Destaca OPS/OMS a la bicicleta como herramienta para lograr Objetivos de Desarrollo Sostenible

3 Jun 2021
DM Bicicleta

Ciudad de México, 3 de junio de 2021 - Desde 2018, la Asamblea de las Naciones Unidas declaró el 3 de junio de cada año como Día Mundial de la Bicicleta, reconociendo a este vehículo como un medio de transporte sostenible, sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud.

Los desplazamientos en bicicleta o a pie, disminuyen la posibilidad de contagio de COVID-19 en relación con el transporte público. El uso de la bicicleta promueve además la salud física y mental, previene el sedentarismo que constituye uno de los factores de riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, hipertensión, obesidad, entre otras). Además, ayuda a mejorar la buena calidad de aire en las ciudades y recupera el espacio público para las personas.

Por sus beneficios individuales y colectivos a escala local y global, la bicicleta contribuye a alcanzar 11 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, así como las metas de reducción de emisiones contaminantes acordadas en los Acuerdos de París. La bicicleta contribuye a garantizar una movilidad urbana saludable, segura, sostenible y solidaria; constituye un mecanismo para la lucha contra la pandemia de obesidad y sobrepeso que aqueja a la población mexicana; reduce la contaminación del aire y por ruido y puede ayudar a mitigar las condiciones de aislamiento y soledad que afectan a la salud mental por la pandemia de COVID-19.

Para incrementar el uso de la bicicleta en las ciudades mexicanas, las ciclovías y biciestacionamientos son algunas de las tecnologías actualmente disponibles que mayores resultados positivos producen de forma inmediata, con el menor impacto negativo y con un retorno de la inversión de cerca de veinte veces lo que cuesta construirlas.

Por todos estos beneficios, la OPS/OMS exhorta a las personas tomadoras de decisión en todos los ámbitos a incluir el uso de la bicicleta en sus proyectos legislativos, de inversión y desarrollo, y en sus decisiones de política pública o institucional, a fin de que más personas puedan pedalear de forma segura y cómoda.