Washington, DC, 9 de septiembre de 2019 (OPS)—Periodistas de América Latina están redefiniendo la forma en que comunican sobre el suicidio en los medios, donde por mucho tiempo los casos de suicidio han sido reportados como un espectáculo o directamente silenciados, por temor a generar un efecto contagio.

Sin embargo, una cobertura responsable puede contribuir a su prevención, al reducir el riesgo de un comportamiento imitativo, ayudar a cambiar percepciones incorrectas y animar a las personas a buscar ayuda, afirmó Claudina Cayetano, asesora regional en salud mental de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Desde que en 2000 la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó Prevención del suicidio. Un instrumento para los profesionales de los medios de comunicación - actualizada en 2017-, muchos periodistas y trabajadores de la prensa han modificado su modo de reportar sobre el tema.

“Hemos notado cambios en la forma en que los periodistas comunican sobre el suicidio, no ya tanto como una espectacularización o un acto heroico de amor comparable con Romeo y Julieta, sino como un hecho que tiene causas complejas, pero que se puede prevenir”, consideró Cayetano.

En las Américas, se producen poco más de 81.000 muertes por suicidio cada año. Los principales métodos utilizados fueron la asfixia (44%), las armas de fuego (31%), la intoxicación por alcohol y drogas (9%) y el envenenamiento por pesticidas o químicos (7%).

La OPS ha venido realizando capacitaciones virtuales y presenciales sobre el tema. En 2017, más de 130 periodistas, comunicadores y profesionales de la salud mental de 30 países de la Región participaron en un taller online. Ministerios de Salud de la Región, junto con las oficinas de país de la OPS, también organizaron encuentros para promover una cobertura responsable en sus países. Argentina, Trinidad y Tobago, y Uruguay son algunos de ellos.

hands typing into a laptop

Argentina: Herramientas para el tratamiento del suicidio en la noticia

Leonardo Rolón, periodista del sitio Reconquista, de la provincia de Santa Fe, en Argentina, participó de la capacitación “El tratamiento del suicidio en la noticia: recursos para periodistas”, desarrollada el Gobierno provincial y la OPS/OMS.

leonardo rolon
Leonardo Rolón, periodista del sitio Reconquista en Argentina.

Durante el taller que tuvo lugar en agosto último, previo al Día Mundial para la Prevención del Suicidio (10 de septiembre), Rolón y el resto de los participantes analizaron la situación sobre suicidios a nivel regional y en el país, la importancia de este tema en un marco de salud pública, el rol clave de la comunicación y las recomendaciones para informar noticias sobre suicidios, con los comunicadores como aliados claves de la prevención.

“Después del taller, hubo tres hechos en la zona en el término de una semana. Y decidimos cambiar la cobertura. Incorporamos placas sobre prevención del suicidio para graficar las notas y cambiamos el eje a una cuestión sanitaria, en vez de policial”, explicó el periodista. Un dato a tener en cuenta es que el tratamiento distinto no afectó el interés de los lectores. “Tuvimos la misma cantidad de visitas y consumo de información”, subrayó. 

Para Rolón, la capacitación brindó “la oportunidad de reflexionar sobre el tratamiento de este tema, y empezar a pensarnos los periodistas como actores fundamentales para determinados temas de salud pública. Estamos acostumbrados en nuestra profesión a hacer muchas veces de todólogos, te toca improvisar y al no tener información, podés cometer errores. Tenemos que dimensionar el alcance que tenemos cuando escribimos o hablamos en los medios”. 

“El cambio de eje para que estas noticias tengan un enfoque de salud pública es una construcción que puede ayudar a que el lector reflexione sobre este tema en algún momento, y si además podemos ayudar a alguien es un premio doble”, subrayó.

En este sentido, consideró que el taller le brindó “herramientas fundamentales” que no se aprenden en la universidad.

La Directora de Salud Mental de Santa Fe, Liliana Olguín, afirmó que la problemática del suicidio no puede resolverla solamente el sector de la salud, sino que requiere de una coordinación multisectorial, en la que la prensa juega también un rol importante para prevención y concienciación de la población.

