Ya están disponibles dos nuevas directrices relacionadas con Taenia solium (disponible en inglés)

18 Oct 2021
cover-taenia-solium-pub

Ahora hay dos guías disponibles para ayudar a los proveedores de atención médica en el manejo apropiado y basado en la evidencia de la neurocisticercosis, y a las partes interesadas de salud pública en la implementación de medidas de control para T. solium.  

1- Guía de quimioterapia preventiva para el control de la teniasis por Taenia solium  

El documento destaca varias herramientas están disponibles para el control de Taenia solium. La quimioterapia preventiva para la teniasis por Taenia solium, que se dirige a la tenia adulta, es una de ellas. Otras herramientas se centran en el manejo de cerdos, la vacunación y el tratamiento de cerdos, el saneamiento y la higiene, y la educación comunitaria.

Se han considerado tres fármacos potenciales, niclosamida, praziquantel y albendazol, para su uso en los programas de control de la teniasis por Taenia solium a través de la administración masiva de medicamentos o quimioterapia preventiva. En esta directriz, se proporcionan las recomendaciones para la quimioterapia preventiva, con estos tres fármacos, en áreas endémicas a Taenia solium, incluyendo a qué dosis y en qué grupos de población.

Las recomendaciones están destinadas a una amplia audiencia, incluidos los responsables de la formulación de políticas y sus asesores expertos, y el personal técnico y de los programas de las instituciones gubernamentales y organizaciones involucradas en la planificación, implementación, monitoreo y evaluación de los programas de quimioterapia preventiva para el control de Taenia solium

(Descargue la guía haciendo click en la imagen)

2- Directrices de la OMS sobre el tratamiento de la neurocisticercosis por Taenia solium

La neurocisticercosis (NCC) se refiere al desarrollo de quistes de T. solium en el sistema nervioso central humano, que puede causar epilepsia focal, convulsiones epilépticas, hidrocefalia, dolores de cabeza crónicos, déficits focales y síntomas debido al aumento de la hipertensión intracraneal. La NCC es una de las principales causas de epilepsia prevenible en todo el mundo. El número total de personas que sufren de NCC, incluidos los casos sintomáticos y asintomáticos, se estima entre 2,56 y 8,30 millones. Sin embargo, estos números pueden estar subestimados debido al acceso deficiente a las pruebas de diagnóstico de los grupos con mayor riesgo.

Los criterios reconocidos internacionalmente para el diagnóstico de NCC requieren técnicas de neuroimagen como la tomografía computarizada y/o la resonancia magnética, idealmente respaldadas por la serología. Estos métodos diagnósticos no están disponibles en todos los entornos, especialmente en las zonas rurales de los países de bajos ingresos, lo que dificulta la identificación y el tratamiento de los pacientes. Además, existe controversia con respecto al papel, el tipo y la duración de los tratamientos antihelmínticos, antiinflamatorios y antiepilépticos necesarios para tratar diferentes formas de NCC.

Estas pautas se desarrollaron para ayudar a los proveedores de atención médica en el manejo apropiado y basado en la evidencia de la NCC parenquimatosa. Esta directriz tiene como objetivo mejorar la toma de decisiones para permitir una atención adecuada al paciente, evitar diagnósticos erróneos y un tratamiento inadecuado de los pacientes con NCC.

(Descargue la guía haciendo click en la imagen)