Centroamérica inicia plan piloto de farmacovigilancia de medicamentos utilizados en COVID-19

27 Oct 2020
devices COVID-19

Washington DC, 27 de octubre del 2020 (OPS)- Representantes de las Agencias Reguladoras Nacionales (ARN) y de los ministerios de salud de los países de Centroamérica lanzaron la Comisión Centroamericana para la Vigilancia de Medicamentos COVID-19, el 7 de octubre de 2020, durante la reunión del Proyecto de Farmacovigilancia de medicamentos utilizados en COVID-19 en Centroamérica. La iniciativa busca dar seguimiento a eventos adversos de medicamentos utilizados en la atención de pacientes con COVID-19 seleccionados en centros especializados en la región.

“La Comisión establecerá una estrategia para la vigilancia estimulada de los efectos adversos de los productos utilizados para tratar la COVID-19, comenzando con el diagnóstico del estado de  la farmacovigilancia en cada país, el manejo de la COVID-19 y luego, estableciendo un piloto en uno de los centros de atención COVID-19 en cada uno de los países participantes”, dijo Analía Porrás, jefa de la unidad de Medicamentos y Tecnologías Sanitarias de la OPS.

Asimismo, Porrás agradeció el acompañamiento de la Fundación Bill y Melinda Gates y a los delegados de las ARN por los esfuerzos para el fortalecimiento regulatorio en la región. 

Los delegados acordaron iniciar con un plan piloto de farmacovigilancia en el cual los países presentarán las guías actualizadas de manejo de COVID-19 y el estado de los centros de atención de la pandemia. Además, los países participantes se mostraron dispuestos a fortalecer los sistemas de farmacovigilancia nacionales, en especial la farmacovigilancia activa, aprovechando las fortalezas regionales y el apoyo de OPS y la Fundación Bill y Melinda Gates.

Como parte de la actividad, Shyam Bhaskaran, Director Adjunto Interino de la Fundación Gates, expuso la estrategia denominada “Global Smart Safety Survillance (3S) work” para la vigilancia de medicamentos.

Participaron de la reunión delegados de las ARN y ministerios de salud de Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana. 

La iniciativa es parte de los esfuerzos conjuntos de la OPS y los países para mejorar el acceso a medicamentos y tecnologías sanitarias seguros, eficaces y de calidad en la región de Centroamérica.