La OPS/OMS apoya a Belice tras el paso del huracán Lisa

18 Nov 2022
Assessment of the damage caused by hurricane Lisa in Belize

Washington, D.C., 18 de noviembre de 2022 (OPS) - La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) está apoyando a Belice para atender las necesidades médicas y garantizar la continuidad de los servicios de salud en las zonas devastadas por el reciente paso del huracán Lisa.

Lisa tocó tierra en Belice el 2 de noviembre como huracán de categoría uno, trayendo fuertes vientos, inundaciones y tormentas y mareas repentinas en toda la costa del país, azotando especialmente el distrito de Belice. El huracán afectó a 172.000 personas, provocando el desplazamiento temporal de al menos 5.000 que buscaron refugio en albergues gestionados por el Estado.

La OPS, a través de la oficina de país en Belice, estableció un Equipo de Respuesta a Desastres para apoyar al Ministerio de Salud y Bienestar (MoHW). El Equipo realizó evaluaciones en los hospitales nacionales y de referencia Karl Heusner Memorial Hospital, Matron Roberts y Cleopatra White Polyclinics en el distrito de Belice, así como en instalaciones de salud en zonas rurales, como el Centro de Salud de Hattieville. El equipo de la OPS también evaluó los hospitales inteligentes recientemente modernizados, financiados por el Reino Unido, y los que se están modernizando en el marco de la Unión Europea, y comprobó que los daños eran mínimos o nulos.

"Nos estamos centrando en la realización de evaluaciones de riesgos y desastres de los centros de salud y estamos facilitando la adquisición de suministros esenciales no médicos y médicos, como equipos de protección personal (EPP), medicamentos, mosquiteros, botiquines de primeros auxilios, repelentes de insectos, alimentos no perecederos y agua, saneamiento y productos de higiene", dijo la Dra. Noreen Jack, representante de la OPS/OMS en Belice.

El equipo de la OPS también visitó los principales refugios para proporcionar orientación sobre el mantenimiento de las medidas sanitarias del COVID-19 para prevenir brotes dentro de las instalaciones.

"Inmediatamente después de la tormenta, el equipo de país de la OPS se puso en contacto con el Ministerio para apoyar en la respuesta, inspeccionando las instalaciones de salud y los refugios y proporcionando una evaluación para identificar los daños o las necesidades", dijo la Directora de Salud Pública y Bienestar del Ministerio de Salud y Bienestar, la Dra. Melissa Díaz-Musa.

"El equipo de la OPS también ha ofrecido adquirir suministros de emergencia para la población afectada. El Ministerio de Salud y la OPS siguen colaborando no solo en tiempos de necesidad, sino también en tiempos regulares, para asegurar un sistema de salud resistente y robusto para nuestro país", añadió la Dra. Díaz-Musa. 

Con el fin de fortalecer el sistema de vigilancia de enfermedades del país, la OPS también está brindando cooperación técnica y orientación al Ministerio para monitorear las enfermedades transmitidas por vectores, el agua y los alimentos.

El Equipo de Respuesta a Desastres de la OPS acompañó a las autoridades sanitarias nacionales en las visitas a las aldeas y comunidades vulnerables para inspeccionar la calidad del agua, incluyendo la prueba de los niveles de cloro para garantizar la seguridad del agua, ya que esto juega un papel importante en la prevención de las enfermedades transmitidas por el agua durante y después de un desastre.

"La OPS continuará trabajando con el Ministerio de Salud y Bienestar de Belice, las Naciones Unidas y otros socios en el país para fortalecer las capacidades del sector de la salud en la prevención de enfermedades, la vigilancia y la respuesta durante la recuperación del huracán Lisa", dijo el representante de la OPS en el país.

Clasificado como pequeño estado insular en desarrollo, las costas bajas de Belice, el aumento del nivel del mar, la erosión costera y el clima tópico se combinan para hacer que el país sea vulnerable a los huracanes, las inundaciones y las mareas y tormentas repentinas. Casi todas las instalaciones sanitarias nacionales se encuentran en zonas de riesgo.

La OPS/OMS ha apoyado los esfuerzos del país para fortalecer la preparación y la respuesta a tales emergencias, por ejemplo, adaptando las instalaciones de salud y haciéndolas más eficientes desde el punto de vista energético y resistentes a los desastres sensibles al clima, como los huracanes.  

La Organización también ayuda a los países en otras actividades de preparación para desastres, proporcionando orientación para proteger la vida de los pacientes y los trabajadores sanitarios y para garantizar que los servicios de salud sigan funcionando eficazmente durante y después de las emergencias.