• Argentina se suma al compromiso de calles para la vida

“Calles para la Vida”: Argentina se suma al compromiso global

18 Mayo 2021

Buenos Aires, mayo de 2021 (OPS/OMS). – El lunes 17 arrancó la Sexta Semana Mundial de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial en Argentina, organizada por la oficina local de la Organización Panamericana de la Salud/ Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

La semana, cuyo lema este año es “Calles para la vida”, es celebrada mundialmente por iniciativa de las Naciones Unidas, y su objetivo es sensibilizar decisores y población sobre la problemática de la seguridad vial y promover acciones para la prevención de los siniestros viales.  Este año propone poner en relieve la relación entre optar por límites de velocidad de 30km/h y el cumplimiento de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con salud, educación, infraestructura, ciudades sostenibles y acción climática.

“Calles para la Vida” apunta a los determinantes de la salud. La reducción de la velocidad permite proteger la salud, mejorar la calidad del aire y reducir la contaminación sonora producida por los vehículos; promueve formas de movilidad sustentables y sostenibles como el ciclismo y la caminata; incentiva el desarrollo de ciudades inclusivas y pacíficas, centradas en las personas.

En la inauguración de la semana de la seguridad vial estuvieron Paolo Balladelli, Representante Interino de la OPS/OMS en Argentina; Bettina Romero, Intendenta de la Ciudad de Salta; Emilio Jatón, Intendente de la Ciudad de Santa Fe; Osvaldo Aymo, Subsecretario de la Agencia Provincial de Seguridad Vial de la provincia de Santa Fe; Pablo Lautaro Javkin, Intendente de la Ciudad de Rosario; y Alba Sáenz, en representación de familiares de víctimas de siniestros viales. La actividad fue coordinada por María Eugenia Keller, Consultora Nacional en Seguridad Vial de la OPS/OMS.

La jornada inició con la apertura por parte de Balladelli, quien agradeció a todos los participantes y expositores por su presencia. Resaltó el compromiso de la OPS/OMS con la reducción de la velocidad, indicando que la alta velocidad induce una epidemia de muertes evitables y es el principal problema en materia de seguridad vial. El funcionario de OPS aseguró que una reducción en la velocidad reduciría drásticamente la cantidad de accidentes de tránsito y su gravedad. Afirmó también que la problemática afecta mayoritariamente a personas que no tienen acceso a una movilidad segura y que realizan tareas que las exponen en mayor medida a accidentes de tránsito, reproduciendo la desigualdad en nuestras sociedades.

Seguido a ello, se centró en la realidad argentina. “En un año habitual sin las restricciones producto de la pandemia, más de cinco mil personas mueren prematuramente en un siniestro vial que podría haber sido evitado y más de cien mil resultan heridas, de las cuales una gran cantidad sufre discapacidades temporarias o permanentes. Las lesiones de tránsito en 2018 fueron la principal causa de muerte de niños, jóvenes y adultos argentinos comprendidos entre 5 y 34 años”, comentó. Por último, subrayó la importancia de la semana para trabajar en vías de transformar esta realidad, resaltando la importancia de generar cambios en la legislación.

A continuación, María Eugenia Keller expuso sobre la necesidad de trabajar en un paquete integral de medidas, que incluya límites de seguridad adecuados, información sobre los mismos, transformación de la infraestructura, control del cumplimiento de la ley, educación ciudadana y tecnología.

El evento continuó con las intervenciones de las y los expositores. Bettina Romero, Intendenta de la Ciudad de Salta, comentó los ejes que estructuran el trabajo en la intendencia que conduce: la concientización social y el desarrollo de la infraestructura. Aseguró: “Estamos convencidos que es generando una mayor infraestructura el modo de darle mayor seguridad al peatón, al ciclista y a quienes van en motocicleta. Estamos transitando el camino de lograr nuevas ordenanzas para reducir las velocidades y generar una zona calma”. Para ella es crucial la participación de múltiples actores, por lo cual ha propuesto la formación de una red integrada por diferentes niveles de gobierno y actores de la sociedad civil.

Seguido a ella expuso Emilio Jatón, Intendente de la Ciudad de Santa Fe, coincidiendo con la exposición anterior sobre la importancia del desarrollo de infraestructura que influya en los límites de velocidad. También explicó que se ha desarrollado en la zona céntrica de su ciudad una “Zona Calma”, donde, entre otras transformaciones, se ha implementado el límite de velocidad en 30 km/h. Resaltó también la importancia del “derecho a la ciudad para todos”.

Osvaldo Aymo, de la Agencia Provincial de Seguridad Vial de la provincia de Santa Fe, coincidió con las anteriores exposiciones. Sumó la importancia de tener en cuenta la fragilidad del cuerpo humano a la hora de desarrollar infraestructura que prevenga lesiones y fallecimientos producto de siniestros viales. “El ser humano va a cometer errores, y el sistema tiene que ser indulgente con ellos”, aseguró.

Desde Rosario, Pablo Lautaro Javkin destacó el rol de la tecnología a los efectos de poder detectar y sancionar de manera efectiva y eficiente la violación de leyes de tránsito que perjudican la creación de espacios públicos seguros y amables con todos los ciudadanos. Coincidió con los anteriores expositores en materia de transporte saludable, inversión en infraestructura y educación ciudadana. En cuanto a la velocidad, explicó: “Queremos reducir a 30km/h la velocidad en las calles en nuestra zona céntrica, y también en las avenidas. Tenemos varios proyectos en marcha de reducción de velocidad para construir una normativa general, no solo de calle calma sino directamente de reducción genérica”.  

Seguido a ello intervino Alba Sáenz, quien acercó al evento la voz de las víctimas. Leyó la carta abierta propuesta por las Naciones Unidas, que establece los compromisos con los cuales los presentes en el evento se encontraban involucrados. “Desde el lugar de representante de las víctimas quiero instar a quienes son decisores de políticas públicas a poner el derecho a la vida por sobre todas las decisiones”, comentó.

El Dr. Balladelli finalizó la jornada destacando la importancia del evento como espacio para poner en valor las buenas prácticas de las distintas jurisdicciones e instó a compartirlas con otras ciudades y provincias como forma de cooperación horizontal. “Esto es parte del rol de la OPS, utilizar experiencias para incentivar y multiplicar experiencias que permitan crear un movimiento para el logro de la Agenda del desarrollo sostenible, en el que la seguridad vial es un componente esencial”.