• CursoVirtual_Malaria

La OPS/OMS en Panamá a través de su Campus Virtual de Salud Pública hace el lanzamiento de nuevo curso para apoyar al personal de salud en el diagnóstico de la malaria

22 Abr 2021

Panamá,15 de abril de 2021 – (OPS) Con el objetivo de fortalecer las capacidades del personal de salud en el diagnóstico de la malaria, la Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en coordinación con el Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA), han adaptado y desarrollado un curso teórico regional para apoyar al personal de salud en el diagnóstico de la malaria, basado en los lineamientos y manuales de la OPS/OMS. 

Los microscopistas son fundamentales para los programas de lucha contra la malaria, y de sus capacidades diagnósticas y técnicas dependen los servicios tanto curativos como de vigilancia de la enfermedad. Por ende, la formación en materia de diagnóstico microscópico de la malaria debe ser sólida y estar adaptada al alto grado de exigencia actual. Cuando los microscopistas están bien formados y pueden establecer diagnósticos de malaria de calidad garantizada, las comunidades en riesgo tienen mayor confianza en sus servicios y hay beneficios tanto para los pacientes como para los prescriptores.

En este sentido, el curso de autoaprendizaje Diagnóstico Microscópico de la Malaria 2021, está dirigido a los microscopistas y al personal de laboratorio de la Región de las Américas, con el fin de refrescar los conocimientos básicos relativos a la malaria y su diagnóstico a través del uso de la microscopia, incluyendo los procesos para una adecuada preparación, tinción y lectura microscópica de la gota gruesa y el extendido fino/frotis sanguíneo correspondiente teñidos con Giemsa.

El material de formación sobre las bases del diagnóstico microscópico de la malaria consta de una carga horaria de 10 horas y cuatro módulos que abarcan: las generalidades de la malaria; su diagnóstico; la identificación de Plasmodium sp y conteo parasitario; y el aseguramiento de la calidad del diagnóstico microscópico. Todos estos módulos serán tratados a través de la metodología de autoaprendizaje, es decir, que las personas participantes son responsables de su proceso de aprendizaje de manera independiente. De esta forma pueden decidir el ritmo de avance y el tiempo que dedicarán por cada contenido.

Los objetivos didácticos resumen los conocimientos, las aptitudes, y a veces las actitudes, que cada participante debe adquirir y dominar al final de la unidad didáctica. Para este curso en específico, quienes finalicen el curso estarán en condiciones de reconocer la malaria como un evento de importancia de salud pública; repasar aspectos generales del agente infeccioso, ciclo de vida y manifestaciones clínicas; identificar los actores que forman parte del sistema de vigilancia epidemiológica del país; familiarizarse con las herramientas diagnósticas disponibles más utilizadas a nivel nacional; así como, identificar el diagnóstico microscópico de malaria por gota gruesa como la técnica estándar de oro; entre otro.

La malaria es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos que se transmiten a las personas a través de las picaduras de mosquitos infectados. En las Américas, 138 millones de personas viven en zonas de riesgo de malaria, y en 2018 se notificaron 753.000 casos y alrededor de 340 muertes. En Panamá afectada principalmente a la población indígenas de las cuatro regiones sanitarias y comarcas: Panamá Este (Comarca Madungandí), Darién (Comarcas Wargandí y Emberá-Wounaan), Ngäbe-Buglé y Guna Yala.

La acción central para controlar la malaria es el diagnóstico temprano y el tratamiento completo. El diagnóstico oportuno es extremadamente importante ya que orienta de manera correcta el tratamiento.

Por ello, la Organización Panamericana de la Salud invita al personal de salud a inscribirse en dicho curso, para ampliar sus conocimientos y fortalecer las acciones contra la malaria en las Américas, cómo coordinar las disposiciones para ese diagnóstico precoz y el tratamiento eficaz y oportuno de la malaria, así como la adopción de estrategias complementarias de prevención basadas en el control integrado de los vectores, fundamentales para su eliminación e impedir la reintroducción de la enfermedad.