Nueva publicación de la OPS busca apoyar a los países a fortalecer la atención de emergencias para salvar vidas en las carreteras

18 Mayo 2023
Simulación
18 Mayo 2023

Mejorar los servicios de emergencias puede ayudar a prevenir hasta el 50% de las muertes causadas por lesiones en el tránsito, que en las Américas suman más de 150.000 cada año.

Washington, DC, 18 de mayo de 2023 (OPS)- Una nueva publicación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) publicada hoy busca ayudar a los países de la región de las Américas a reforzar sus servicios de emergencias traumatológicas para prevenir que las personas lesionadas en el tránsito mueran o sufran discapacidades permanentes en forma innecesaria.

Un sistema de atención de emergencias bien organizado tiene el potencial de prevenir cerca del 50% de las muertes en las personas con lesiones graves y de mejorar el resultado funcional entre quienes sobreviven, según la evidencia recopilada en la publicación Fortalecer la atención de emergencias traumatológicas en la Región de las Américas.

Actualmente, más de 150 mil personas pierden la vida anualmente en las vías de tránsito en las Américas y miles más sufren lesiones no mortales, muchas de las cuales quedan con discapacidades permanentes. Las lesiones causadas por el tránsito son la principal causa de muerte de niños y jóvenes de 5 a 29 años. Cerca de la mitad de las muertes causadas por el tránsito en la región corresponde a los usuarios más vulnerables: motociclistas (23%), peatones (22%) y ciclistas (3%).

“Es preocupante el alto número de personas que fallecen cada año en las vías de tránsito por causas que podrían evitarse mediante políticas que promuevan una movilidad segura”, sostuvo el Director de la OPS, doctor Jarbas Barbosa. “Pero, cuando el siniestro ocurre, el sistema de salud debe estar preparado para brindar los cuidados adecuados en tiempo oportuno para mitigar así los efectos de las lesiones causadas por el tránsito”, agregó. 

Proporcionar una atención adecuada y a tiempo es parte del enfoque del sistema de tránsito seguro que impulsa la OPS y que enfatiza en la responsabilidad compartida entre quienes diseñan, construyen, administran y usan las vías de tránsito y los vehículos de motor para prevenir muertes y lesiones graves.

“Reforzar la atención de emergencia es altamente efectivo y no supone invertir mucho dinero o endeudar al sistema de salud; intervenciones simples, como tener un número único para emergencias, pueden tener un efecto dramático sobre la mortalidad”, sostuvo el asesor regional en seguridad vial y prevención de lesiones no intencionales de la OPS, Ricardo Pérez-Núñez. “En la medida en que las funciones esenciales de emergencias y el personal involucrado se articulen de forma adecuada y cuenten con los procesos y con recursos mínimos, es posible proteger la salud, evitar consecuencias graves y salvar vidas”, agregó.

Publicado en el marco de la 7ª Semana de Naciones Unidas para la Seguridad Vial, que tiene lugar del 15 al 21 de mayo de 2023, el reporte detalla las funciones esenciales y las brechas existentes de la atención de emergencias, que van desde la activación del sistema, la atención en el lugar de los hechos, el traslado de personas lesionadas a las unidades de salud y el cuidado en establecimientos hospitalarios. 

Además, hace una serie de recomendaciones generales para fortalecer los servicios de emergencias, que van desde el diseño de una política de financiamiento sostenible, gobernanza eficaz y acceso universal a la atención de emergencia, y la creación o designación de una oficina responsable dentro del ministerio de salud, hasta la realización de un diagnóstico de la situación de atención prehospitalaria y hospitalaria de emergencia.

Las recomendaciones también incluyen el fortalecimiento del marco legal y normativo de la atención de emergencia, el acceso efectivo a la atención prehospitalaria de emergencia y a la atención médica especializada en centros hospitalarios las 24 horas del día y los siete días de la semana; la formación, certificación y profesionalización de recursos humanos sobre la atención clínica de las emergencias traumatológicas, y el diseño y ejecución de protocolos de atención de emergencia y recopilación de información estratégica, entre otros.

Esta publicación de la OPS busca ayudar a los responsables de la toma de decisiones a mejorar la atención de emergencias y reducir las muertes y lesiones causadas por el tránsito en, al menos, un 50% para 2030, como se comprometieron los países de la región ante la Asamblea General de las Naciones Unidas como parte del Segundo Decenio de acción para la Seguridad Vial 2021-2030 y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).