Agua y Saneamiento

Millones de personas en la Región de las Américas, aún carecen de una fuente adecuada de agua potable e instalaciones seguras para la disposición y eliminación de las heces. Se estima que en esta región para el 2017, 28 millones de personas carecen de acceso a una fuente de agua mejorada, 83 millones de personas carecen de acceso a instalaciones de saneamiento mejorado, y 15.6 millones practican aún defecación al aire libre (Ref: Joint Monitoring Programe, JMP)

El Equipo Técnico Regional de Agua y Saneamiento (ETRAS), orienta su cooperación técnica con los países de la región de las Américas en acciones que  contribuyan al logro de la gestión sostenible del agua y saneamiento para Todos,  a través del fortalecimiento de alianzas estratégicas para el cumplimiento del objetivo de desarrollo sostenible 6 (ODS6) en todos los contextos,  incluyendo los establecimientos de salud (EESS); fortalecimiento de capacidades locales, nacionales y regionales para la provisión de servicios de agua, saneamiento e higiene (WASH por sus siglas en inglés) gestionados de manera de segura; fortalecimiento de políticas y regulaciones para el abordaje integral de los elementos del marco de seguridad del agua  y marco de seguridad del saneamiento;   apoyo a la creación de sistemas nacionales de monitoreo de la calidad de los servicios de WASH y de su financiamiento como instrumento de gestión; acciones interprogramáticas para el abordaje de los determinantes ambientales de la salud en las estrategias de vigilancia y control de vectores y enfermedades infecciosas desatendidas; y fortalecimiento de las capacidades nacionales y regionales en la preparación y respuesta a situaciones de emergencias de salud pública y desastres.

Datos clave
  • El acceso a servicios inadecuados de agua, saneamiento e higiene tienen consecuencias importantes para asegurar la salud o la enfermedad de una población.
  • Las enfermedades causadas por el uso del agua están relacionadas con la presencia de microrganismos y sustancias químicas presentes en el agua de consumo. Entre ellas se puede citar la malnutrición, las enfermedades desatendidas, la diarrea, las intoxicaciones, entre otras.   
  • Aproximadamente 7.600 niños menores de 5 años mueren anualmente por enfermedades diarreicas en la Región. Los países, con mayores porcentajes de mortalidad por diarrea en niños menores de 5 años son: Haití (23%), Guatemala (10%), Bolivia (7%) y Venezuela (5%).
Hoja informativa
  • Los déficits en cuanto a cobertura y calidad de los servicios tienden a concentrarse en los grupos de bajos ingresos, grupos vulnerables y poblaciones rurales. A esta situación, se suma la carencia de acceso de servicios adecuados de agua, saneamiento e higiene en Establecimientos de Salud.
  • El clima y otros cambios ambientales son algunos de los principales factores para que aparecieran o reaparecieran enfermedades transmitidas por vectores (ETV). Estos factores pueden expandir la distribución geográfica de las mismas y extender la temporada de transmisión, con lo que influyen en la morbilidad y mortalidad de estas enfermedades.
  • Considerando cómo influyen los determinantes ambientales en la incidencia de enfermedades vectoriales, será necesario incorporar enfoques multisectoriales e integrales en las estrategias de vigilancia y control de vectores. Este mismo enfoque, debe ser implementado en el abordaje de las enfermedades infecciosas desatendidas.
  • En los países de la región de las Américas, la calidad del agua es un factor limitante del acceso a un servicio gestionado de forma segura. Los sistemas de vigilancia de calidad del agua aún no registran como deberían, el indicador asociado a los ODS 6.1: “calidad de agua libre de contaminantes microbiológicos y químicos (prioritariamente arsénico y flúor)”.
  • El saneamiento es un determinante importante de la Desnutrición Crónica Infantil;  no obstante, es el servicio que menor avance ha tenido en los últimos 10 años en la región, registrando una diferencia de 43 puntos porcentuales entre la población con acceso a agua gestionada de forma segura y población con saneamiento gestionado de forma segura.

 

agua y saneamiento
Foto: OPS/OMS
Lo que la OPS hace
  • Mejorar el desempeño de los programas de salud pública ambiental con énfasis en agua, saneamiento e higiene. En este sentido, la OPS:
    • Brinda apoyo técnico a países para la alineación de las política públicas con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6.
    • Promueve la generación de evidencia para una mejor gestión de los servicios de agua y saneamiento y el análisis de las cuentas financieras del sector, a través de la aplicación de herramientas como el GLAAS (Análisis Global de los Servicios de Agua y Saneamiento) y de TrackFin.
    • Fortalece la capacidad técnica de los países, crea y difunde guías técnicas de agua, saneamiento e higiene.
    • Apoya a los países en la difusión e inclusión de los principios de equidad y asequibilidad en la estimación de los indicadores del ODS 6 y en los instrumentos de planificación de los países, dando énfasis a la eliminación de la defecación al aire libre. 
  • Fortalecer los sistemas de vigilancia de la salud pública ambiental en agua, saneamiento e higiene, así como el monitoreo del avance de los ODS. Para ello, la OPS:
    • Desarrolla un sistema de monitoreo de los ODS 6.1, 6.2 y 6.3a en la Región alineado al Joint Monitoring Programe (JMP) e incorporación en los planes de agua y saneamiento.
    • Ofrece Cooperación Técnica en el monitoreo y vigilancia de la calidad del agua en los países de América Latina y el Caribe.
  • Contribuir a la construcción de un sector salud con infraestructuras y servicios de agua, saneamiento e higiene seguros; a través de:
    • Generar espacios de discusión y análisis para generar consensos sobre el agua, saneamiento y la higiene en establecimientos de salud.
    • Adaptar y difundir caja de herramientas de agua, saneamiento e higiene en establecimientos de salud, que incorpora el enfoque interprogramático con enfermedades infecciosas desatendidas, enfermedades infecciosas , calidad servicios de salud , seguridad del paciente, salud materno infantil y resistencia antimicrobianos, entre otros.
  • Contribuir a la construcción de comunidades ambientalmente más saludables y resilientes desde la perspectiva del manejo de los riesgos ambientales a la salud asociados con el agua, saneamiento e higiene. Para ello trabaja en el:
    • Desarrollo de herramientas para fortalecer el trabajo colaborativo en el nivel local, con enfoque intersectorial en el abordaje de los determinantes ambientales de la salud.
    • Desarrollo de contenidos técnicos para procesos de formación y capacitación del personal de salud y otros sectores (ambiente, vivienda, agua y saneamiento entre otros) que tienen por objetivo desarrollar capacidades para responder a brotes y emergencias relacionados con el agua, saneamiento y la higiene.
    • Fortalecimiento de los mecanismos de coordinación para la preparación y respuesta de los sectores salud y agua, saneamiento e higiene en emergencias y desastres.
    • Apoyo técnico para desarrollar capacidades nacionales y locales para el abordaje de las enfermedades transmisibles y su acción en la comunidad.