Red de colaboradores voluntarios son capacitados en comunicación de riesgos y participación comunitaria para el abordaje de la salud materna, sexual y reproductiva

3 Ago 2021
Comunicación de riesto, en Choluteca HND

Choluteca, Choluteca, julio 2021 (OPS/OMS). Entre la última quincena de junio y la primera quincena de julio, la OPS/OMS apoyó a la Secretaría de Salud con una serie de capacitaciones sobre comunicación de riesgos y participación comunitaria, dirigidas a la red de colaboradores voluntarios presentes en las comunidades de los municipios priorizados del proyecto de Salud Sexual y Reproductiva (SSR) de cinco departamentos priorizados, para el abordaje de la salud materna, salud sexual y reproductiva y control de enfermedades transmisibles; con el fin de promover el cambio de comportamiento en la población y mejorar el acceso de mujeres, adolescentes y embarazadas a los servicios de salud materna y salud sexual y reproductiva.

La capacitación de los Colaboradores Voluntarios en las regiones de Cortés, Yoro, Santa Bárbara, Choluteca y Olancho, tiene el objetivo de fortalecer las habilidades para sensibilizar a la comunidad en acercarse a los servicios de salud materna y salud sexual y reproductiva y cumplir con las medidas de prevención de enfermedades de los municipios priorizados dentro del proyecto, para salvar vidas. También la actualización de conocimiento sobre las estrategias de comunicación de riesgo y participación comunitaria en relación a estos temas, por medio del uso de material educativo como herramientas didácticas para promover el cambio de comportamiento en la población.

Estos ColVol realizan visitas casa a casa para impartir charlas educativas para reducir el embarazo en adolescente así como la mortalidad materna, fortaleciendo la percepción del riesgo de la población, así como contribuir con mensajes efectivos qué les permitan a las personas tomar las mejores decisiones para salvaguardar su salud, su vida y la de su comunidad, tomando consideración la pandemia de la COVID-19. También los colaboradores voluntarios deberán establecer alianzas estratégicas con gobiernos locales y otros organismos de cooperación para unir esfuerzos y optimizar el desempeño en el nivel local. De igual forma se espera que estas acciones contribuyan en aumentar la demanda y la oferta  de servicios maternos y de salud sexual y reproductiva de calidad para mujeres y niñas que viven en situaciones de vulnerabilidad a través de la provisión de servicios sensibles al género, culturalmente aceptables, centrados en las personas, integrales con el enfoque del curso de vida. Las charlas educativas serán acompañadas de mensajes plasmados en rotafolios educativos como  una herramienta eficaz de comunicación para que el mensaje tenga una mejor comprensión a nivel comunitario.