Más de 400 albergues recibirán pruebas de antígenos para prevenir la propagación de la COVID-19 entre los damnificados por tormenta tropical ETA

10 Nov 2020
rapiptestdevice_pruebaantigenohnd.jpg

Tegucigalpa, 10 de noviembre de 2020.  Cuarenta mil pruebas de antígenos fueron entregados por Piedad Huerta, Representante de la OPS/OMS en Honduras a Alba Consuelo Flores, Ministra de Salud; junto a insumos médicos y de bioseguridad que serán destinados a los diferentes albergues en todo el país, especialmente en la zona norte y la Moskitia hondureña, lo que permitirá brindar atención oportuna a los damnificados por la tormenta tropical Eta y detectar rápidamente casos de COVID-19. El valor de las pruebas de antígenos es de US$200,000.00, obtenidas gracias a fondos de la OPS y la OMS que fueron reenfocados para atender a la emergencia. 

Piedad Huerta indicó que “estas pruebas son muy fácil de ser implementadas por los equipos de respuesta rápida directamente en los albergues, con resultados en 30 minutos, así que si hay un caso positivo de COVID-19 se puede detectar inmediatamente, aislarla y llevarla al establecimiento de salud. Con esto apoyamos al país para seguir deteniendo la propagación de la pandemia”.

La Ministra de Salud  agradeció esta y las otras donaciones  que la OPS/OMS ha realizado a favor del pueblo hondureño, expresando que “agradecemos esta importante donación que viene en un momento tan crítico para el país y que vendrá a beneficiar el proceso de diagnóstico laboratorial, especialmente en los albergues con una prueba que permitirá un diagnóstico rápido; además de fortalecer la atención en los albergues y la población afectada por la tormenta Eta y la COVID-19”.

Las nuevas pruebas, aprobadas recientemente por la OMS, podrían transformar la respuesta de la región a la COVID-19 al permitir a los trabajadores de la salud realizar pruebas precisas y rápidas para pacientes sintomáticos, incluso en comunidades remotas.

Las pruebas rápidas de antígenos son más precisas para determinar si alguien está actualmente infectado, a diferencia de las anteriores pruebas rápidas de anticuerpos, que pueden mostrar cuándo alguien ha tenido COVID-19, pero a menudo dan un resultado negativo durante las primeras etapas de la infección,

Asimismo, la Organización está ayudando a países de la región a poner en práctica nuevos protocolos de pruebas para que los trabajadores de salud tengan claro cómo utilizar los nuevos diagnósticos e informar sus resultados. En ese sentido, una serie de consultas y entrenamientos sobre la aplicación de la prueba de diagnóstico rápido de antígenos se han celebrado o están celebrando con Jamaica y Venezuela, así como con Honduras, Costa Rica y Trinidad y Tobago.

Información adicional:

El Fondo Estratégico de la OPS, un mecanismo de cooperación técnica regional para la adquisición conjunta de medicamentos esenciales e insumos de salud, está trabajando con los países para adquirir estas pruebas de diagnóstico.

Las pruebas de diagnóstico por PCR, que son muy precisas y deben realizarse en entornos de laboratorio, siguen siendo el método de referencia, pero se enfrentan a retrasos en la obtención de resultados en comparación con las pruebas rápidas. Según la OPS, las pruebas de antígenos no reemplazan a las de PCR, sino que complementan la detección molecular.

La detección basada en antígenos debe ser prioritaria para los casos sospechosos leves o ambulatorios y, eventualmente, en contactos de pacientes confirmados en entornos cerrados; su uso en otros tipos de procesos como en puertos de entrada o en la búsqueda de casos asintomáticos no es actualmente recomendado por la OPS.

Las pruebas forman parte del Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (ACT) de la OMS para desarrollar, adquirir y distribuir nuevas herramientas fundamentales para luchar contra la pandemia.