Ceguera por retinopatía diabética

La prevalencia de diabetes en adultos varía en los diferentes países. Es estimado que cerca del 50% de los diabéticos no sabe que padece la enfermedad. Más del 75% de los diabéticos que han padecido la enfermedad por más de 20 años tienen alguna forma de retinopatía diabética. Después de 15 años con diagnostico de diabetes, aproximadamente el 2% esta ciego y el 10% tiene un impedimento visual severo.

En el Barbados Eye Study, el 18% de las personas entre 40 y 84 años tienen historia de diabetes, el 30% de las personas con diabetes sufren de retinopatía y el 1% de retinopatía proliferativa.

Afortunadamente existen tratamientos efectivos basados en evidencia que reducen de una manera significativa los riesgos de ceguera y disminución moderada de la visión. Estudios clínicos muestran que el tratamiento apropiado reduce el riesgo en más de un 90%.

Qué necesita hacerse?

  • Hacer un análisis de situación de los servicios para retinopatía diabética en la región como base de planificación y abogacía.
  • Integrar el componente de prevención de ceguera en lo programas nacionales de diabetes y asegurarse que están incorporados a los programas de enfermedades crónicas no trasmisibles.

Ceguera en niños prematuros

En la America Latina y el Caribe se estima que 42.000 recién nacidos con pesos menores de 1500 gm. requiere tamizaje para retinopatía del prematuro y 4.300 requieren tratamiento cada año. De no hacerse el tratamiento cerca de la mitad iran irremediablemente a la ceguera.

Prevención de ceguera debido a Retinopatía del Prematuro

Prevención Primaria: reducir la incidencia de Retinopatía del Prematuro a través de un mejoramiento del cuidado prenatal y neonatal. Esto incluye buena atención obstétrica y una atención neonatal meticulosa particularmente en lo referente a la administración del oxigeno y el papel esencial de las enfermeras que incluye hacer seguimiento a recién nacidos prematuros e identificar a aquellos con riesgo que deben ser tamizados de acuerdo a los protocolos establecidos.

Prevención secundaria: un examen de retina en aquellos niños con riesgo por un oftalmólogo experimentado puede detector casos tratables y someterlos al tratamiento que previene ceguera en una buena proporción de los casos.

Prevención terciaria: restaurar la visión residual a través de cirugía vítreo - retinal (estado 4) y o ofrecer rehabilitación.

Qué necesita hacerse?

  • Mejorar la cobertura y calidad de los programas de retinopatía del prematuro.
  • Mejorar la calidad de los programas de retinopatía del prematuro.
  • Mejorar el conocimiento y la educación del personal de salud y del público en el tema de retinopatía del prematuro.