OPS apoya los esfuerzos de eliminación de la malaria ante posibles interrupciones de suministros clave durante la pandemia

25 Jun 2020
Bodega en Panamá. Fondo Estratégico de la OPS /

A través de su Fondo Estratégico y su bodega en Panamá, adquiere medicamentos y suministros en nombre de los países de las Américas y mantiene reservas mínimas de antimaláricos que puede distribuir rápidamente en caso de necesidad.

Washington, DC, 24 de junio de 2020 (OPS)- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) apoya los esfuerzos de los países de las Américas en la eliminación de la malaria ante posibles interrupciones en la cadena de suministro de insumos clave para detectar y tratar la enfermedad y su posible desabastecimiento causado por la pandemia de COVID-19.

"Asegurar el acceso oportuno a medicamentos y suministros de salud clave y difíciles de conseguir para la malaria es crucial durante la respuesta a la pandemia por COVID-19", afirmó James Fitzgerald, director del Departamento de Sistemas y Servicios de Salud de la OPS.

Para garantizar una respuesta rápida y evitar interrupciones de los suministros clave para malaria, el Fondo Estratégico de la OPS, en coordinación con la bodega regional de las Naciones Unidas en Panamá, facilitó la disponibilidad y entrega de cloroquina a Belice y Panamá. De esta manera, se dio respuesta a un posible riesgo de desabastecimiento debido a las interrupciones en la cadena de suministro global de los principales ingredientes farmacéuticos activos (API, por sus siglas en inglés).

"Es crucial mantener los esfuerzos en el diagnóstico, tratamiento y vigilancia de la malaria, en sinergia con la respuesta a la pandemia de la COVID-19", dijo Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS.

Además, la OPS apoyó las donaciones de medicamentos antimaláricos, primaquina y cloroquina a Haití, luego de que el país fue afectado por problemas en la entrega, y a la República Dominicana en vista del aumento de los casos reportados durante el primer trimestre de 2020.

Los esfuerzos para mantener el diagnóstico, el tratamiento y la prevención de la malaria fueron posibles debido a la disponibilidad de medicamentos y suministros esenciales en la bodega regional que fueron movilizados a esos países.

La bodega se estableció en 2014, luego de que varios Estados Miembros de la OPS informaron la dificultad para adquirir antimaláricos, a raíz de sistemas de distribución inadecuados y proveedores locales limitados. Tras las donaciones iniciales de medicamentos para controlar enfermedades tropicales desatendidas, como la enfermedad de Chagas y la leishmaniasis, la bodega ha crecido para respaldar el acceso, la distribución y la disponibilidad continua de tratamientos y suministros de calidad garantizada, incluidas terapias combinadas basadas en la artemisinina (TCA), artesunato inyectable, medicamentos antiparasitarios y otros productos específicos como mosquiteros y pruebas de diagnóstico rápido para malaria

"La bodega regional ha sido vital para apoyar a los países en el manejo de la malaria, tanto para los Estados Miembros con una gran carga de casos endémicos, como para aquellos que pueden estar cerca de la eliminación, pero enfrentan casos importados anualmente", indicó Christopher Lim, jefe del Fondo Estratégico de la OPS.

Incluso en países certificados como libres de malaria, asegurar reservas mínimas adecuadas de antimaláricos es crucial para prevenir el restablecimiento de la enfermedad. Dado que los Estados Miembros requieren diversas cantidades de medicamentos y suministros para un tratamiento oportuno, la bodega regional mantiene reservas para el tratamiento de la malaria que son críticas para evitar desafíos en la obtención de cantidades pequeñas, pero necesarias. Asimismo, la bodega apoya a disminuir las dificultades que surgen debido a problemas de entrega y/o cambios en las políticas nacionales de los países exportadores.

Expertos de la OPS también han señalado la necesidad de asegurar pruebas de diagnóstico y tratamientos adecuados para los pacientes, así como las medidas principales de prevención para la malaria, como son los mosquiteros tratados con insecticidas de larga duración y el rociado residual intradomiciliario, para proteger y mejorar los esfuerzos de eliminación de la malaria.

A través del apoyo del Fondo Estratégico de la OPS y los departamentos técnicos y de compras relacionados, la bodega regional facilitó el envío oportuno de 400.000 productos a 16 países durante 2019. Esto ha permitido a los Estados Miembros actuar colectivamente en el acceso a medicamentos que son difíciles de conseguir y así poder lograr sus compromisos hacia la eliminación de diversas enfermedades en la Región.