— Acceda aquí a una de las notas escritas por Leonardo Rolón.

reporter with mic and pad

Periodistas: socios en la promoción de la salud en Uruguay

Desde hace algunos años, el Ministerio de Salud de Uruguay notó la necesidad de acercarse a los periodistas con información técnica para que, junto a ellos, cumplan un rol de divulgación y promoción de la salud.

“Entendemos que el trabajo de los periodistas en cada medio de comunicación es fundamental para generar cambios de hábitos y conductas en la población y vemos que muchas veces ese servicio no se cumple adecuadamente por falta de información”, afirmó Natalia Nogués, directora de Comunicación del Ministerio de Salud. “Acercar datos y capacitar es parte de nuestra responsabilidad”, remarcó.

Emiliano Zecca
Emiliano Zecca, periodista de DelSol FM en Uruguay.

Uno de los temas para los que es fundamental un tratamiento adecuado por parte de los medios es el suicidio. “Durante muchos años se creía que no se debía hablar del tema en los medios por el posible ‘efecto contagio’; sin embargo, está probado que cuanto más y mejor se hable del tema más ayudamos a prevenirlo”, indicó Nogués, quien por mucho tiempo trabajó como periodista en medios uruguayos.

En Uruguay entendieron que la prensa debía ser parte de la solución en la prevención del suicidio. Así fue que este año, con el apoyo de la OPS/OMS, el Ministerio de Salud organizó un desayuno de trabajo con periodistas de todos los medios de comunicación. “Notamos claramente que el esfuerzo dio sus frutos, porque desde el día siguiente el tema fue tratado y debatido con absoluta responsabilidad en informativos y programas”, sostuvo Nogués.

Emiliano Zecca es periodista de No Toquen Nada, uno de los programas periodísticos de radio de DelSol FM más escuchados del país. Emiliano participó en la capacitación impartida este año. 

“El suicidio es un acto que puede ser prevenible y en todos los casos, hasta en aquellos que parecen menos trascendentes, lo que escribimos o decimos los periodistas puede incidir en lo que piensan quienes nos leen o escuchan”, afirmó. Para Zecca, la responsabilidad de los periodistas debe poner el foco en la manera de informar. “Así es posible evitar las falsas creencias como, por ejemplo, que el suicidio es un acto sorpresivo, que es un tema que se explica por un solo factor o que es un tema del que no se debe conversar”, consideró.

El periodista radial señaló que el taller le sirvió para reafirmar algunos conceptos y para entender que es crucial jerarquizar el tema, que es necesario ponerlo en la agenda pública para que se pueda conversar y comprender. Emiliano sostuvo que tras hablar del suicidio en la radio luego de la capacitación, recibieron mensajes de agradecimiento de personas de la audiencia, quienes comentaron que en el pasado se enfrentaron a situaciones vinculadas al suicidio sin saber cómo actuar. “Todo eso no hace más que reflejar la necesidad de visibilizar el asunto”, aseguró.

— ¿Se debe hablar sobre suicidio? La respuesta es sí y lo importante es el cómo, por Emiliano Zecca, DelSol FM.

generic sad silhouette

Trinidad: la evaluación, monitoreo y retroalimentación redefinen las noticias

Un día de sensibilización con los representantes de los medios de comunicación locales fue la estrategia utilizada por el Ministerio de Salud de Trinidad y Tobago junto con la OPS/OMS para contribuir a la reducción de las tasas de suicidio en el país.

“El suicidio es un problema de salud importante en Trinidad y Tobago. Tenemos una de las tasas más altas de las Américas, por lo que buscamos diferentes estrategias para pevenirlo y notamos que la manera en que los medios reportan sobre el tema tenia mucho espacio para la mejora”, afirmó Ashvini Baball, gerente de la Unidad de Salud Mental del Ministerio de Salud de Trinidad y Tobago.

Soyini
Soyini Grey, productora senior de la cadena CNC3 en Trinidad y Tobago.

