OPS y UNICEF en Uruguay apoyan propuesta del Ministerio de Salud Pública de modificar ley de alimentación en centros educativos 

15 Ago 2022
Carta OPS Unicef

Para ambos organismos implica un paso más en la lucha contra la obesidad infantil 

La Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y UNICEF en Uruguay remitieron una nota a las Comisiones de Salud de las cámaras de Senadores y Diputados del Poder Legislativo uruguayo en la que manifiestan su apoyo a la propuesta del Ministerio de Salud Pública de modificar la Ley 19.140 de alimentación saludable en centros educativos. El cambio propuesto apunta a que exista una mayor oferta de alimentos saludables en los centros educativos públicos y privados. 

En la nota -firmada por el representante de OPS/OMS en Uruguay, Hernán Montenegro y Francisco Benavides, representante de UNICEF en el país- ambos organismos dejaron claro que reforzar la oferta de alimentación saludable y evitar la venta y publicidad de los grupos que no sean nutritivamente adecuados “es un paso en la buena dirección para la salud, el bienestar y el aprendizaje de niños, niñas y adolescentes”. A su vez lo señalaron como un paso importante para “frenar el crecimiento de la pandemia de sobrepeso y obesidad en la infancia y adolescencia” a través de una transformación del entorno alimentario en los centros educativos.  

Recientes estudios realizados en Uruguay mostraron un bajo consumo de frutas, vegetales y legumbres frente a uno elevado de alimentos con exceso de azúcares, grasas saturadas y sodio.  La alimentación no saludable es uno de los mayores factores de riesgo de las enfermedades no transmisibles. Los niños y adolescentes no son ajenos a esa realidad: cuatro de cada 10 niños en etapa escolar y de adolescentes de entre 15 y 17 años tienen algún grado de sobrepeso u obesidad. 

Teniendo en cuenta esos datos, para OPS y UNICEF la modificación de la legislación redundará en mayores beneficios para la salud de los niños, niñas y adolescentes. “Se ha demostrado que una oferta de alimentos saludables que permita la exposición repetida de  los estudiantes a este tipo de alimentos, así como las regulaciones que establecen restricciones  para la venta de productos altos en grasas, azúcares y sal, han resultado eficaces para influir de forma positiva en las preferencias y hábitos de consumo”, aseguraron.

La modificación de la ley va en línea con la recomendación de la OPS de, precisamente, regular la calidad de los alimentos que se comercializan en centros educativos y restringir la venta de bebidas azucaradas y alimentos con una mala calidad nutricional y con lo sugerido por el informe de la Comisión de la Organización Mundial de Salud. UNICEF, en tanto, también ha emitido sugerencias de ese tipo para reducir con la obesidad infantil.