades de salud de los refugiados y migrantes.

A través de esta alianza, las organizaciones colaborarán en la realización de actividades que apoyen la investigación aplicada, la síntesis y la difusión de conocimientos y el intercambio de información sobre salud y migración. La OPS y la DLSPH trabajarán dentro de estas áreas de acción como, por ejemplo, la recolección, el análisis e intercambio de datos de salud específicos de refugiados y migrantes, esenciales para caracterizar plenamente sus necesidades de salud y las condiciones de las poblaciones en situaciones de vulnerabilidad, como mujeres y niñas migrantes.

“El trabajo conjunto en la generación del conocimiento también apoyará los esfuerzos dirigidos a desarrollar políticas de salud basadas en la evidencia e intervenciones de salud pública que promuevan el acceso a servicios de salud integrales, de calidad y oportunos”, dijo Fitzgerald.

Además, ambas organizaciones buscan avanzar hacia una mejor comprensión del vínculo entre salud, migración y otras áreas de desarrollo sostenible. Por ejemplo, examinar el nexo entre salud, migración y cambio climático. En este sentido, esta alianza ayudará a mejorar la calidad de la evidencia generada sobre el tema para informar mejor el desarrollo de políticas, los esfuerzos de abogacía y las actividades para el fortalecimiento de capacidades, centrándose en las comunidades en situación de vulnerabilidad que serán las primeras en sentir el impacto del cambio climático y la degradación ambiental.

Dicha colaboración apunta a elevar el papel de la academia en la salud y la migración y apoyar la realización de los compromisos de la OPS para acelerar el progreso hacia el logro del acceso universal a la salud y la cobertura universal de salud.