• Ejemplo de etiquetado frontal en productos mexicanos
    Ejemplo de etiquetado frontal en productos mexicanos

Avances en el etiquetado frontal del paquete en las Américas

29 Sep 2020

Washington, D.C., 29 de septiembre de 2020 (OPS/OMS).- Los consumidores mexicanos están comenzando a ver etiquetas de advertencia en los paquetes de alimentos y bebidas que se venden en los supermercados y tiendas de abarrotes. Estas etiquetas, octágonos negros con letras blancas en la cara principal del paquete, indican si el producto contiene en exceso azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas trans y/o calorías. Este cambio es el resultado de la adopción en México de un sistema de etiquetado frontal de advertencia, que se considera la regulación más avanzada y completa del mundo.

Como resultado de esta innovación en salud pública, el Gobierno de México recibió un premio del Grupo de Trabajo Interinstitucional de las Naciones Unidas (UNIATF) en septiembre de 2020, que reconoce las contribuciones destacadas para la prevención y el control de las ENT, la salud mental o los objetivos de desarrollo sostenible asociados con las ENT.

Sistema de etiquetado en el frente del envase de México

En octubre de 2019, el parlamento mexicano aprobó una ley que condujo a la adopción de un sistema efectivo de etiquetado frontal, y en enero de 2020 se aprobó la enmienda a la Norma Oficial Mexicana sobre las especificaciones de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados  (NOM-051). Esta norma proporciona ahora información clara y simple sobre el contenido de productos que pueden afectar negativamente la dieta y la salud, mediante la aplicación de etiquetas de advertencia en el frente del envase que indican si el producto es excesivo en nutrientes críticos (azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas trans) y / o calorías.

Estos logros normativos, que incluyen las advertencias sobre nutrientes críticos; mensajes en el frente del paquete sobre la presencia de edulcorantes distintos de los azúcares; el uso del modelo de perfil de nutrientes de la OPS y la restricción del uso de tácticas persuasivas en los paquetes (por ejemplo, declaración de propiedades nutricionales como alto en vitamina C, alto en calcio; o la inclusión personajes de dibujos animados y promociones), han dado como resultado el reconocimiento de la regulación alimentaria mexicana sobre el etiquetado como el estándar más avanzado a nivel mundial.

Chile, Perú y Uruguay también han implementado previamente etiquetas de advertencia en el frente del envase. México, por lo tanto, se convirtió en el cuarto país de esta Región en promulgar un sistema de etiquetado frontal de advertencia al publicar esta nueva regulación en marzo de 2020. Países como Brasil, Colombia y Canadá, entre otros, están en proceso de adoptar sistemas similares. La Región de las Américas es ahora una de las regiones más avanzadas a nivel mundial en la implementación de una medida clave destinada a permitir que los consumidores identifiquen correcta, rápida y fácilmente productos que contienen cantidades excesivas de nutrientes críticos que aumentan el riesgo de enfermedades no transmisibles (ENT). Estas políticas son consistentes con el Plan de Acción para la Prevención de la Obesidad en la Niñez y la Adolescencia adoptado por los Estados Miembros de la OPS en 2014.

El Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la salud señaló recientemente en una declaración oficial sobre la adopción del etiquetado de advertencia de FOP que el derecho a la salud incluye una atención médica adecuada y un suministro adecuado de alimentos y nutrición seguros. Hizo hincapié en la responsabilidad de los Estados de tomar las medidas necesarias, como la adopción de un etiquetado frontal de advertencia en los productos alimenticios y bebidas no saludables, para proteger el derecho de la población a la salud.

Avanzar a pesar de los desafíos

Aunque el progreso ha sido evidente en la Región de las Américas, siguen existiendo desafíos para la adopción de medidas de etiquetado de alimentos. Con el respaldo del Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación, y el Presidente y Vicepresidentes del Grupo de Trabajo de la ONU sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas comerciales, el Relator Especial de la ONU sobre el derecho a la salud recientemente declaró que "la industria de alimentos y bebidas continúa oponiéndose fuerte y ampliamente a las regulaciones de etiquetado de advertencias en el frente del envase. Esto incluye encubrir los efectos dañinos de los productos alimenticios con cantidades excesivas de nutrientes críticos a través de múltiples tácticas, incluido el patrocinio de investigaciones para minimizar los vínculos a problemas de salud. La desinformación y la presión de la industria de alimentos y bebidas interfieren con los esfuerzos de los Estados para adoptar leyes, reglamentos y políticas de salud pública".

Superar estos obstáculos y seguir avanzando es fundamental para mejorar la salud de nuestras poblaciones y reducir la carga de las ENT. Esto es ahora de vital importancia, dado el mayor riesgo de que las personas con ENT y los factores de riesgo asociados, como el sobrepeso y la obesidad, se enfermen gravemente o mueran a causa de la infección por COVID-19. Y como dijo el relator de la ONU sobre el derecho a la salud, "el etiquetado de advertencia en el frente del envase es una medida clave para que los Estados aborden la carga de las ENT". Ahora es el momento de actuar.