El taller, que se desarrolló en marzo de 2017, involucró a periodistas, reporteros, editores, anunciantes de radio y blogueros, entre otros, en una conversación nacional sobre el rol de los medios en la prevención del suicidio. Durante la actividad, los expertos compartieron evidencia sobre el impacto que los reportajes responsables e irresponsables tienen en los suicidios; compartieron buenas prácticas de cobertura del tema y esbozaron un documento sobre mejores prácticas sobre reporte del suicidio en la prensa, el primero en su tipo en el Caribe.

Soyini Grey productora senior de la cadena CNC3, consideró que en el taller aprendió que los medios no deberían hacer presunciones sobre la causa de muerte sino esperar a tener el parte médico; y a no reportar sobre el contenido de la carta suicida ni a trivializar las razones del hecho, que en el 90% de los casos están relacionadas a problemas de salud mental. “Deberíamos proveer los hechos, no hacer especulaciones, no sensacionalizar, dejar saber a las personas que hay signos -para identificar la conducta suicida-, ayudarlas a identificar esas señales de aviso y consejos para pedir ayuda”. 

Ese documento esbozado en el taller fue luego trabajado en mayor profundidad por el Ministerio de Salud y evaluado por un panel de expertos en el tema y por periodistas. En septiembre de 2018, la cartera sanitaria y la OPS lanzaron una guía con once mejores prácticas para la cobertura responsable del suicidio y el daño autoinflingido, la cual fue distribuida a los medios de comunicación del país.

Pero las guías no se quedaron en un papel. Para medir su impacto, con el apoyo de OPS, se desarrolló un marco de referencia para evaluar la adherencia de los medios de comunicación a los lineamientos sobre el suicidio. Este mecanismo permite el monitoreo y evaluación de los artículos que se publican en la version electrónica de los diarios y que contienen la palabra suicidio. Un oficial de salud mental del Ministerio evalúa esas noticias en función de las once mejores prácticas y les otorga un puntaje que las clasifica como buena, mala, neutral o no aplica. “Hemos notado una mejora en los reportajes desde entonces y una intención de alinearse a las recomendaciones”, sostuvo Baball.

De septiembre de 2018 a julio pasado, un total de 53 artículos fueron evaluados. De ellos, 18, o el 34%, recibieron una buena calificación, 4 noticias fueron calificadas como malas, en el sentido de que no siguieron las recomendaciones de la guía, y otras 4 como neutrales. Por otro lado, y al evaluar la información presentada en las notas, como la inclusion de estrategias para prevenir el suicidio, sistemas de apoyo e información estadística, 5 de 53 artículos recibieron una buena calificación, 17 una mala y 18 una neutral.

Los medios y autores de los artículos cuya calificación fue mala fueron contactados para analizar el contenido juntos y promover una cobertura responsable. El cambio, indicó Baball, pudo observarse en las noticias publicadas entre marzo y julio, cuando solo un artículo recibió una mala calificación por no presentar la información recomendada.

El cambio hacia una cobertura responsable del suicidio en los medios se ha iniciado y es algo que debería generar un efecto contagio en las redacciones de todo el mundo para prevenir que muchas personas mueran por causas complejas, pero evitables.

10 recomendaciones para hablar sobre el suicidio en los medios

  • Evite describir el suicidio como inexplicable y explique los signos de alarma.
  • Evite glorificar o el romanticismo del acto de suicidio e intente presentar una historia equilibrada sobre la persona.
  • Evite incluir el método, la ubicación o detalles de la persona que falleció y limite los detalles a hechos que la audiencia necesita saber.
  • Evite retratar el suicidio como una respuesta aceptable a las adversidades de la vida.
  • Evite títulos sensacionalistas.
  • Evite gráficos y fotografías dañinas.
  • Evite el uso de lenguaje estigmatizante.
  • No comparta el contenido de la nota suicida.
  • Evite citar a la policía o los primeros en llegar a la escena.
  • Provea recursos siempre que sea posible, como el número de una línea de ayuda.