Guatemala, 21 de junio de 2018.  Cada año en el mundo millones de madres esperan con ilusión dar a luz, sin embargo, alrededor de 450 bebés mueren cada hora antes de cumplir los 28 días de nacidos.  La mayor parte de estas muertes son por causas prevenibles como asfixia perinatal o infecciones.

Con el fin de contribuir a reducir el número de recién nacidas y recién nacidos que mueren antes de las cuatro semanas de vida, más de 50 profesionales de la salud  de 16 hospitales de la red del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social se reunieron del 5 al 7 de junio en la ciudad de Quetzaltenango para participar en el taller de investigación y control de brotes de infecciones asociadas a la atención de salud en neonatología para fortalecer los sistemas de vigilancia de las infecciones, socializar las principales metodologías, estrategias y acciones necesarias de investigación, prevención y control de los brotes de infecciones asociadas a la atención en las unidades neonatales.

El taller estuvo a cargo del Dr. Pablo Durán, asesor regional en salud perinatal del Centro Latinoamericano de Perinatologia y Unidad de la Salud de la Mujer y Reproductiva (CLAP/SMR-OPS) y el Dr. Ricardo Bustamante, consultor de enfermedades transmisibles de la Oficina Regional de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), y de personal técnico del Viceministerio de Hospitales del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

Los profesionales de la salud  asistentes al taller que laboran en las unidades de cuidado intensivo neonatal y unidades de atención de recién nacidos de los hospitales de Cuilapa, San Benito Petén, Chimaltenango, Mazatenango, San Marcos, Huehuetenango, Totonicapán, Regional de Occidente de Quetzaltenango, Coatepeque, Malacatán, Infantil de Puerto Barrios, Cobán Sololá, Zacapa, Escuintla y Quiché, participaron en diferentes actividades preparadas para conocer los lineamientos basados en evidencia de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) para la prevención y control de las infecciones, además elaboraron estados de situación de los servicios de salud y establecieron mejoras, retos y limitantes para mejorar la calidad de la atención en salud. Se espera que los participantes puedan elaborar sus propios planes de trabajo de prevención y control de infecciones en cada una de sus áreas de trabajo por medio del fortalecimiento de la vigilancia con incorporación de indicadores de proceso y resultado, así como el fortalecimiento de las competencias del recurso humano que trabaja en las unidades neonatales participantes.