Cambio Climático y Salud

El Cambio Climático es la mayor amenaza para la salud mundial del siglo XXI. La salud es y será afectada por los cambios de clima a través de impactos directos (olas de calor, sequías, tormentas fuertes y aumento del nivel del mar) e impactos indirectos (enfermedades de las vías respiratorias y las transmitidas por vectores, inseguridad alimentaria y del agua, desnutrición y desplazamientos forzados).

El Programa de Cambio Climático y Salud de la OPS busca preparar los sistemas de salud a través de alertas tempranas, una mejor planificación y la implementación de medidas de prevención y adaptación, y también a través de la reducción de las emisiones de gases que causan el Cambio Climático, dentro del sector salud y en colaboración con otros sectores.

Datos clave
  • El cambio climático no es solo un problema para las generaciones futuras, ya está sucediendo. Se registran temperaturas medias más altas cada año, y más personas se ven afectadas por desastres, enfermedades sensibles al clima y otras condiciones de salud.
  • El cambio climático exacerba algunas amenazas para la salud y crea nuevos desafíos de salud públicos. En todo el mundo, analizando solo unos pocos indicadores de salud, ocurrirán 250,000 muertes adicionales por año en las próximas décadas como resultado del cambio climático.
  • El sector salud tiene un papel importante que desempeñar en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que son la causa del cambio climático. Deben realizarse inversiones para "ecologizar" las instalaciones para la atención de salud, con el uso de paneles solares, equipos de eficiencia energética y gestión de residuos. A nivel mundial, solo alrededor del 0,5% de la financiación climática multilateral se ha atribuido a proyectos de salud.
  • Las instalaciones de atención medica también necesitan ser seguras y permanecer operativas durante y luego de desastres. En las Américas un 67% de las instalaciones de atención médica están ubicadas en áreas proclives a desastres. En la última década, 24 millones de personas quedaron sin acceso a la atención médica por meses debido a daños de la infraestructura.   
Lo que la OPS hace

La OPS reconoce que el cambio climático plantea riesgos significativos a la salud y el bienestar y requiere de esfuerzos concertados de las autoridades de salud y otras partes interesadas para crear sistemas de salud resilientes al clima que puedan anticipar, preparar, prevenir, responder y recuperarse rápidamente de los riesgos climáticos.

La cooperación técnica se brinda a través de colaboraciones con los ministerios de salud y otras agencias gubernamentales, a través de la red de creación de evidencia de los Centros Colaboradores de la OPS/OMS sobre Cambio Climático y Salud, y colaboraciones con la sociedad civil y agencias regionales e internacionales.

Actividades principales del equipo de cambio climático y salud de la OPS:

  • Apoyar a los países en la preparación de políticas y planes basados en evidencias: evaluaciones de vulnerabilidad y adaptación a la salud y el cambio climático (V&A), capítulos de salud en los planes de nacionales de adaptación (S-PNAD), perfiles de país de la OPS/OMS-CMNUCC, planes subregionales de acción sobre salud y cambio climático (Caribe, América Central, América del Sur); 

  • Fortalecer la vigilancia nacional y regional: desarrollo e implementación de sistemas de alerta temprana para enfermedades y condiciones sensibles al clima;

  • Mejorar la infraestructura de salud: evaluar y transformar la infraestructura de salud para que sean más seguras y operativas durante y después de los eventos relacionados con el clima, y usar tecnologías más ecológicas;

  • Proporcionar capacitación y sensibilización: desarrollo de capacidades a través de talleres y cursos sobre cambio climático y salud, presenciales y en el campus virtual de la OPS;

  • Crear alianzas para los co-beneficios de salud: promover y medir los co-beneficios de salud de las acciones de mitigación intersectoriales;

  • Empoderar a los representantes de salud: comprometer a la salud en las negociaciones sobre cambio climático y convocar reuniones técnicas y de alto nivel sobre salud y cambio climático;

  • Movilizar recursos sobre el cambio climático y la salud: establecimiento de una red de donantes y preparación de propuestas de financiación para la mitigación y adaptación en la salud a nivel regional y nacional.