La región de las Américas avanzó el acceso a la salud en 2019, pero enfrenta nuevos desafíos en 2020 debido a la pandemia de COVID-19

16 Sep 2020
Doctor with patient

La Directora de la OPS informó a la Organización de los Estados Americanos sobre los logros regionales en salud en 2019

Washington, DC, 16 de septiembre de 2020 (OPS) —La Región de las Américas logró importantes avances en la expansión del acceso a la salud en 2019, pero en 2020 enfrenta nuevos desafíos como resultado de la pandemia COVID-19, la Directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa F. Etienne.

Al hablar ante la Organización de los Estados Americanos, la doctora Etienne describió su informe anual sobre 2019, donde se detallan "algunos de los logros de salud más destacados para nuestra región", así como los principales desafíos futuros.

“Sin políticas integradas de salud y protección social, no podemos mitigar el terrible impacto de la COVID-19 en nuestros medios de vida económicos. La salud debe abordar las inequidades y contribuir a sacar a la gente de la pobreza, no al revés”, dijo, refiriéndose a un informe conjunto reciente lanzado por la OPS-CEPAL.

“La atención médica universal sigue siendo un principio fundamental de la salud y el desarrollo. Incluso en este momento de crisis, debemos asegurarnos de que todos, independientemente de sus ingresos, etnia o género, tengan acceso a una atención de calidad cuando la necesiten, sin incurrir en dificultades financieras”, dijo el Dr. Etienne. 

En las Américas, dijo, “enfrentamos un desafío sin precedentes, uno que requiere sistemas de salud fuertes y bien financiados para ayudarnos a superar esta crisis y permitirnos recuperarnos. No hay duda de que los países y las ciudades necesitan intervenciones significativas y sostenidas en todos los sectores para suprimir el COVID-19, proteger los beneficios de la salud y abordar la creciente pobreza y las desigualdades. La salud de nuestras comunidades y la salud de nuestras economías dependen de ello”.

Al abordar las iniciativas de salud universal, Etienne dijo que “con el apoyo de la OPS, a fines de 2019, 33 países y territorios de las Américas estaban implementando acciones para la realización creciente de la salud universal. Estas acciones incluyeron reformas sustanciales del sector de la salud, opciones de políticas para el financiamiento de la salud, cambios en la legislación y la definición de estrategias, planes y hojas de ruta”. 

La OPS lanzó el “Pacto Regional de Atención Primaria de Salud para la Salud Universal: APS 30-30-30”, que establece metas para eliminar las barreras al acceso a la salud y aumentar el financiamiento para el primer nivel de atención en un 30% para 2030, agregó.

El gasto público en salud como fracción del Producto Bruto Interno aumentó de 3.3% a 3.6% en 5 años en América Latina y el Caribe, y los gastos de bolsillo como proporción del gasto total en salud disminuyeron de 31.3% a 28.6%, según su informe.

La Directora de la OPS dijo que “la información imparcial, la transparencia y la rendición de cuentas en la asignación y el uso de recursos para medicamentos y otras tecnologías sanitarias siguen siendo fundamentales para construir sistemas de salud más eficaces y eficientes”. La OPS está fortaleciendo a su Fondo Estratégico para el Acceso a los Medicamentos y Tecnologías de la Salud, que aumentó la adquisición de medicamentos esenciales, kits de diagnóstico y suministros para el control de vectores en un 17% en comparación con 2018. El volumen total de suministros entregados por el Fondo en 2019 aumentó en un 81% en comparación con el año anterior.

“El trabajo conjunto entre el Fondo Estratégico de la OPS y el Mercosur resultó en mejores precios y ahorros de costos significativos que alcanzaron entre el 50 y el 80 % para la mayoría de los países de la Región. Esto permitió la incorporación de medicamentos y moléculas biológicas recomendados por la OMS que son herramientas terapéuticas clave para la hepatitis C y el cáncer de mama, al tiempo que garantizan el acceso, la calidad y la disponibilidad”, explicó Etienne. 

La Directora de la OPS citó avances en la introducción de nuevas vacunas en las Américas, pero advirtió: “Seguimos siendo testigos de los efectos devastadores que la reducción de la cobertura de vacunación puede tener para nuestras poblaciones más vulnerables”.

Tras señalar que las enfermedades no transmisibles como la diabetes, la obesidad, la hipertensión, el cáncer y el consumo de tabaco están aumentando continuamente, Etienne indicó que la OPS ha estado trabajando con socios, incluidas agencias del Sistema Interamericano, para reducir la carga y el impacto de estas enfermedades.

También detalló el trabajo de la OPS en la eliminación de enfermedades, los determinantes ambientales de la salud y la lucha contra la resistencia a los antimicrobianos. Sobre las emergencias de salud, Etienne dijo que la OPS envió "expertos y suministros a todas las emergencias con posibles impactos en la salud en 22 países y territorios, dentro de las 48 horas posteriores al inicio o solicitud de apoyo".

 “En la OPS trabajamos con asiduidad para ayudar a los ministerios de salud a responder a esta crisis. Desafortunadamente, nuestra región se ha convertido en el epicentro de la pandemia de COVID-19, y los casos aumentan en casi todos los países y en algunos países a tasas muy alarmantes. Les pediría nuevamente que por favor compartan con sus gobiernos y electores en casa que nunca es demasiado tarde para revertir esta epidemia. Los líderes deben tomar medidas y los ciudadanos deben adoptar nuevas medidas. Todos debemos hacer lo que podamos para mitigar el impacto de esta terrible enfermedad”, concluyó.