Jerry Rivera

Jerry, cuyo verdadero nombre es Geraldo Rivera Rodríguez, nació en Humacao, Puerto Rico, en 1973. En su familia abunda el talento musical, desde su padre, conocido guitarrista y director de un trío musical con quien hizo varias grabaciones y su madre, cantante, hasta sus hermanos y su hermana menor, Saned, quienes cantan y tocan varios instrumentos como profesionales.

Jerry RiveraCuando Jerry tenía 14 años y medio, la casa disquera CBS lo contrató gracias a una grabación que preparó su padre para mostrar las aptitudes de su hijo. Sus canciones con sabor de salsa pronto se convirtieron en grandes éxitos en Puerto Rico, más tarde en la población de habla hispana de los Estados Unidos y, por último, arrasaron en América Latina. Su álbum Cuenta conmigo ganó Discos de Platino en Estados Unidos, Puerto Rico, Colombia y Venezuela, convirtiéndose en la grabación de salsa más vendida de toda la historia. Después de dos decenios y con más de 20 álbumes en su haber, Jerry Rivera todavía goza de mucha popularidad; se presenta en conciertos en América Latina, los Estados Unidos, Japón y España y vende millones de copias de sus grabaciones.

En 2006, fue nombrado "Campeón de la Salud" de la OPS y aceptó servir como portavoz de una campaña para detener la violencia contra la mujer y los niños, especialmente en América Latina y entre la población de habla hispana de los Estados Unidos. Rivera agregó su voz al coro cada vez mayor de personas célebres y otros grupos que instan a acabar con la violencia doméstica. La canción y el video Ríos de dolor se han convertido en un manifiesto musical para todas las mujeres de habla hispana que luchan por superar el abuso doméstico. "Este es sencillamente el comienzo de una etapa nueva en mi vida personal que ahora ha pasado a formar parte de mi carrera profesional", dice Rivera. "Este mensaje me acompaña dondequiera que vaya".

Hoy en día, Jerry se siente tan profundamente comprometido con esta causa que hace el seguimiento de varios casos personalmente, manteniéndose en contacto con las mujeres que han decidido huir de un hogar violento para tratar de forjar un futuro mejor. "Soy privilegiado por haber nacido de una madre que me cuidó realmente bien", dice. "Tengo la mejor esposa del mundo, tías maravillosas, dos hijas, de manera que estoy rodeado de mujeres. La idea de maltratar a una mujer no me pasa por la cabeza".